Buster Keaton, el atleta

Por Luis Blanco para carreraspopulares.com - 22/06/2020
Buster Keaton, en la pista
Buster Keaton, en la pista

Nos vamos a remontar a los inicios de la industria del celuloide, cuando las películas eran aún mudas. Allí nos encontraremos con uno de los actores que más kilómetros ha hecho corriendo en la gran pantalla (con permiso de Tom Cruise). Se trata de Buster Keaton. Se cumple ahora un siglo desde el estreno del primer largometraje que protagonizó, aunque había participado ya en cortos y tenía una larga carrera en el mundo del espectáculo desde niño.

A Keaton le hemos visto corriendo en muchas circunstancias en sus películas, sobre todo huyendo de la policía. Y normalmente en situaciones disparatadas y muy cómicas, con una cuidada coreografía y una brillante dirección que hacen que muchos de los filmes que protagonizó y dirigió en los años 20 sean considerados obras maestras.

En aquella época fue cuando más fama tuvo y más dinero ganó. Llegó a tener el control absoluto de sus producciones y era reacio a ser sustituido por dobles en las escenas de riesgo. Y, por supuesto, en las que se le veía correr sin pausa, dando saltos, a trompicones, huyendo de algo o acudiendo a un rescate.

Colina abajo

Una de las escenas más llamativas en las que hemos visto a Keaton corriendo se produce en la película “Siete oportunidades” (“Seven Chances”, 1925). En este caso es perseguido por un numeroso grupo de mujeres que quieren casarse con él. La frenética carrera le lleva a una colina que tiene que bajar usando su mejor técnica de descenso como si se tratara de un ‘trail runner’. En su huida provoca una avalancha de piedras que tiene que ir esquivando.

Un rodaje que pone de manifiesto la habilidad de Buster Keaton como cineasta, pero también su excelente forma física. Escenas como esa requerían de una buena preparación. El actor y director había aprendido multitud de trucos trabajando desde una temprana edad en espectáculos con su padre llenos de piruetas, saltos, caídas, golpes y trastazos.

Escena de la película El Colegial, de 1927
Escena de la película El Colegial, de 1927

Su incursión en el atletismo

Buster Keaton rodó varias películas en las que el deporte era parte fundamental de la historia. En una de ellas, “El Colegial” (“Collage”, 1927), le vimos practicar atletismo. Desde el lanzamiento de peso a la jabalina, pasando por la velocidad o las vallas.

En la película, el personaje que interpreta Keaton, un estudiante ejemplar, quiere conquistar a una joven de la que se ha enamorado demostrando que, además de tener una gran inteligencia, es capaz de destacar en los deportes. Fracasa en todos sus intentos y se convierte en el hazmerreir de sus compañeros.

La mayoría de los atletas que salen en el film eran deportistas en la vida real y se les ve practicar en el óvalo en sus diferentes especialidades antes de que el personaje de Keaton haga una y otra vez el ridículo.

Pero las cualidades atléticas del protagonista afloran de manera espectacular cuando tiene que acudir al rescate de su amada. Entonces, corre con una depurada técnica de velocista de la época, saltando setos y fuentes, hasta la casa, a la que entra por una ventana sirviéndose de un largo palo como si se tratara de una pértiga. En este caso sí que accedió a utilizar un doble, en concreto el pertiguista Lee Barnes.

Buster Keaton obtuvo su mayor logro como cineasta con la mítica “El maquinista de la general” (“The General”, 1926). En lo años 30, su negativa a entrar en el juego de los estudios de cine le apartó de los focos y el alcoholismo fue dilapidando su carrera, que tuvo algunos fogonazos de genialidad como actor en algunas producciones posteriores. Murió en 1966 víctima de un cáncer, dejando atrás un gran legado como cineasta y muchos kilómetros recorridos a toda velocidad en sus películas.

SOBRE EL AUTOR

Luis Blanco
Periodista.
Director de A tu Ritmo



378

Tambien te puede interesar

La calurosa y penosa maratón olímpica de 1900
Luis Blanco

Los primeros maratones olímpicos han pasado a la historia no solo por su carácter pionero, sino también por su extrema dureza. El de París, en 1900, se corrió a temperaturas cercanas a los 40 grados por un recorrido duro y mal marcado. Solo llegaron a la meta siete corredores.

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

Todas las excusas que quieras para no salir a correr
Mario Trota

Hay días en los que salir a correr me da mucha pereza. Muchísima. A veces me ocurre durante una semana completa. ¿Cuál es el debate interno entre mi “yo corredor” y mi “yo perezoso en esos momentos?

Beneficios menos conocidos de correr
Javier Ullé

Correr es una de las mejores maneras de mantenerse en forma. Es excelente para tu físico, pero, ¿qué otros beneficios aporta? Además de los muy conocidos como, por ejemplo, perder peso o combatir el estrés, correr tiene un buen número de beneficios y aspectos que contribuirán a que tengas una mejor salud. Algunos de ellos nos son tan conocidos.

Las mas vistas

Plan para correr 10k en menos de 60 minutos
Tono Fernández

Un plan para aquellas personas que ya corren, pero que quieren hacer una carrera de 10 kilómetros en menos de 1 hora.

Maratón: 42.195 m.: ¿de dónde viene esa extraña distancia?
Luis Miguel del Baño

42.195 metros. Una distancia extraña. La tenemos más que marcada y grabada en la mente, pero, ¿de dónde proviene la mítica longitud del Maratón?

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

¿Cómo te afectan las temperaturas extremas?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Calor extremo o frío intenso: tu cuerpo se resiente. Cuando las temperaturas son muy altas o muy bajas, el rendimiento deportivo no es el mismo. Aún así, podemos adaptar nuestro cuerpo y tratar de buscar la mejor manera de rendir en estas condiciones.