Por qué es buena idea empezar a correr

Por Mario Trota para carreraspopulares.com
Correr aporta muchos beneficios
Correr aporta muchos beneficios

Llevamos un par de semanas de desconfinamiento tras la cuarentena por el coronavirus y ya podemos salir a correr. Los veteranos en esto hemos reparado en que muchos de los que nos cruzamos en zapatillas no llevan mucho tiempo corriendo. Algunos, se nota, han empezado a correr a raíz de esta crisis sanitaria. Hacen muy bien.

Supongo que casi todos nos hemos visto reflejados en esos nuevos corredores y hemos recordado las primeras veces que nos vestíamos para salir a trotar e intentar no acabar con muchas agujetas. Pero lo bueno es que en su día seguimos adelante y pudimos conocer en toda su extensión los beneficios que nos proporciona correr.

Por ello, me dispongo a hacer una pequeña lista de razones por las que es una buena idea empezar a correr. Para aquellos que están arrancando o para los que aún se lo están pensando. No lo penséis más, simplemente empezad a correr. Eso sí, con calma y siguiendo las indicaciones de los expertos. En esta misma web tenéis muchos artículos de entrenadores que saben de esto y os pueden guiar en los primeros pasos.

Correr es bueno, siempre. No solo en tiempos del coronavirus. Mi intención es compartir lo que a mí y a la mayoría de corredores que conozco nos ha aportado:

La constancia y la disciplina son características comunes en los corredores
La constancia y la disciplina son características comunes en los corredores

-Correr te pone en forma y te hacer estar más sano. Es algo indiscutible. Te lo va a decir cualquier médico o entrenador. Aunque, una vez más, hay excepciones. Hay que empezar de forma progresiva y hay unos límites a partir de los cuales el deporte puede ser más perjudicial que beneficioso. Pero, como todo, en la moderación y la sensatez está la clave del éxito.

-Correr te ayuda a alejarte de los problemas, aunque sea temporalmente. Tiene la virtud de generar una desconexión de la rutina del día a día, del trabajo o de los asuntos personales. En solitario o en compañía, puede ser una buena terapia.

-Reduce los niveles de estrés. El ejercicio físico aeróbico ayuda a entrar en estados de relajación que pueden resultar muy placenteros en una jornada de mucha actividad y preocupaciones.

-Correr nos hace más felices. Es una evidencia científica, una reacción química: la liberación de endorfinas nos genera un estado de felicidad que hace que nos sintamos mucho mejor.

-El entrenamiento, si es constante y le damos continuidad, nos permite ir haciendo grandes progresos, sobre todo al principio. Algo que nos genera confianza en nosotros mismos. Estaremos más en forma y lo notaremos.

-Corriendo puedes conocer gente. Sobre todo si te apuntas a un club de corredores. En él puedes además compartir tus experiencias y aprender de los demás.

-Correr te ayuda a afrontar los obstáculos de la vida. Sí, sé que ésta afirmación tan categórica quizá puede sonar un poco exagerada, pero no es ninguna mentira. Al menos si aprendes a trasladar todas las enseñanzas que te aporta esta actividad al resto de ámbitos de tu vida. Correr supone superarse día a día, aprender a ser disciplinado, constante, plantearte metas y conseguir objetivos. Como la vida misma.

Aunque, lo mejor de todo, para mí, es que correr te ayuda a disfrutar mucho más de la vida. Puede parecer aburrido al principio, cansado y frustrante, si no empiezas con calma y paciencia. Pero si le vas cogiendo el gusto y te ‘enganchas’, será una de las cosas que más disfrutes. Te lo dice alguien que lleva años haciéndolo y espera seguir haciéndolo toda la vida.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular


1.151

Articulos relacionados

Salud Mi fisio me hace mejor corredor
Salud RECUPERACIÓN POST-MARATÓN
Salud Astenia primaveral y running: enemigos íntimos

También te puede interesar

Reportajes Guía del corredor novato: encontrando tu ritmo
Reportajes Atletas que hicieron historia: Edwin Flack, el León de Atenas

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud ¿Puedo prevenir las lesiones? ¡Sí, se puede!