Correr, lo mejor del día

Por Mario Trota para carreraspopulares.com
Correr, lo mejor del día
Correr, lo mejor del día

El día puede empezar mal. Madrugando, con sueño, prisas por llevar a los niños al colegio (si tienes hijos), o simplemente para ir al trabajo. La jornada puede complicarse: una reunión que sale mal, un fallo inesperado en una operación de la empresa o una complicación familiar. Discutes con el jefe y se genera una tensión que te va a acompañar todo el día. Necesitas desconectar y, por suerte, se acerca ese momento. Terminas de trabajar, llegas a casa, te cambias de ropa, vences a la pereza y sales a correr.

Al principio piensas que lo ideal habría sido quedarse en casa y descansar. Ya estás suficientemente agotado como para restar energías a tu cuerpo. Pero sabes, por experiencia, que tras los primeros minutos corriendo, tu organismo se enciende y las endorfinas empiezan a hacer de las suyas. Puede ser algo puramente químico, pero la verdad es que la mente parece despejarse y te encuentras cada vez mejor. Además, si estás corriendo solo, no tienes agobios, ni gente que te distraiga con problemas y preocupaciones. Es un momento solo para ti. Y, además, estás haciendo algo que te ayuda a estar en forma, sano y a sentirte mejor.

Cuando corres, los problemas parecen más pequeños. Eres capaz de pensar con más claridad y relativizas todo mucho más. Así que tu conclusión es rotunda: correr es el mejor momento del día.

Fuera estrés

Esto es algo que seguro que te ha pasado a menudo. Y no siempre tiene por qué ser de esta manera. Puede que seas de los madrugadores y entrenes por la mañana, antes de ir a trabajar. Yo no soy de esos, pero todos los amigos que se ven obligados a hacerlo, o esos que lo hacen por placer, siempre trasladan al resto los mismos comentarios: el día empieza de otra manera, estás más relajado, liberado y concentrado.

Pero correr no es sólo el mejor momento del día. Tiene la virtud de conseguir que si la jornada ha sido dura y llena de estrés, todos esos problemas e inconvenientes sean más llevaderos. Vamos, que correr es lo mejor del día, y hace que todo lo demás se vea también mejor.

Así que piensa en ello cuando, en las frías e inhóspitas tardes (o madrugadas) del invierno, tu cabeza intente jugarte una mala pasada intentando que te quedes al calor del hogar por un día complicado. Tu día puede cambiar radicalmente si sales a correr.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular


2.726

Articulos relacionados

Reportajes Corre más rápido que el coronavirus
Entrenamientos Correr por la arena: beneficios y riesgos
Reportajes El sexo en el deporte

También te puede interesar

Reportajes Participar en una carrera en tiempos de Covid-19
Reportajes 4 pautas indispensables en el entrenamiento para carreras de montaña

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud ¿Puedo prevenir las lesiones? ¡Sí, se puede!