El ejercicio en la gestación

Por Francisco Gilo para carreraspopulares.com

El ejercicio en gestantes previene frente al remodelado cardiaco

La práctica de ejercicio físico supervisado durante el embarazo y de intensidad entre ligera y moderada reduce el riesgo de complicaciones cardiovasculares, la depresión y la ganancia de peso excesivo, por lo que hay que insistir en esta recomendación en las consultas de preparto y establecer programas específicos complementarios a las sesiones de preparación.

Estas son algunas de las conclusiones de Adaptaciones cardiacas maternas a un programa de ejercicio físico supervisado durante el embarazo: ensayo clínico aleatorio, coordinado por María Perales Santaella, del Instituto de Investigación 12 de Octubre, de Madrid, con el apoyo de la Universidad Politécnica, que ha recibido el jueves el Premio Nacional de Investigación en Medicina del Deporte, convocado por la Universidad de Oviedo, con el patrocinio de Liberbank.

La investigación recuerda que el embarazo es un periodo en el que el organismo está sometido a modificaciones a las que debe adaptarse progresivamente para asegurar el bienestar fetal.

Programa supervisado

En el ensayo clínico se incluyó a 241 gestantes que realizaron un programa supervisado de ejercicio físico. Según los resultados, la práctica moderada de ejercicio no solo reduce la ganancia de peso excesiva o la depresión, sino que no supone una sobrecarga del sistema cardiovascular.

"Nos planteamos el estudio porque existe escasa evidencia científica sobre los cambios relacionados con las adaptaciones cardiovasculares - con indicadores ecocardiográficos hemodinámicos, de remodelación cardiaca y de función del ventrículo izquierdo -, en mujeres con factores de riesgo previos y en sanas que practicaban ejercicio, pero que durante la gestación dejan de hacerlo sin contraindicación médica".

Las mujeres iniciaron el programa en la semana once y lo mantuvieron hasta la semana 38 ó 39, e incluso en algunos casos hasta el parto.

"Tres días a la semana las sesiones comenzaban con cinco o siete minutos de calentamiento con estiramientos estáticos ligeros, ejercicios de movilidad articular y juegos locomotrices, seguidos de entre 25 y 30 minutos de ejercicio aeróbico con coreografías controlando la intensidad entre el 55 y el 60 por ciento de la frecuencia cardiaca de reserva de la mujer".

A continuación se pautó un trabajo de fuerza específico de 10 ó 15 repeticiones con mancuernas o el propio peso, para fortalecer los grupos musculares más implicados en el parto y para prevenir descompensaciones musculares y dolores, en particular a nivel lumbar. También se incluyó trabajo de fortalecimiento del suelo pélvico para prevenir la incontinencia urinaria. El programa finalizaba con ejercicios de relajación, masajes o estiramientos.

"Hemos comprobado que en gestantes sanas no se produce una sobrecarga cardiaca adicional, sino que el ejercicio actúa como mecanismo preventivo frente al remodelado cardiaco".

Con lo que se ve una gran asociación entre ejercicio físico y la reducción del riesgo de ganar un peso excesivo, relacionado con una menor retención de peso en el posparto, y con la recuperación del peso habitual. El estudio demostró la utilidad del ejercicio en la reducción de la incidencia del 24 al 12 por ciento en depresión en las mujeres que siguieron el programa de ejercicio físico, mientras que aumentó ligeramente en las sedentarias.

Se conoce que en torno a un 4,7 por ciento de las mujeres dejan la práctica de ejercicio físico en el embarazo y que el 68 por ciento de las gestantes que realizan ejercicio no cumplen los criterios mínimos para que éste tenga beneficios saludables.

Perales destaca que las recomendaciones médicas actuales resultan "insuficientes y demasiado genéricas. Es necesario establecer programas específicos de ejercicio físico, con una duración, intensidad y regularidad adaptadas, con trabajos multidisciplinares en los que participen especialistas en educación física y medicina deportiva".

SOBRE EL AUTOR

Francisco Gilo
Medico



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

La importancia de hacerse una prueba de esfuerzo
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Corramos mucho o poco, rápido o lento, para divertirnos o para competir, la prueba de esfuerzo es necesaria. Además de aportarnos información, nos alerta sobre posibles problemas y desajustes.

Durante una carrera utiliza la imaginación
Soraya

La mente: una parte esencial en nuestra carrera, y que ejercitamos poco. Sabiendo cómo hacerlo, nos ayudará mucho a mejorar nuestros resultados y, sobre todo, nuestro disfrute.

El deporte provoca cambios en el corazón
Francisco Gilo

Los beneficios del ejercicio y la importancia del control médico antes de abordar grandes esfuerzos físicos

Consejos de tu fisio antes de correr una maratón
Fisioterapia Bando

Antes de preguntarte si serás capaz de correr durante 42 kilómetros y 195 metros, pregúntate si vas a poder dedicar el tiempo necesario al entrenamiento. Es importante seguir una disciplina y unos consejos para que tus piernas estén a punto el día que te pongas en la línea de salida.

Las mas vistas

El ozono y su efecto en los deportistas
Francisco Gilo

Las altas concentraciones de ozono pueden ser perjudiciales, sobre todo para los deportistas que están expuestos al aire libre durante el tiempo del ejercicio. En este artículo, Fco. Gilo nos describe cómo nos puede afectar el ozono y cómo podemos evitar sus efectos.

Trabaja la fuerza tras el entrenamiento
Fernando Ortiz

Te presentamos una serie de ejercicios básicos que podrás practicar tras correr. Son importantes para que tus piernas estén fuertes y tengas menos cansancio muscular. Te quitarán poco tiempo y te ayudarán mucho.

Cómo entrenar correctamente las cuestas
David Calle

Tanto si ya realizas entrenamientos en cuestas como si aún no los has probado, estos consejos de nuestro entrenador David Calle te ayudarán a convertirte en un experto en cuestas, y saber cuándo, cómo y por qué debes usarlas en tus entrenamientos.

La importancia del masaje
Francisco Gilo

La acción mecánica del masaje sobre la musculatura, actúa de manera que activa la circulación, cosa que favorece el intercambio de reacciones químicas y nutrientes