Guía del corredor novato: la entrada en meta

Por Mario Trota para carreraspopulares.com
La llegada a meta es uno de los momentos más emocionantes de una carrera
La llegada a meta es uno de los momentos más emocionantes de una carrera

Es, sin duda, el momento más emocionante de la carrera. Da igual la distancia. Tampoco importa si has entrado en buenas condiciones o demasiado tocado por los kilómetros y el esfuerzo. La mente, y el cuerpo, viven algo especial cuando cruzamos bajo el arco. La reacción que tenemos en ese momento depende de cómo nos hemos tomado la carrera o cuál ha sido el reto que nos hemos marcado. Alegría, decepción, hastío, alivio, frustración o satisfacción son algunos de los sentimientos que nos asaltan en esos instantes.

Si no has participado nunca en una carrera o has corrido todavía pocas, quizá te sirvan estas pequeñas indicaciones que te ofrezco. Como digo siempre, no dejo de ser un corredor que lleva ya unos años en este mundillo y ha experimentado muchas cosas que me apetece transmitir a los que están empezando. Yo agradecí mucho esos testimonios y pequeños consejos de los amigos ya más veteranos en este deporte. Aquí van:

-En la recta de meta, sobre todo si es una gran carrera con muchos patrocinadores, posiblemente te encuentres con varios arcos publicitarios antes del definitivo. Distinguirás el de meta porque es el que tiene el reloj con el tiempo transcurrido desde la salida. Lo más importante es que no te vengas abajo al ver que los arcos pasan y pasan, y no llegas a la meta. Fija la vista en ese último arco y olvídate del resto.

-Por mucho que llegues con pocas fuerzas o algo tocado anímicamente, intenta poner buena cara y sonreír en esos últimos metros. Lo normal es que nos animemos cuando vemos la meta. Una actitud positiva hará que te sientas mejor. Es el último esfuerzo, ¡estás a punto de acabar!

-Si en la recta de meta hay público animando, date el gustazo de saborear ese momento. Si estás con fuerzas, aprovecha para devolver los saludos y agradecer los gritos y aplausos de aliento.

-Si la carrera ha sido cómoda y llegas a estos últimos metros con buenas sensaciones, date otro gustazo: acelera el ritmo y haz un sprint que te deje un buen sabor de boca y con ganas de más para la próxima.

-Si has corrido toda la carrera o buena parte de ella con algún compañero, amigo o familiar, puede ser un bonito gesto cruzarla juntos y agarrados de la mano. Incluso si sois varios.

-Por último, cuando cruces bajo el arco de meta, trata de poner tu mejor cara, aunque llegues al límite. Normalmente hay fotógrafos y cámaras de vídeo grabando el momento. No querrás que en tu primer recuerdo cruzando una meta se te vea con una fea mueca, ¿verdad?

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular


4.309

Articulos relacionados

Reportajes Guía del corredor novato: el guardarropa en las carreras
Reportajes Guía del corredor novato: esclavo de las zapatillas
Reportajes Guía del corredor novato: ¿Hay que saludar a otros corredores?

También te puede interesar

Reportajes Prepara tu debut en las carreras de montaña
Reportajes El coleccionista de lesiones

Las más vistas

Nutrición El corredor de hierro (y 2)