Empezar a correr desde cero: ¿cómo lo hacen?

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com - 01/06/2018

En el título de este artículo está su propia trampa. Por supuesto, todos los corredores y corredoras del mundo, incluso aquellos que ves encabezando las clasificaciones, han empezado desde cero. Porque, al menos que se sepa de momento, los seres humanos nacemos con la capacidad motora muy poco desarrollada e incapaces siquiera de mantenernos en pie hasta, más o menos, que tenemos un año de vida. Si fuéramos jirafas, otro gallo cantaría. Pero no lo somos. Repito: hasta el momento.

Así que, como todo el mundo ha empezado de cero, si este es tu caso piensa que no estás solo o sola en esto. Desde tu vecino del quinto hasta Haile Gebrselassie, todos han tenido su momento “kilómetro cero”. Por supuesto, no te vamos a engañar, hay a quién le ha resultado más fácil que a otros.

El primer factor a tener en cuenta es el momento en el que nos decidimos a empezar a correr, cuáles son nuestras condiciones y experiencia deportiva previa. Alguien que ha hecho deporte desde pequeño y se plantea empezar a correr con 30 años lo tendrá más fácil que si ha llevado una vida sedentaria hasta los 45 y se quiere poner a correr. Ojo: que lo tenga más fácil no quiere decir que lo tenga todo hecho o que alguien que no ha hecho deporte vaya a sufrir para conseguirlo. Y aquí el consejo más importante de todos: no te compares con nadie. Pero cuando digo nadie es NADIE. Todos tenemos condiciones, motivaciones y circunstancias diferentes, así que si tu mejor amiga ha empezado al mismo tiempo que tú y al mes ya está corriendo más distancia, no te agobies. Sólo tú eres dueño/a de tu desarrollo, y querer ir al ritmo de los demás sólo te traerá problemas.

Escucha a tu cuerpo

Es muy importante comenzar muy poco a poco. Tan poco como 5-10 minutos cada día, sin que sean todos corriendo. En estos primeros días es muy común que el cuerpo se “rebele”: te saldrán dolores en sitios que no has ejercitado últimamente, y la fatiga aparecerá más pronto de lo que piensas. Pero no te preocupes, piensa que lo importante es construir una buena base sobre la que edificar al futuro o futura runner.

Presta mucha atención a cualquier cosa que te “diga” tu cuerpo. Un pequeño dolor en articulaciones o en la zona del tibial puede ser normal. Un dolor intenso ya no. Piensa que tus músculos, tendones, huesos y articulaciones tienen que “aprender” a correr, algo que no han hecho antes. De salida no contarás con la suficiente fuerza o resistencia muscular para sostener el trabajo que tu cuerpo debe hacer para correr. Así que no fuerces. Empieza con pequeñas sesiones y ve incrementando poco a poco, conforme vayas pudiendo completar más distancia o tiempo sin dolores y sin fatigarte hasta la extenuación. Lo ideal sería hacerlo de la mano de un entrenador o grupo de entrenamiento. Pero si prefieres superar las primeras fases por tu cuenta antes de descubrir si esto del running es para ti, es una opción también. Porque esta es otra: el running no es para todos. Igual descubres que aquellos beneficios y maravillas de las que hablamos los runners a ti no te llegan. Pues también vale, no hay que forzar las cosas. Mi consejo es que le des una oportunidad, y esto significa superar la barrera en la que puedes correr sin pensar en otra cosa que no sea tu propio dolor o cansancio. Ahí es cuando todos le hemos empezado a “pillar el gusto”: cuando somos capaces de evadirnos y ser conscientes del entorno, o podemos poner la mente más o menos en blanco para relajarnos.

Aprovecha tu proceso de transformación en runner para eliminar algunos malos hábitos, como picar entre horas, las comidas con mucha grasa o el tabaco. Todo suma cuando se trata de beneficiar a tu cuerpo.

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular



4.438

Tambien te puede interesar

Running veraniego: las zapatillas también son para el verano
Victor García

Nuestro entrenador y atleta olímpico Víctor García nos cuenta los secretos para seguir entrenando en verano y que no se nos haga muy ´cuesta arriba´. No hay excusa para salir estos días a la calle, la playa o la montaña.

Descubre el pedaleo ideal
Apolo Esperanza

Es una de las claves a la hora de montar en bicicleta. Primero, asegurar las calas. Y luego, pedalear correctamente. Con los consejos de Apolo Esperanza es mucho más fácil.

Playa o montaña. Cómo aprovechar tu destino de vacaciones para entrenar
David Calle

Durante las vacaciones hay que bajar la intensidad de los entrenamientos. Pero podemos hacer trabajo de fuerza y resistencia corriendo en la arena de la playa o aprovechando las cuestas de la montaña. David Calle nos explica cómo hacerlo.

El entrenamiento personalizado
Victor García

Cada persona es un mundo, y cada corredor también. Por eso los planes de entrenamiento genéricos pueden no resultar efectivos. Personalizar el entrenamiento y que éste lo elabore un entrenador son las claves para mejorar el rendimiento de un corredor. Así lo cuenta en este artículo Victor García.

Las mas vistas

La diarrea en el corredor
Francisco Gilo

En los deportes de larga duración y gran desgaste físico, tales como el ciclismo, la maratón o el triatlón, entre otros, en los que es imprescindible que durante la actividad haya un aprovisionamiento y una adecuada ingesta de líquidos, es frecuente la aparición de molestias digestivas, entre ellas, la diarrea osmótica.

Todo lo que el corredor debe saber sobre el azúcar
Leticia Garnica

De un tiempo a esta parte se habla mucho sobre el riesgo para la salud que puede ser consumir una elevada cantidad de azúcar en la dieta, tanto para un corredor como para una persona que no lo es. Pero en términos de nutrición, hay que coger todo con pinzas. La nutricionista Leticia Garnica nos da más detalles en este artículo.

Lesiones comunes: síndrome de la cintilla iliotibial
Ramón Punzano

Es una lesión muy común en los corredores. Cuando aparece un pinchazo en la cara exterior de la rodilla, saltan las alarmas. Ramón Punzano, fisioterapeuta y osteópata, nos disecciona sus causas y soluciones.

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.