Correr mola, aún más en Navidad

Por Javier Ullé para carreraspopulares.com - 17/12/2019
La época navideña es perfecta para salir a correr
La época navideña es perfecta para salir a correr

Correr es el ejercicio físico más natural que existe, seguramente, y sin darnos cuenta, lo empezamos a practicar tan pronto como somos capaces de sujetarnos de pie por nosotros mismos. La Navidad es un momento perfecto para aquello que hacíamos de forma natural cuando éramos niños.

Las Navidades son una época maravillosa del calendario (o no, que ahora está como muy de moda eso de que nos gusten), y aunque quizás disfrutes de algunos días liberado de tus quehaceres laborales, también es posible que sufras de cierto estrés. Porque a pesar de estar de vacaciones no encuentras tiempo para ti mismo y para darle un respiro a tu cabeza.

Y es que entre la asistencia al mogollón de citas gastronómicas, comprar los regalos para nuestros seres queridos y las actividades con los pequeños de la casa, nos cuesta encontrar tiempo para nosotros, precisamente cuando se supone que va a haberlo: en vacaciones.

Salir a correr en el último tramo del año, además de adelantar los buenos propósitos y terminar el ciclo de doce meses con buenas sensaciones, es una garantía de tener ese ratito que te oxigena para ti mismo, dándote la oportunidad de despejar la cabeza con ese sencillo e inigualable gesto de poner un pie delante del otro unos miles de veces.

Correr nos proporciona una excusa perfecta para comer menos en Navidad
Correr nos proporciona una excusa perfecta para comer menos en Navidad

CORRER ES LA EXCUSA

Correr puede ser la excusa perfecta en Navidades para muchas más cosas de las que imaginas. Puede ser la excusa para retirarte la noche anterior y no tomarte esa copa de más porque has quedado con algún ´compi´ o porque no puedes saltarte el entreno si no quieres penar en la próxima carrera a la que te has inscrito.

También puede ser una excusa positiva para ajustar esa ración de cordero desproporcionada o para ahorrarte la tercera copa de cava pensando en como te van a costar las series con esos kilos de más alojados a tu cintura que, por si fuera poco, luego te cuesta horrores desalojarlos de ti.

Vale que en Navidades está permitida cierta indulgencia y que se puede perdonar ciertos excesos, pero es indudable que disfrutarás mucho más y con menos sensación de culpabilidad si a ese bombón o figurita de mazapán le ha precedido una carrera matinal.

Con la expectación y excitación ante la llegada inminente de Papa Noel normalmente nos vemos atrapados por discusiones o debates de temas no demasiado interesantes con los cuñados, y, ni que decir tiene, que no hay en el mundo mejor, ni más aceptable excusa para evadirnos por un par de horas, que la muy sana y recomendable costumbre de salir a correr. A no ser que el cuñado corra también.

El placer de correr en Navidad
El placer de correr en Navidad

MOTIVACIONES PARA CORRER

Pero no sólo alguna excusa te puede venir de perlas para correr en Navidades, sino que durante esta época vamos a encontrar motivaciones adicionales para hacerlo. Por ejemplo la motivación puede venir en forma de ese par de zapatillas nuevas que nos ha dejado Santa Claus debajo del árbol y que estamos deseando salir a probar.

O bien podemos encontrar la motivación cambiando nuestros recorridos habituales y aprovechar para ver las zonas de la ciudad donde la decoración navideña es más chula y merece la pena darnos una vuelta, quizás en momentos donde está menos concurrida como puede ser al amanecer.

Y la madre del cordero de todas las opciones o posibilidades de salir a correr en Navidades es la participación en la San Silvestre de nuestra ciudad. No podemos echar por tierra el trabajo hecho hasta los últimos días antes de la carrera y no cumplir con los entrenamientos finales que nos permitirán llegar al momento y quedar como verdaderos campeones a los ojos de nuestros compañeros de trabajo y familia.

No existe mayor satisfacción, ni mayor placer terrenal que engullir la cena de Nochevieja con la sensación de haber cumplido con nota y haber corrido una San Silvestre haciendo un tiempo digno, o simplemente habiéndola disfrutado.

¡Las 12 uvas se disfrutan sencillamente mucho más!



Tambien te puede interesar

Guía del corredor novato: qué hacer después de cruzar la meta
Mario Trota

Una carrera es mucho más de lo que pasa desde el disparo de salida hasta que pasas por debajo del arco de meta. Hoy toca referirse a todo eso que hay que tener en cuenta al final.

Los efectos de correr en nuestro cerebro
Javier Ullé

Sin duda correr mejora nuestra capacidad física en general y ayuda a combatir el estrés y la ansiedad. Pero, ¿sabemos realmente qué efectos tiene la práctica del running en nuestro cerebro?

El corredor sin intermitente ni retrovisor
Borja Martínez

Es ese corredor que, en medio de un parque plagado de corredores, hace giros bruscos sin avisar; no se aparta si os encontráis de frente y no hay espacios para pasar frente a ti; o se para de golpe sin mirar atrás. Ese al que le haría falta, como si fuera en coche, llevar intermitente y retrovisor. Y usarlos.

Rotundo éxito en la décima edición de Marató BP Castelló,
carreraspopulares.com

Las victorias de Lemi Dumecha, que ha cruzado la meta en 2:07:43, y de Webalem Basaznew, que registra la mejor marca femenina en 2:27:39 convierten la Marató BP Castelló en un rotundo éxito.

Las mas vistas

Entrenamientos en cuestas
Tono Fernández

Las cuestas mejoran nuestra fuerza, resistencia y capacidad aeróbica. Introducir cuestas una vez a la semana, nos reportará cosas positivas en nuestras carreras y entrenamientos. Hay muchas maneras de hacerlo.

¿Sabes cuál debería ser tu marca en una 15k? Nosotros sí.
carreraspopulares.com

Te mostramos cual debería ser tu marca en una carrera de 15k a partir del tiempo que hayas hecho en una de 10k. Aplicamos las tablas predictivas y te lo mostramos. Ojo porque no se suelen equivocar mucho.

Los 7 pecados capitales, en el running
Tono Fernández

Una correcta actitud ante los entrenamientos y las carreras, nos lleva al éxito. Que no te embarguen los errores clásicos. Huye de los ´7 pecados´ capitales también en el running.