Decálogo del corredor popular: ser realista (punto 1)

Por Javier Serrano para carreraspopulares.com
Javier Serrano, autor del artículo
Javier Serrano, autor del artículo

¿Por qué corremos? Después de darle muchas vueltas, he encontrado la respuesta a esta pregunta. Los runners corremos porque nos gusta, dar zancadas nos hace sentir bien, disfrutamos. En definitiva, corremos porque nos da la gana, es nuestra afición. Y como ocurre con toda afición, el objetivo último es ser felices practicándola.

El problema viene cuando se nos olvida algo tan básico: si correr es nuestra afición y por tanto debemos disfrutar, ¿por qué a veces nos sometemos a niveles de exigencia tan elevados? He elaborado un decálogo de consejos para el corredor popular, y el primero de ellos es SER REALISTA. Así de simple.

Nadie mejor que uno mismo conoce cuáles son sus posibilidades: sabemos qué calidad tenemos como corredores, cuánto tiempo le podemos dedicar al entrenamiento, en qué estado de forma nos encontramos, qué carreras vamos a preparar. Así que es fundamental que los objetivos deportivos que nos marquemos sean realistas, acordes con lo que sabemos que podemos dar de sí.

A todos nos gustaría batir el récord del mundo de maratón, pero no se puede. Así que cada uno debe buscar cuál es su meta personal e ir a por ella. Y es mejor que, ante la duda, seamos conservadores: si calculamos que en condiciones ideales podemos alcanzar una determinada marca, no nos fijemos como objetivo esa marca, porque no siempre se dan las condiciones ideales. Vamos a darnos cierto margen, por si luego surge algún imprevisto —lluvia, viento, molestias físicas—, de forma que podamos valorar nuestro rendimiento de forma positiva más allá de si hemos roto una determinada barrera de tiempo o no.

Eso no significa renunciar a ir a tope, a poner toda la carne en el asador y a la marca de nuestros sueños. Claro que podemos ir al límite y exprimirnos hasta el máximo de nuestras posibilidades. El realismo no tiene nada que ver con la intensidad del esfuerzo, sino en cómo valoremos el resultado. A veces no alcanzamos la marca ideal y sin embargo tenemos motivos de sobra para sentirnos orgullosos del entrenamiento que hemos hecho en los últimos meses y de cómo hemos competido.

Bastante duro es esto de correr como para que nosotros lo pongamos todavía más difícil con exigencias mayúsculas que sólo nos llevarán a la frustración y la insatisfacción. Disfrutar de correr empieza por ser realistas con nuestros objetivos y porque nos tratemos bien a nosotros mismos. Os dejo el vídeo en el que hablo de ello.

Javier Serrano
Periodista, escritor y corredor popular
Autor del videoblog Running, cámara, ¡acción! Running, cámara, ¡acción!

SOBRE EL AUTOR

Javier Serrano
Periodista, escritor y maratoniano


8.001

Articulos relacionados

Entrenamientos Iníciate en el Running
Reportajes Consejos para correr un Maratón: Estela Navascués
Salud Supera el vacío mental tras una gran carrera

También te puede interesar

Reportajes Los peores consejos para runners (aunque bien intencionados)
Reportajes Correr en solitario vs. correr en grupo ¿Quién gana?

Las más vistas

Entrenamientos ¿Cuándo fracasa un deportista amateur?
Salud Prueba de esfuerzo