El sol y sus consecuencias, protégete

Por Francisco Gilo para carreraspopulares.com
Foto: Hastphoto
Foto: Hastphoto

Sabemos que tienes muy en cuenta el calor a la hora de correr, pero también debes estar alerta con el sol y sus efectos sobre nuestra piel. La primera línea de defensa ante los efectos nocivos de los rayos solares es utilizar ropa o accesorios que aumenten el nivel de protección de la piel y ojos. Dependiendo de la intensidad del sol y las condiciones de humedad y temperatura, debemos considerar utilizar mangas o pantalones largos, visera, gorra y lentes.

La piel



Es muy importante proteger la piel cuando nos ejercitamos al aire libre. Algunas simples medidas de prevención no solo reducen el riesgo del envejecimiento prematuro sino también el de padecer el cada vez más común cáncer de piel. 



Cubrirnos. Algunas prendas contienen fibras con una baja escala de SPF (Sunscreen Protection Factor o Factor de Protección Solar). Por ejemplo: las camisetas elaboradas con algodón generalmente presentan un SPF de 10 o menos. Por esta razón, si hacemos ejercicio bajo condiciones de sol intenso, resulta beneficioso aplicar protector solar debajo de su ropa. 



Debemos usar un protector solar con filtros UV-A y UV-B y cerciorarnos de que nos aplicamos un protector elaborado específicamente para deportistas, que no sea grasoso, no se lave con el agua o el sudor y no nos escueza si por alguna razón penetra en nuestros ojos.

Es importante utilizar un producto con un valor SPF igual o mayor a 30 y aplicarlo en todas las partes del cuerpo donde la piel esté expuesta. No debemos olvidar que en días nublados el 70% de los rayos dañinos del sol aún están presentes. 


El valor SPF que aparece en los protectores solares indica cuánto tiempo podemos estar al sol sin quemarnos en comparación con nuestro tiempo normal de exposición. Es decir, si podemos estar al sol 30 minutos sin quemarnos y usamos un protector solar con SPF 8, podremos estar 8 veces más al sol sin quemarnos, o sea 240 minutos (4 horas). Es importante tener en cuenta que, no por aplicarse más crema conseguirá más tiempo de protección, la única forma de conseguir esto es aplicando un protector solar con mayor SPF. Por otro lado, la protección sólo es efectiva durante el día que se aplica el producto. 



Los ojos 

y otras zonas sensibles

La piel tiene la capacidad de adaptarse a la radiación UV produciendo melanina (bronceándose). Sin embargo, otras zonas como los ojos no tienen esa virtud. 

La exposición acumulada a la radiación solar UV puede producir cataratas. Esta enfermedad ocular consiste básicamente en que el cristalino se vuelve opaco. Las cataratas son la primera causa de ceguera en el mundo y para corregirlas es necesario recurrir a la cirugía.

Para prevenir esta enfermedad lo más eficaz es utilizar gafas de sol que filtren la radiación UVA y UVB y, de ser posible, con protectores laterales de forma que eviten la radiación reflejada por el suelo, las paredes y algunas partes del cuerpo como la cara y el cuello. 

No os dejéis engañar por el color de los cristales. Algunos cristales trasparentes filtran el 100% de la radiación UV mientras que otros muy oscuros podrían no protegernos absolutamente nada. Para mayor seguridad debemos consultar a un médico especialista o informarnos en el punto de venta.


Además de los ojos, debemos tener en cuenta otras zonass ensibles de nuestro cuerpo. Los expertos recomiendan protegerse la cabeza con un sombrero o gorra con visera y los labios con protector labial.



Consideraciones finales 



Debemos tener en cuenta la altura sobre el nivel del mar a la que estamos. Cada 1000 metros de altura, el nivel de radiación solar y sus efectos aumentan en un 10%. Así que, precaución también para los corredores de montaña.



Los efectos dañinos de la radiación UV (Ultra Violeta) no sólo dependen de la dosis de radiación recibida si no también del nivel de sensibilidad de la persona. Una quemadura de sol en una persona con piel muy clara puede ocurrir en menos de 15 minutos de exposición al sol del mediodía, mientras que una persona con piel oscura puede tolerar la misma exposición durante varias horas.

SOBRE EL AUTOR

Francisco Gilo
Licenciado en Medicina y Cirugía

www.temasmedicosdiversos.com


ARTÍCULOS RELACIONADOS
POR APOLO ESPERANZA

POR JAVIER SERRANO

POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ

POR INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN AGUA Y SALUD

POR LUIS MIGUEL DEL BAÑO



9.642

Tambien te puede interesar

¿Por qué no se está promoviendo ya la vacuna de la gripe?
Francisco Gilo

Este año, más que nunca, necesitamos una gran cobertura poblacional de la vacuna de la gripe, cuya epidemia estacional se solapará con la pandemia de Covid-19.

Actívate, estar sentado es malo para el cerebro
Francisco Gilo

Se ha comprobado que se produce una reducción del lóbulo temporal medio

Corredor, la actividad física nos hace más fuertes frente al COVID-19
Francisco Gilo

Ante la actual situación provocada por el COVID-19, se nos plantea la siguiente cuestión: ¿Qué podemos hacer desde la actividad física para combatir esta situación? ¿Debería la gente hacer ejercicio durante el brote del coronavirus, y si es así, cuáles serían las recomendaciones?

¿Por qué moqueamos cuando lloramos?
Francisco Gilo

Las lágrimas no sólo tienen la salida habitual al exterior, sino que también lo hacen hacia el interior

Las mas vistas

Plan para correr 10k en menos de 60 minutos
Tono Fernández

Un plan para aquellas personas que ya corren, pero que quieren hacer una carrera de 10 kilómetros en menos de 1 hora.

Maratón: 42.195 m.: ¿de dónde viene esa extraña distancia?
Luis Miguel del Baño

42.195 metros. Una distancia extraña. La tenemos más que marcada y grabada en la mente, pero, ¿de dónde proviene la mítica longitud del Maratón?

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

´Un entrenador personal te cambia la vida´
carreraspopulares.com

El cómico Leo Harlem encantado porque está cambiando su físico gracias a un personal trainer.