Foster Powell, héroe del pedestrianismo: entre la marcha y la ultradistancia

Por Luis Blanco para carreraspopulares.com - 04/08/2019
Foster Powell, pionero del pedestrianismo
Foster Powell, pionero del pedestrianismo

Foster Powell era un hombre amable, discreto y elegante. Natural de la localidad inglesa de Horsforth, antes de cumplir los 30 años, en 1762, se mudó a Londres. Trabajaba como asistente judicial y ocupaba su tiempo libre con largos paseos. Algo que le hizo famoso en el todo el país.

Porque Powell se convirtió en la primera estrella del “pedestrianismo”, un deporte que consistía básicamente en andar rápido y recorrer largas distancias. Una especie de precursor de la marcha atlética que tenía sus peculiaridades. Y es que la popularidad que alcanzó esta disciplina deportiva fue tal que multitudes de personas acudían a ver cómo estos “caminantes” conseguían sus gestas. Aficionados que además invertían mucho dinero en apuestas.

En 1764, Powell caminó 50 millas (80 kilómetros) en siete horas en la carretera de Bath. Aunque en realidad no sólo andaba. Los escritos que cuentan sus hazañas describen su marcha como una mezcla de caminar y correr, un ligero trote. Pero 1773 fue su gran año. Más de 5.000 personas le esperaron en la línea de meta cuando completó 404 millas (650 kilómetros) entre York y Londres ida y vuelta, en seis días.

La gesta, teniendo en cuenta la época de la que estamos hablando, fue aún más épica de lo que parece, ya que Powell estaba lesionado y tuvo que llevar durante todo el recorrido con una venda en la parte izquierda de la espalda. A eso hay que sumar la indumentaria que llevaba en sus caminatas, que no tenía nada que ver con la que podría llevar un atleta en la actualidad, o a comienzos del siglo XX. Foster Powell calzaba zapatos, vestía pantalones de bombacho de cuero, una chaqueta y un sombrero de ala ancha.

Pintura de Foster Powell
Pintura de Foster Powell

Apuestas

Unos años más tarde, en 1788, caminó/trotó 100 millas en 21 horas y 35 minutos. Pero su recorrido favorito era el de Londres a York ida y vuelta. Lo repitió en varias ocasiones y en la última estableció su récord: 5 días, 15 horas y 15 minutos.

Los historiadores del siglo XVIII que han recopilado la trayectoria de Foster Powell confirman que era un atleta de resistencia que se desenvolvía mejor en las largas distancias. Pero también intentó batir algún récord de velocidad. Fue en noviembre de 1778. Intentó correr dos millas (3,2 kilómetros) en menos de 10 minutos. Pero no lo consiguió y se quedó a 30 segundos.

Aunque Foster Powell se convirtió en toda una celebridad en Inglaterra, no ganó mucho dinero con sus proezas atléticas. Ingresó algo con las apuestas que ganaba tras completar sus retos. Otras veces perdía, como aquella en la que apostó contra un hombre llamado Richard West. Compitieron para ver cuál de los dos recorría antes 40 millas (64 kilómetros). Aunque Powell era el favorito y fue en cabeza en muchos momentos de la carrera, finalmente fue West el que ganó. Los excesos de la competición, sin embargo, le jugaron una maña pasada y cayó enfermo. Tardó meses en recuperarse.

Algo parecido le ocurrió al propio Foster Powell. Una de sus últimas caminatas de ultradistancia le hizo enfermar. Falleció en abril 1793, con 59 años de edad, casi en la indigencia.


Referencias:
-“Pedestrianism”, de Walter Thom (Brown & Frost, 1813)
-Blog de Geri Walton [ www.geriwalton.com ]
-Artículo “Foster Powell; the pedestrian”, The Mercury (Tasmania), 17 de junio de 1875.

SOBRE EL AUTOR


Tambien te puede interesar

La carrera ideal para el corredor popular
Mario Trota

En algunos casos son cuestiones quizá exageradas, deseos más bien utópicos o exigencias a un organizador que son difíciles o incluso imposibles de cumplir. Pero, ¿por qué no soñar? En un mundo idílico, ¿cuál sería nuestra carrera perfecta?

Correr te va a hacer un buen jefe
Chema Martínez Pastor

El running en la empresa es siempre una buena ayuda. Los jefes que corren tienen una serie de capacidades que, bien usadas, pueden hacer de ellos el líder que una empresa y un equipo de trabajo necesitan.

Y tú, ¿entrenas por la mañana o por la noche?
Gema Payá

Entrenar por la mañana, al iniciar el día, o por la tarde-noche, cuando se acaba. ¿Qué prefieres? Gema Payá nos cuenta su experiencia y analiza los pros y contras de cada opción.

Diario de un corredor: Maratón de San Sebastián
José Manuel Torralba

Queda poco para la maratón de San Sebastián, “una clásica” en el panorama maratoniano español. Si no la has corrido, aquí te cuento cómo me fue a mí para ver si te animas.

Las mas vistas

Masaje para descarga de la planta del pie
carreraspopulares.com

Mantener la planta del pie en perfecto estado es vital para un corredor. Estos ejercicios con el Fisioterapeuta Rubén García te ayudarán.

Crossfit para corredores running
Raquel Landín

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.

Ejercicios running en escalera
Raquel Landín

Siempre tienes una escalera a mano. Con unos ejercicios sencillos y básicos aumentarás la reactividad de tus tobillos, la fuerza y la velocidad. Dedícale unos minutos entre dos y tres veces a la semana y verás cómo notas muy pronto los beneficios.

Guía del corredor novato: la bolsa del corredor
Mario Trota

Participar en una carrera es un premio en sí mismo. Al menos así lo veo yo, y he participado en unas cuantas en los últimos años. Pero por suerte (o por desgracia), los organizadores nos han (¿mal?) acostumbrado y nos dan obsequios o detalles cada vez que nos inscribimos a una prueba.