La mente también corre: prepárala hasta la línea de llegada

Por Antonio Ibáñez Escribá para carreraspopulares.com

Desde siempre cuando nos preparamos una prueba, ponemos el acento en la preparación física, en la alimentación,etc, pero, ¿qué ocurre con la mente?, no nos podemos olvidar que la mente también corre.

Cada día más los deportistas, sea cual sea su implicación (popular, amateur, profesional), se preocupan y se preparan a fondo cualquier prueba, en especial la prueba reina por excelencia, el Maratón, una de las más populares en el panorama Running, no es para menos.

En esta preparación se suele tener en cuenta una programación más o menos estricta con macrociclos, microciclos, alimentación, tiradas cortas, tiradas largas, trabajo de fuerza, descansos, etc. Pero, ¿y cómo se entrena la “cabeza”?. Generalmente no se le da la importancia que se debería, a pesar de que los grandes deportistas del panorama nacional e internacional tienen muy claro que el componente mental o psicológico es fundamental a la hora de aumentar el rendimiento deportivo y cada vez es mayor la presencia de un psicólogo del deporte en los equipos para este fin.

Lo ideal como en toda preparación es hacer antes una planificación de aquellos aspectos necesarios a nivel psicológico que van a ayudarnos a conseguir nuestros objetivos y optimizar el rendimiento.

Allá van unos consejos a tener en cuenta antes de la carrera:


- Mantener la motivación en los entrenamientos durante la preparación (expuestos a altibajos durante la temporada).

- Ayudar a identificar emociones y pensamientos poco adaptativos (“no lo voy a conseguir” ), con el fin de sustituirlos.

- Desarrollar la autoconfianza, marcándose retos y objetivos realistas y conseguirlos de manera sistemática.

Pero, si por desconocimiento o por verlo innecesario, no se ha llevado a cabo esta preparación psicológica de manera adecuada y ya estás a punto de enfrentarte a tu objetivo, aquí van algunos aspectos que nos pueden ayudar en la línea de salida y durante la carrera:

- Mantener a raya la ansiedad previa (precompetitiva), que puede ser una fuente de fatiga anticipada, y guardar nuestras energías para la carrera que nos espera.

- Marcarnos objetivos realistas, acorde a nuestras capacidades y subobjetivos que nos hemos marcado en los entrenamientos. Podemos prepararnos la carrera como una sucesión de objetivos a corto plazo.

- El Maratón, en especial a partir de un punto, ya no se corre en las calles sino dentro de nuestra cabeza, es el llamado “muro”. Es el momento en el que la mente se vuelve más importante que el cuerpo y empiezan a acudir pensamientos y emociones que, si no se controlan, son la diferencia entre acabar con un buen tiempo o incluso no acabar. Una buena estrategia es tener una palabra clave específica, la denominada “Key Word” (Stop, Fuera, Detener) para apartar los pensamientos negativos que nos alejan de la meta y tener preparadas ciertas imágenes o sensaciones positivas (otras carreras que hemos conseguido terminar con buenos tiempos, por ejemplo), o “focalizar la atención” en aspectos externos como el entorno, los edificios, la cadencia de pasos, etc.


Estos son pequeños consejos, pero no son “varitas mágicas”, y cuanto más se hayan entrenado y con mayor anticipación a la carrera (dentro de un programa de entrenamiento psicológico específico), más fácil será el ponerlos en marcha y mejor rendimiento obtendremos.

Tenlo en cuenta una vez termines y planifica tu próxima carrera asumiendo el entrenamiento psicológico como una parte esencial de tu preparación. Porque entrenar bien tu mente es la base para entrenar bien tu cuerpo.

Antonio Ibáñez Escribá
Psicólogo del Deporte



10.016

Tambien te puede interesar

Aprende a usar bien los bastones para correr por montaña
Chema Martínez Pastor

Usar bastones para ayudarnos en las carreras de montaña es algo bastante práctico para mejorar nuestra postura y para evitar sobrecargar demasiado las piernas. Pero es importante aprender a usarlos bien. Te dejamos estos consejos de la mano de nuestros amigos de Top Trail.

Ejercicios de fuerza resistencia para corredores (II)
Fernando Ortiz

¡No te olvides de ningún músculo! Te proponemos una serie de ejercicios básicos que complementan a los ejercicios de gimnasio más habituales. Estos también son primordiales para correr más, mejor y, sobre todo, con mayor seguridad.

Consejos para superar la rutina en tus entrenamientos
Victor García

¿Estás cansado de hacer siempre lo mismo? ¿Sales a correr siempre sin ganas? ¿No sabes qué te ocurre? Víctor García te ayuda a superar esos momentos con estos consejos profesionales.

El descanso del corredor
David Calle

Después de hablar tanto de ritmos, marcas, entrenamientos duros o umbrales de esfuerzo, ahora toca hablar de algo a lo que a menudo no se le presta toda la atención que se le debe: el descanso. El entrenador de atletas populares David Calle nos explica por qué es tan importante para el entrenamiento.

Las mas vistas

¿A los runners nos crecen los pies?
Rubén Sánchez-Gómez

Es bien sabido cómo correr ´modifica´ partes de nuestro cuerpo. Nos vuelve más atléticos, aumenta el porcentaje de fibra y reduce el de grasa. Pero ¿es posible que también haga que nos crezcan los pies? Nuestro podólogo de cabecera nos da las claves.

5 alimentos que te salvarán en septiembre
Laura Jorge

Energía y mantener la línea. ¿Es lo que buscas? Queremos volver a la rutina, con nuestro día a día y nuestros entrenamientos, pero también queremos aligerar lo que hemos ganado en verano. Laura Jorge nos propone algunos alimentos cargados de energía pero que nos ayudarán a mantener la línea.

Preguntas y respuestas para runners (IV)
carreraspopulares.com

¿Cuánto tiempo tardas en recuperarte después de un entrenamiento fuerte? ¿Cómo evito la fatiga? ¿Qué pasa si tengo unos glúteos débiles? ¿Cuál es el mejor arroz para corredores? La respuesta a estas y otras preguntas para corredores, en nuestra nueva entrega de Preguntas y respuestas para runners.

¿Cómo recuperar los buenos hábitos tras el verano?
Laura Jorge

Los aperitivos, picoteos al sol y las cervecitas pasan factura. No están mal para una época, pero los buenos hábitos en la alimentación deben imponerse. Sigue unas pautas y, poco a poco, todo volverá a la normalidad.