El abrazo de meta

Por Mario Trota para carreraspopulares.com - 28/11/2019
El abrazo en meta es uno de los gestos más satisfactorios de correr una carrera
El abrazo en meta es uno de los gestos más satisfactorios de correr una carrera

Es uno de los gestos especiales de una carrera. Cruzar la meta junto a alguien y acabar fundidos en un abrazo. O encontrarse allí con algún familiar o amigo que te ha estado animando y te espera para rodearte con sus brazos y felicitarte de una de las maneras más gratificantes que un corredor puede desear.

Los que han experimentado esta sensación estarán de acuerdo conmigo. Sobre todo si ocurre después de una carrera dura, épica, en la que hemos conseguido algún objetivo, o simplemente acabar tras un gran esfuerzo.

Yo, de hecho, no era muy de abrazar. En realidad, todo comenzó cuando empecé a correr. La camaradería que surge entre los amigos que sufren juntos en un entrenamiento o en una carrera es difícil de igualar. Y pronto comprendí que ese sencillo ‘achuchón’ dice más de lo que parece a primera vista.

Pero hay muchos tipos de abrazos en meta. Y muchas personas a las que mostrar algo con este gesto.

Está el abrazo con un amigo, pareja o compañero con el que has corrido durante toda la carrera. Has compartido momentos buenos y, posiblemente, malos. Seguro que hasta le has dicho que no pasa nada, que vas mal, que tire él o ella, que ya os veréis en meta. Pero habéis acordado ir juntos hasta el final, y te espera, y te anima y te acompaña. Y cuando cruzáis bajo el arco el abrazo es de agradecimiento, sobre todo, pero también de cariño y amistad.

Si se trata de una carrera especial, tu primer 10 k, tu primera maratón o el día que has conseguido una marca importante, ese momento es aún más intenso. Y la fuerza con la que aprietas el cuerpo de esa persona contra el tuyo es aún mayor. Sonrisas y lágrimas suelen acompañar tan emotivo gesto.

Los abrazos de los acompañantes reconfortan en meta
Los abrazos de los acompañantes reconfortan en meta

Con amigos y desconocidos

Luego está el abrazo con un desconocido. Esa persona con la que coincides en carrera y que, por una cosa u otra, acaba siendo alguien especial durante unos kilómetros. Quizá ha visto que tenías problemas o pasabas por algún bajón. O simplemente os habéis juntado y mantenido de forma silenciosa un mismo ritmo dando apoyo el uno al otro. O habéis comenzado a charlar sin más y os habéis caído bien. En meta el abrazo ha sido de despedida, porque posiblemente no os veréis nunca más. Pero seguro que también os habéis transmitido respeto y agradecimiento mutuo.

Y luego está ese abrazo con la persona que te espera al otro lado. El más profundo de todos si se trata de esa carrera importante. Si es en una gran maratón, hay que esperar bastante, hasta que pasas por el avituallamiento, el guardarropa y consigues salir de la zona de seguridad. Pero tu pareja, tu hijo, tus padres o ese amigo especial están allí. Y cuando abren sus brazos para reconfortarte y felicitarte por lo que has hecho, parece que se para el mundo y es imposible contener las lágrimas.

Los más especiales

Yo he dado muchos abrazos en meta. De todos los tipos que he descrito. Incluso a un voluntario que me entregaba la medalla al acabar la maratón. Pero hay algunos que recuerdo con bastante ternura y nunca se olvidarán. Aquella vez que acompañe durante toda una maratón a mi pareja, o esa en la que ayudé a un amigo a rebajar su marca en 10 kilómetros.

Pero hay uno que me quedará siempre marcado. Aquel abrazo tras cruzar la línea de meta de mi primera maratón. Un amigo me acompañó durante toda la carrera, como había prometido. Todo fue estupendo. No sufrí nada gracias a sus consejos y a que él me iba controlando todo el tiempo.

Cuando acabamos yo estaba feliz, exultante. Nos dimos un abrazo sincero de amistad y de agradecimiento. Los dos sonriendo. Años después fui yo el que le acompañó. Él pasó por muy malos momentos por una lesión, pero aún así decidió seguir poco a poco y acabar. Esa vez fue él el que me rodeó con sus brazos para mostrar su gratitud. Y no hizo falta hablar.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular



Tambien te puede interesar

La segunda primera vez: el día que vuelva a correr
Mario Trota

El día que acabe el confinamiento y pueda salir a correr, será especial. Como un nuevo comienzo. Es como si volviéramos a la casilla de salida, a repetir aquel día que nos pusimos las zapatillas por primera vez. Pero habrá algo diferente: ahora, correr será aún más importante para nosotros.

Máquina. Así es como me llaman, aquí en Guinea-Bissau
carreraspopulares.com

Ser profesional no es fácil, llegar requiere gran esfuerzo, coraje y dedicación. Es la historia de Maquina una vida dedicada al running que todavía no ha encontrado su recompensa.

Cómo gestionar emocionalmente el confinamiento
Pedro Fernández López

El confinamiento está afectándonos emocionalmente. Y no poder salir a correr nos sitúa en un escenario complejo y difícil de asimilar. Pedro Fernández nos plantea algunas ideas para intentar gestionar nuestras emociones en estos momentos.

El irrefrenable deseo de salir a correr
Borja Martínez

Estamos encerrados y no podemos salir a correr. No nos dejan y, además, no queremos. Por responsabilidad y por solidaridad. Pero nadie debería reprimir nuestros deseos. Pensar, soñar y anhelar no son un delito o un acto insolidario.

Las mas vistas

¿Puedo correr si dono sangre?
carreraspopulares.com

¿Sabes cómo afecta una donación de sangre a tu rendimiento como corredor? Es importante que donemos sangre, fomenta las buenas prácticas médicas y salva vidas, pero también es importante que lo hagamos en el momento idóneo.

Tapering: ¿qué es, cómo se hace y por qué es necesario?
Tono Fernández

Reducir la carga de los entrenamientos antes de una competición es vital para llegar en condiciones óptimas. Es el tapering. Un proceso necesario.

Trabajo excéntrico: vital para corredores
Raquel Landín

¿En qué consiste el trabajo excéntrico? Son ejercicios muy importantes para los corredores. Mejoran nuestra fuerza, movilidad y, sobre todo, nos ayudarán a prevenir lesiones. Raquel Landín te lo explica en este vídeo.

Circuito Oregón: gana fuerza, pierde calorías
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Descubre el Circuito Oregón, ideal para ganar resistencia. Solo necesitas un kilómetro y 10 ejercicios. Te vendrá genial para rendir más y mejor. Te lo explican desde Clockwork.