Consejos y trucos para beber en carrera

Por May Luján para carreraspopulares.com
Foto: Maratón Valencia Trinidad Alfonso
Foto: Maratón Valencia Trinidad Alfonso

Nos ha pasado a casi todos. Vas en plena carrera con un ritmo aceptable. Te sientes bien, ese día es tu día, vas a conseguir una buena marca. Entonces, llegas al avituallamiento, coges la botella, la destapas, comienzas a beber y, ¡todo al garete! Te atragantas, empiezas a toser o el agua va por donde no toca. Ahí se acaban esas buenas sensaciones.

Es un problema común. No tanto el atragantarse, como el tener ciertas dificultades en los avituallamientos. Está comprobado que las pulsaciones en carrera nos aumentan en los avituallamientos. Generalmente es por los problemas que tenemos a la hora de beber y por nuestros cambios respiratorios, aunque para muchos, también influyen los nervios.

En general, con la experiencia, se van aminorando esos problemas, pero aún así, suelen ser una constante. Para tratar de mejorar esas situaciones, lo primero es repetir y repetir la acción hasta que se nos dé bien, pero hay otros pequeños consejos que te podemos dar.

- Entrena los avituallamientos. Averigua cómo te van a dar el avituallamiento en tu siguiente carrera (si es en botella o en vaso, por ejemplo)y entrena esa situación. Incluso hazlo con algún amigo. Si es en vaso de papel, que prepare unos cuantos en un punto determinado y vas corriendo, lo coges, bebes y vuelves al punto para repetir la acción. Si es en botella, puedes llevarla tú mismo e ir bebiendo al ritmo en el que irás en la carrera.

- Lleva tu propio ´pitorro´. Es una opción que se va extendiendo. Las botellas que llevan incorporado ese pequeño pitorro para poder beber sin absorber (como sucede con algunos isotónicos y botellas para niños), suelen ser mucho más cómodas para muchos corredores. Lo que sucede es que en pocas carreras nos las dan. Por ello, cada vez más corredores llevan encima el pitorro que han quitado de otra botella y lo incorporan a la que le dan en carrera. Suele ser universal.

- Baja el ritmo. Así de sencillo. Quizás sea algo menos aconsejable, pero es una opción que te ayudará a beber con más calma. Si vas un poco más lento en esos puntos, podrás beber, tragar y continuar con menor riesgo de problemas.


Foto: Hastphoto
Foto: Hastphoto

- El truco del canalillo en el vaso. Cuando la opción que te den para beber sea en vaso de papel, una de las opciones que tienes es la de apretar el vaso por la parte central de su extremo superior, de manera que se deforme. Entonces te lo llevas a la boca y la parte inferior, por donde saldrá el líquido, se estrecha, formando un pequeño canal por donde podrás beber con algo de mayor comodidad. Si el vaso es de plástico, lo más probable es que no puedas hacerlo ya que se rompa al intentarlo.

- Estrujar la botella. Uno de los problemas de beber en botella durante la carrera es la entrada de aire en nuestro cuerpo mientras bebemos. Para tratar de evitarlo, podemos llevarnos la botella a la boca, manteniendo la boca cerrada. Inclinamos la botella más de lo normal, que no se mantenga recta, sino inclinada como si quedara poco líquido. Entonces apretamos la botella y el líquido sale presionado. Momento en el que abrimos la boca y el líquido entra rápido sin insertar nada de aire.

- Las ´smartdrink´. Así es como las llaman en algunos maratones. En algunas pruebas ofrecen vasos con una pequeña tapa con dos aberturas. Una de ellas es para beber y la otra por donde sale el aire. Es un sistema de ‘tapas como el que se utiliza en muchas bebidas (como el café) que se llevan por la calle, solo que algo más básico debido al coste. Ahí no hay que buscar ningún truco, simplemente saber beber.

- La paciencia. Por último, recuerda que no estás obligado (salvo que se te vaya derramando la bebida) a beber nada más te proporcionen el avituallamiento. Puedes recoger la bebida, salirte del pelotón, coger tu propia trazada y, cuando estés listo, unos metros más adelante y con tranquilidad, hidratarte. A veces un poco de paciencia ayuda a mejorar estas situaciones.

SOBRE EL AUTOR


Siguenos en:

Tambien te puede interesar

¿Corres este fin de semana? No hagas esto
Chema Martínez Pastor

Una carrera normal o importante puede torcerse si no vamos con la actitud correcta o hacemos algo indebido. ¿Tiene una carrera? ¡NO se te olvide disfrutar!

Corriendo por los puertos míticos(45): Chacaltaya, Bolivia
Jorge González de Matauco

Los chasquis... Su mero nombre hace soñar despierto a cualquier apasionado de la carrera a pie. Corredores-mensajeros por las altiplanicies peruanas y bolivianas durante el Imperio incaico. Rápidos, disciplinados y seleccionados por su discreción y devoción al emperador, corrían por relevos hasta llegar a cubrir entre 200 y 300 kilómetros cada día.

Arthur Lydiard, el hombre que popularizó el ‘running’
Luis Blanco

Fue mucho más que un entrenador. Y su influencia en el deporte popular fue determinante. Los corredores populares deben mucho al neozelandés Arthur Leslie Lydiard.

Fundamentos del turismo deportivo
Sergio Núñez Vadillo

Los eventos deportivos representan una oportunidad de negocio para los empresarios y una ocasión de generar riqueza para los organismos que los promocionan en los espacios que los acogen.

Las mas vistas

Tú elegiste correr el Maratón, no fui yo
Raquel Landín

¿Vas a correr un maratón? Pero, realmente, ¿quieres correr un maratón? Depende de ti. Raquel Landín nos hace ver que lo tenemos en la mano, pero que debemos ofrecer un compromiso por nuestra parte.

El Aquarunning. ¿Qué es y cómo te puede ayudar?
Raquel Landín

¿Tienes una piscina cerca o vives junto al mar? Pues entonces puedes practicar aquarunning. Aprende en qué consiste, cómo se realiza y los beneficios que te aporta si eres corredor/a. Con Raquel Landín

Los 7 pecados capitales en nutrición
Laura Jorge

Son errores clásicos, vale. Pero ¿los evitas? Repasemos esos hábitos que, si los conseguimos eliminar, nos convertirán en personas más sanas. Y vosotr@s, ¿sois pecadores?

La gran mentira que maravilló al mundo
carreraspopulares.com

Cada 24 de septiembre se cumple un año más de un hito en el deporte. El dopaje de Ben Johnson en una carrera que, durante 48 horas, maravilló al planeta entero. Un ídolo fugaz que marcó un antes y un después en la lucha contra el dopaje.