Corredor, ¡cuidado con los ladrones!

Por Mario Trota para carreraspopulares.com

Por desgracia, es algo cada vez más común. Llegas al coche después de entrenar con tus amigos o al acabar una carrera y encuentras un agujero en una de las ventanas y cristales esparcidos por el suelo. Evidentemente, los objetos de valor que tenías en el coche (y muchas veces algunos que no lo tienen) han desaparecido.

A mí, por suerte, no me ha pasado nunca. Pero sí a muchos amigos.

Y no os creáis que es algo que ocurre únicamente cuando vas a la montaña, dejas el coche en un lejano parking y vuelves varias horas después para encontrarte con la desagradable sorpresa de que te han robado. No. Yo he conocido casos de ladrones que han "reventado" coches en carreras cortas, con pocos participantes y que habían dejado el vehículo a apenas unos metros de la zona de salida y recogida de dorsales. Hay "amigos de lo ajeno" con muy mala idea y mucha habilidad para robar rápido y en lugares en los que asumen más riesgo.

Las historias que te cuentan amigos y conocidos, o que vives ´in situ´ son de lo más variopinto: robos muy habituales en típicos lugares de entrenamiento de corredores, en triatlones, crosses, carreras de montaña, carreras populares de asfalto, maratones... La lista es larga.

¿Y qué roban? Pues todo lo que pueden. Lo normal es que en el coche tengamos la mochila con la ropa que vamos a usar para cambiarnos cuando terminemos de correr. Y en muchos casos es material que nos ha costado mucho. También tenemos la documentación, dinero, tarjetas de crédito o el teléfono móvil. Los ladrones, en la mayoría de los casos que he conocido (y son muchos) abren el maletero y se llevan todo lo que ven. Luego es posible que muchas de las prendas que roban y la propia mochila las tiren en un contenedor o en cualquier lugar alejado. Porque a veces me pregunto: ¿para qué quieren un chándal usado y raído o una camiseta que te han regalado en una carrera popular? Es diferente en el caso de las chaquetas, gafas, cortavientos, que quizá puedan vender.

Lo normal es que cuando te enteres del robo te enfades, claro. Y que busques responsables, además de los propios ladrones. Te preguntas por qué no hay más vigilancia, de la policía o en el caso de las carreras de los propios organizadores. Es normal que te lo plantees. Pero es complicado abarcarlo todo. Y los que organizan la carrera no están obligados a vigilar los vehículos de los corredores.

Recomendaciones

Por ello, y si hasta ahora no os habíais planteado que esto os puede pasar a vosotros, os voy a dar unas recomendaciones que he elaborado a partir de charlas con amigos, de conversaciones con algún policía en el lugar de los hechos cuando han pasado después de un robo o, una vez más, tirando de la experiencia propia. Como he dicho, a mí no me ha tocado nunca, pero hace tiempo que tomo precauciones para que, si algún día me roban, al menos no se lleven nada de mucho valor.

- Si vas a una carrera, usa el guardarropa. Sí, ya sé que muchos me vais a decir que eso tampoco os genera confianza. Y que hay roperos bastante mal organizados. Pero a mí, hasta la fecha, nunca me ha ocurrido nada raro, ni me ha desaparecido la mochila, ni me han robado nada de la bolsa. He visto casos de "desorganización" que han generado colas, invasiones de corredores a la zona de ropero a rescatar sus mochilas, bolsas lanzadas desde un camión... Pero no he escuchado muchos casos de pertenencias o mochilas completas desaparecidas.

Dicho esto, también aclaro que normalmente cuando voy a las carreras (o a correr en general) nunca llevo muchas cosas de valor, y algunas de ellas las llevo encima. Eso nos lleva al segundo consejo:

- Vete a la carrera o a entrenar con lo justo. No lleves tu cartera repleta de tarjetas de crédito, billetes y documentación innecesaria. Carné de conducir (si conduces) o DNI, dinero en efectivo, el móvil y las llaves de casa y del coche, además de la ropa, son suficientes. Y en muchas ocasiones, casi todas esas cosas las llevo encima cuando corro. Si voy a una carrera y me molestan demasiado, las dejo en el ropero junto a las prendas que llevo para cambiarme.

Sé que a muchos no les gusta correr con el móvil encima. Pero si no vas a hacer un entreno muy intenso o una carrera, llevarlo en algún cinturón diseñado expresamente para ello no es tan molesto, la verdad. Yo llevo incluso las llaves de casa. Si roban en el coche, aunque haya dejado el dinero y la documentación (sí, es un engorro tremendo tener que renovar todos los documentos) al menos podré llamar a la policía y entrar en casa.

- No dejes cosas de valor a la vista dentro del coche. Es una obviedad, pero aún hay gente que lo hace.

- No abras el maletero durante mucho rato y de forma que se vea bien todo lo que tienes dentro. En la mayoría de los casos en los que roban suele haber alguien cerca mirando y fijándose en qué tienes en el maletero, qué metes en la mochila antes de ir a correr, para luego ir directamente a por tu coche porque sabe que va a encontrar un buen botín.

- No guardes las cosas de valor en el maletero. Como he dicho, si puedes evitar llevar cosas valiosas, hazlo. Pero lo normal es que miren sólo el maletero, cojan rápidamente todo lo que puedan que esté a la vista (sobre todo si están en un zona de paso) y se vayan cuanto antes. Hay lugares donde se pueden esconder objetos y encontrarlos requiere de tiempo.
Te romperán un cristal, tendrás que ir al taller... pero al menos no se habrán llevado gran cosa. Es una manera de minimizar daños.

- Si todo esto no te convence, siempre puedes hacer como algunas personas que ponen un llamativo cartel escrito a mano a la vista en el interior del vehículo en el que se puede leer: "No hay nada de valor dentro del coche". Puede ser verdad o mentira. Pero quizá sí que disuada a algún ladrón, que quiere abrir un coche cuyo contenido merezca la pena, robar y marcharse de la zona lo más rápido posible.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular



Tambien te puede interesar

Por qué la salida de las carreras se da con un disparo
carreraspopulares.com

Es uno de los métodos más usados para marcar el inicio de una carrera: un disparo de una pistola de fogueo. Aunque con mejoras y algunas variantes, el sistema es prácticamente el mismo que hace más de un siglo, cuando empezó a usarse.

Yo siempre corro rápido, ¿y qué?
Borja Martínez

Soy un corredor popular más. No de los mejores, pero tampoco se me da mal. Y aunque me gusta mucho salir a correr con amigos y compartir carreras no con ellos, cuando me pongo un dorsal quiero correr a tope, dar el máximo. ¿Es eso un delito?

Canciones para correr que no hablan de correr
Luis Blanco

Hay varias canciones icónicas para los corredores que suenan en muchas de las playlists durante los rodajes, los entrenamientos y las carreras. Canciones que, por una u otra razón, asociamos con correr o nos animan a ello. Sin embargo, la gran mayoría no lo son. ¿De qué hablan entonces?

Por qué Forrest Gump es un icono del running
Luis Blanco

Resulta curioso que tantos corredores se hayan identificado de forma tan profunda con una escena de una película que realmente no es sobre correr. Hablamos de Forrest Gump, un icono del running. ¿Por qué?

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.