Guía del corredor novato: el compañerismo

Por Mario Trota para carreraspopulares.com
Ayudar a un corredor, darla ánimos, es una forma de compañerismo que agradecerá
Ayudar a un corredor, darla ánimos, es una forma de compañerismo que agradecerá

Todos los que llevan en el mundillo del llamado ´runnig´ algún tiempo sabesn que este deporte te da mucho. Y ya hemos hablado de ello en anteriores artículos. Pero una de las cosas que más satisfacción produce es descubrir el compañerismo que surge entre los corredores, sobre todo cuando estamos en una carrera.

Si has llegado hace poco al atletismo popular y empiezas a participar en carreras o a frecuentar lugares habituales para corredores. O si llevas mucho tiempo pero nunca te has parado a pensar en este particular aspecto de esta afición, aquí te dejo algunos consejos. Puedes seguirlos o no.

No son consejos técnicos para entrenar mejor, ni para mejorar tu técnica de carrera. Son algunas recomendaciones que me atrevo a trasladarte para intentar que disfrutes al máximo corriendo y siendo buen compañero. Porque eso, lo digo por experiencia propia, es otra de las consecuencias positivas de ser corredor. A mí me gusta decir que, entre otras cosas, corro porque me ayuda a ser mejor persona.

-Ofrece tu ayuda al que la necesite. Se dará el caso, seguro y por desgracia, de que te encuentres a otro corredor en problemas. Una lesión, una caída, una ´pájara´. Si ves que no es muy grave, puedes simplemente gritar cuando pases junto a él y preguntar si necesita algo. Lo normal es que no sea algo muy importante y el afectado te salude, te dé las gracias y te diga que sigas tu camino.

Si ves que está desorientado o mareado (en una carrera en ruta o en montaña, da igual) para y pregunta si necesita agua o algo de comer.

Si en realidad tiene un problema que puedas ayudar a resolver, no lo dudes. Por experiencia de nuevo te digo que en ese momento las marcas importan poco. Lo realmente importante es ver cómo ese corredor se recupera o tiene un apoyo mientras llegan las asistencias.

En una carrera de montaña, durante una bajada bastante técnica, unos metros por delante de mí un corredor tropezó y rodó estrepitosamente unos metros abajo. Se rozó toda la pierna con las piedras y se dio un fuerte golpe en el brazo. Dos o tres que veníamos detrás paramos a ayudarle. Le levantamos y miramos sus heridas. El siguiente punto de control con ambulancia estaba a unos dos kilómetros. Cuando vimos que no era nada muy grave y podía caminar (cojeando), algunos seguimos adelante y otro corredor se empeñó en acompañarle caminando.

Curiosamente, el chico se recuperó de forma estupenda y, a pesar de los dolores, volvió a correr y me alcanzó a unos kilómetros de la meta. Como agradecimiento, y ya que yo estaba pasándolo mal, decidió acabar la carrera conmigo.

En los avituallamientos, cuando acabes de beber, puedes ofrecer agua a otros corredores que no hayan podido coger su botella
En los avituallamientos, cuando acabes de beber, puedes ofrecer agua a otros corredores que no hayan podido coger su botella

-En un avituallamiento, antes de tirar la botella de agua medio vacía (siempre en un contenedor instalado por la organización, por favor), ofrece en voz alta a alguien si quiere beber. Algunas veces ocurre que, por los ritmos que llevamos, porque el avituallamiento sea corto o por cualquier otra circunstancia, un corredor no puede coger una botella o un vaso con líquido. No cuesta nada pasarle algo de agua si ya has terminado. Rara vez nos bebemos toda la cantidad que nos dan en cada avituallamiento. Si ves que a tu alrededor todos van servidos o no estás en disposición de pasar agua a nadie, puedes seguir.

-Anima a los otros corredores. Si ves que van ´tocados´ y con dificultades para mantener un ritmo adecuado en algún punto de la carrera, les sentará genial recibir un grito de aliento, un empujón psicológico. Es habitual usar frases del tipo "venga, que ya no te queda nada"; "ánimo, que lo puedes conseguir"; "adelante, ¡tú puedes!" No por ser típicas dejan de ser efectivas, aunque vengan de un desconocido.

-Si en un momento de la carrera llegas a la altura de un grupo o de un corredor y te acoplas a su ritmo, intenta dar relevos y participar con ellos para mantener la marcha. Siempre puedes hablar y pactar ayudaros mutuamente para intentar llegar juntos a la meta y mejorar vuestra marca o conseguir el objetivo que ambos queráis.

Aunque a veces no hace falta ni hablar. En una ocasión me ocurrió que coincidí con un corredor en el kilómetro 5 de una carrera de 10, y los dos llevábamos un ritmo muy similar. Sin hablar ni mirarnos, ambos supimos que ir juntos, codo con codo, a veces uno tirando, a veces el otro, iba a ser de gran ayuda. En los últimos 500 metros, él tuvo menos fuerza y yo me adelanté.

Entré en meta unos segundos antes, le esperé, nos abrazamos y nos dimos las gracias y la enhorabuena. En otras ocasiones el que ha entrado detrás en la meta he sido yo, pero el corredor me ha esperado igualmente para decirme algo de tipo: "buena carrera".

En carreras más largas o más duras (pruebas de montaña) de esos momentos puede surgir una amistad. En una carrera de ´trail´ coincidí con un corredor con el que empecé a hablar en el kilómetro 12 (eran 32) y charlando y corriendo hicimos la prueba juntos hasta el final.

Cuando yo me sentí mal, él me esperó y me ayudó dándome uno de sus geles. Cuando él se cayó yo le ayudé a levantarse y le esperé hasta que estuvo recuperado del todo. Los dos pensamos lo mismo: "ya da igual la marca, vamos a acabar juntos".

Los dos nos lanzamos a la meta y al terminar nos abrazamos. Hoy coincido con él en muchas carreras y nos hemos hecho amigos.

-Sé amable con los voluntarios de la carrera. Lo normal es que no tengan culpa de nada si surge un problema organizativo. Están allí para ayudar y animar. Y no cuesta nada dar las gracias y devolver una sonrisa a sus ánimos. Siempre que nuestro esfuerzo lo permita, claro.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular



Tambien te puede interesar

Cosas que cambian en tu vida cuando empiezas a correr: la ropa
Marisol Galdón

¿Has pensado alguna vez qué cosas han cambiado en tu vida desde que eres runner? Tu relación con la ropa de deporte es una de las que, posiblemente, más han hecho cambiar tu día a día.

El irrefrenable deseo de salir a correr
Borja Martínez

Estamos encerrados y no podemos salir a correr. No nos dejan y, además, no queremos. Por responsabilidad y por solidaridad. Pero nadie debería reprimir nuestros deseos. Pensar, soñar y anhelar no son un delito o un acto insolidario.

Los beneficios del mindfulness en los corredores
Javier Ullé

Aunque no lo pueda parecer a priori, existen varias similitudes entre el mindfulness y correr. Y hay beneficios que podemos aplicar de una práctica a otra. Aquí te los explicamos.

Las 10 cosas que más nos gustan a los corredores
May Luján

¿Qué es lo que más os gusta de salir a correr? ¿Y de una carrera? Hemos comprobado que muchos de los gustos coinciden entre corredores. Y es que somos muy sencillos de contentar.

Las mas vistas

¿Puedo correr si dono sangre?
carreraspopulares.com

¿Sabes cómo afecta una donación de sangre a tu rendimiento como corredor? Es importante que donemos sangre, fomenta las buenas prácticas médicas y salva vidas, pero también es importante que lo hagamos en el momento idóneo.

La estrategia en el maratón
David Calle

Preparar una maratón requiere mucho esfuerzo y dedicación. Pero establecer la estrategia para el día de la carrera tiene también mucha importancia. David Calle nos ofrece las claves.

Tapering: ¿qué es, cómo se hace y por qué es necesario?
Tono Fernández

Reducir la carga de los entrenamientos antes de una competición es vital para llegar en condiciones óptimas. Es el tapering. Un proceso necesario.

Trabajo excéntrico: vital para corredores
Raquel Landín

¿En qué consiste el trabajo excéntrico? Son ejercicios muy importantes para los corredores. Mejoran nuestra fuerza, movilidad y, sobre todo, nos ayudarán a prevenir lesiones. Raquel Landín te lo explica en este vídeo.