¿Por qué haces deporte? Encuentra y dale forma a tu motivación

Por Pedro Fernández López para carreraspopulares.com - 03/07/2018

Para comenzar este artículo, quiero preguntarte: ¿para qué haces deporte?

Las motivaciones a la hora de hacer ejercicio físico pueden ser muchas: para ganar en salud, para encontrarse mejor, para lograr objetivos -y por lo tanto aumentar mi autoestima y superación-; quizás por recomendación médica, porque "ya voy teniendo una edad y quiero mejorar mi aspecto físico" o quizás poderme permitirme esas cañas, comidas o cenas.

En la época estival que ahora comenzamos podemos olvidarnos de aquellas razones que nos han hecho calzar unas zapatillas, comprarnos la ropa adecuada y comenzar a correr. ¿Por qué? por muchas razones: el calor, la limonada o cervezas frescas, la playa, la montaña, el descanso, etc. Es cierto que esta época es perfecta para descansar y después de una temporada más o menos intensa es un buen momento para desconectar también de esta tarea, pero el descanso deportivo es necesario que no se prolongue demasiado. Dos o tres semanas de descanso pueden ser muy útiles para activar también el cuerpo. Incluso podemos planearnos un descanso activo, cambiar el correr por paseos u otros deportes que podamos disfrutar en nuestro lugar de vacaciones.

Como claves en el deporte están el esfuerzo y la constancia, valores que nos llevan a conseguir logros, metas y objetivos y los resultados son claves para la motivación y automotivación.

Una clave para la motivación es buscar la respuesta a esa pregunta con la que comencé el artículo: ¿para qué corres? Ese propósito no lo olvides jamás, en estos momentos en los que el entorno nos distrae de ese propósito es cuando más presente hay que tenerlo.

Dentro de esta constancia no te olvides que ha costado mucho llegar a donde has llegado, y que eso requiere mucho esfuerzo. Volver a comenzar de nuevo es... sí voy a llamarlo un fracaso: en nuestra pasión. Para ganar en constancia podemos tener en cuenta un cambio de rutinas de ejercicio, cambiar la hora de hacer deporte. O por ejemplo, relajarnos en la intensidad y llegar a otros niveles de disfrute, permitirnos un descanso o realizar como comenté anteriormente un descanso activo. En verano, como aquellos días de puro invierno, frío o lluvia, la motivación es clave para gestionar esta constancia y llegar al logro de nuestros objetivos.

La motivación es lo que hace que una persona actúe y se comporte de una manera determinada. Para que esto suceda debemos mezclar unos ingredientes como procesos intelectuales, fisiológicos y emocionales. Estos ingredientes bien mezclados hacen que en una situación determinada (por ejemplo el verano) actué con una determinada fuerza, y por lo tanto canalice nuestra energía hacia el foco u objetivo propuesto.

La mayoría de los autores distinguen entre dos tipos de motivación: motivación intrínseca y motivación extrínseca:

Intrínseca: es aquella que tenemos cuando nuestra motivación tiene que ver con nuestro propio placer o interés personal en realizar lo que nos hemos propuesto. La motivación intrínseca por lo tanto tiene que ver con necesidades psicológicas como el logro personal, la efectividad, el autoconocimiento, la curiosidad, etc.

Extrínseca: cuando la motivación está fuera de la persona, por lo tanto provienen del exterior. Por ejemplo, el logro de determinados tiempos o marcas, premios, dinero, evitar castigos...

Busca tu tipo de motivación, respóndete a la pregunta con la que comenzamos el artículo. Descansa, disfruta de otras rutinas, no te olvides de todo lo que has logrado llegando a donde has llegado y que comenzar de nuevo es un esfuerzo grande. Esta temporada es magnífica para introducir el deporte en otras rutinas personales y disfrutar aún más de lo que más nos gusta y mejor nos hace sentir.


SOBRE EL AUTOR

Pedro Fernández López
Desarrollo de Cualidades Humanas para el Alto Rendimiento Profesional

www.desarrolloformidable.es



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

El agua: 15 tips que la hacen imprescindible
carreraspopulares.com

Es el elemento principal que activa todas nuestras funciones mientras corremos. El agua, ese elemento que nos es imprescindible y que, a la vez, tantas cuestiones positivas nos reporta.

El sueño: vital para los deportistas
Tono Fernández

¿Tú duermes lo suficiente? Pues que sepas que es vital para entrenar bien, rendir más y evitar lesiones. Zzzz.

Cómo mejorar tu entrenamiento de fuerza
Nacho Martínez y Toni Montoya

Hasta un tercio de las lesiones se podría evitar haciendo un buen entrenamiento de fuerza. Pero, ¿cómo hacerlo? Aquí van algunos consejos para mejorar ese tipo de entrenamientos.

Deportistas weekend
Francisco Gilo

Si usted es de los que de la noche a la mañana se dio cuenta de que el ejercicio hacía bien, por lo que rogó a su mejor amigo que lo metiera en la liga de fútbol o si es de los que descubrió que el trote en realidad era su gran pasión, aunque sólo lo practica cuando “tiene tiempo”, lo más probable es que sea un weekend-warrior

Las mas vistas

Sub 40’ en 10k, ¿cumples los requisitos?
Tono Fernández

Es una barrera tanto psicológica, como física. Bajar de 40 minutos en 10 kilómetros es una hazaña complicada para muchos. Aunque estés cerca, cuesta alcanzar ese listón. ¿Cumples con los requisitos?

Si vas a correr un Maratón, debes saber que...
Luis Miguel del Baño

Emociones, sentimientos encontrados, dolores, lucha contra uno mismo. ¡Los maratones son tantas cosas! Aquí tienes 42 puntos importantes que debes saber si vas a correr los 42 kilómetros.

La parte psicológica de las lesiones
Yolanda Cuevas Ayneto

Uno de los aspectos a tener en cuenta en la práctica del ejercicio físico y del deporte son las lesiones sufridas siendo amateur o profesional. Las lesiones pueden provocar una retirada puntual de la práctica deportiva en unos casos o la definitiva en otros...

El dolor de cadera en los corredores
Francisco Gilo

Cada vez más jóvenes sufren problemas de cadera. Un problema que puede surgir a edades tempranas en personas que practican deporte de forma habitual. Un tema del que ofrece detalles en este artículo de Fco. Gilo.