Correr con la postura correcta

Por Javier Ullé para carreraspopulares.com

Siempre es buen momento para mejorar la manera en la que corres, pero ahora que el calendario de carreras se ha visto reducido, quizás sea el momento sin excusas para mejorar nuestra técnica de carrera de forma sencilla.

Cada corredor conoce sus propias sensaciones en cada zancada. Cuando nuestro ritmo fluye la sensación es de “máquina perfecta”, pero cuando no, parece que nos atrancamos. Una buena técnica de carrera marcará diferencias no solo en tus tiempos, sino también en lo que vas a disfrutar corriendo.

¿Cuáles son los secretos para lograr una depurada técnica? Ahí van unos sencillos consejos para que tu forma de correr sea satisfactoria y más eficiente.

- Naturalidad. Correr debe ser algo natural, y por tanto, necesitamos encontrar cómo nuestro cuerpo puede moverse de manera que sencillamente fluya sin dificultad. Correr descalzo en una zona de hierba puede ayudarte con esto: haz cambios de velocidad, giros, etc. Trata de no pensar demasiado, solo disfruta de la libertad que nos proporciona correr.

- Mira al frente. Tus ojos deben mirar a unos 5 0 6 metros delante de ti, levantando un poco más la vista al horizonte de cuando en cuando. ¡No te mires a los pies! No es que ésta sea sólo la forma correcta que te va a ayudar a correr bien, es que además es la más segura, ya que evitará que puedas tropezar e irte al suelo.

- Evita que tu cabeza sobresalga de tu cuerpo hacia delante. Esto provoca mucho estrés en tu cuello y hombros y nos hace ir tensos. Una buena manera de asegurarnos de que nuestra cabeza no se inclina hacia delante sobresaliendo del cuerpo es prestar atención a que nuestras orejas estén justo en el medio de los hombros.

- No alargues demasiado la zancada. Dar brincos mientras corres es ineficiente y puede ocasionar problemas con lesiones. Mejor mantén una posición erguida e inclínate ligeramente hacia delante, y cuando sientas como si te fueras a caer, da un paso, justo para mantener la posición. Este debería ser el largo de tu zancada. Como decíamos antes, debe salir de forma natural, sin desperdiciar energía.

- Relaja los hombros. Justo en los hombros es donde mucha gente nota tensión durante la carrera a pie. Respira hondo y exhala con un suspiro, tus hombros deben caer sin tensión y relajados. Si durante la carrera notas tensión, repite esta operación para eliminar esa energía que pierdes.

Intenta llevar ligeramente los hombros hacia atrás, como si quisieras juntar las escápulas, esto hará que abras el pecho y facilites la respiración, además de evitar que vayas encorvado.

- Mantente erguido. Cuando comenzamos a notar fatiga nos vamos inclinando hasta encorvarnos. Esto también es un síntoma de que hay que trabajar el core que nos mantiene rectos. Esta posición curvada hace que correr sea más complicado precisamente porque no involucramos el core, y porque al ir encogidos apretamos y complicamos el funcionamiento de los pulmones. La cabeza alta, la mirada al frente, erguido, sacando pecho y con los hombros relajados, ¡no solo es la postura correcta para correr sino para circular por la vida!

- Utiliza los brazos. Permite que tus brazos se balanceen con naturalidad. Obviamente en un sprint el movimiento de los brazos es diferente ya que el braceo es mucho más vigoroso, sin embargo, en una carrera de más distancia el braceo es mucho más suave:
- Los brazos tienen que formar un ángulo de noventa grados.
- Las manos, como si cogieras de forma suave algo ligero entre el índice y el pulgar, con las palmas enfrentadas hacia tu cuerpo.
- Con el balanceo de los brazos debes notar cómo los codos rozan ligeramente las costillas, y las manos no deben superar la altura de los hombros.

- Presta atención a tu respiración. Si bien no hay un patrón determinado, ya que hay expertos que sugieren inhalar por la nariz, y otros a través de la boca y la nariz, lo importante es que tú te sientas cómodo, con una respiración con ritmo regular, sin jadear en exceso.

SOBRE EL AUTOR

Javier Ullé
Corredor popular y fundador de Xano Pilates&Yoga


598

Articulos relacionados

Salud Decálogo para conseguir nuestros objetivos runner
Salud RECUPERACIÓN POST-MARATÓN
Entrenamientos El trail: las claves para dar tus primeros pasos

También te puede interesar

Reportajes Maratón olímpico de 1956: el ansiado oro de Alain Mimoun
Reportajes ¿Correr nos hace más guapos?

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud ¿Puedo prevenir las lesiones? ¡Sí, se puede!