Empezar a correr desde cero: ¿cómo lo hacen?

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com - 01/06/2018

En el título de este artículo está su propia trampa. Por supuesto, todos los corredores y corredoras del mundo, incluso aquellos que ves encabezando las clasificaciones, han empezado desde cero. Porque, al menos que se sepa de momento, los seres humanos nacemos con la capacidad motora muy poco desarrollada e incapaces siquiera de mantenernos en pie hasta, más o menos, que tenemos un año de vida. Si fuéramos jirafas, otro gallo cantaría. Pero no lo somos. Repito: hasta el momento.

Así que, como todo el mundo ha empezado de cero, si este es tu caso piensa que no estás solo o sola en esto. Desde tu vecino del quinto hasta Haile Gebrselassie, todos han tenido su momento “kilómetro cero”. Por supuesto, no te vamos a engañar, hay a quién le ha resultado más fácil que a otros.

El primer factor a tener en cuenta es el momento en el que nos decidimos a empezar a correr, cuáles son nuestras condiciones y experiencia deportiva previa. Alguien que ha hecho deporte desde pequeño y se plantea empezar a correr con 30 años lo tendrá más fácil que si ha llevado una vida sedentaria hasta los 45 y se quiere poner a correr. Ojo: que lo tenga más fácil no quiere decir que lo tenga todo hecho o que alguien que no ha hecho deporte vaya a sufrir para conseguirlo. Y aquí el consejo más importante de todos: no te compares con nadie. Pero cuando digo nadie es NADIE. Todos tenemos condiciones, motivaciones y circunstancias diferentes, así que si tu mejor amiga ha empezado al mismo tiempo que tú y al mes ya está corriendo más distancia, no te agobies. Sólo tú eres dueño/a de tu desarrollo, y querer ir al ritmo de los demás sólo te traerá problemas.

Escucha a tu cuerpo

Es muy importante comenzar muy poco a poco. Tan poco como 5-10 minutos cada día, sin que sean todos corriendo. En estos primeros días es muy común que el cuerpo se “rebele”: te saldrán dolores en sitios que no has ejercitado últimamente, y la fatiga aparecerá más pronto de lo que piensas. Pero no te preocupes, piensa que lo importante es construir una buena base sobre la que edificar al futuro o futura runner.

Presta mucha atención a cualquier cosa que te “diga” tu cuerpo. Un pequeño dolor en articulaciones o en la zona del tibial puede ser normal. Un dolor intenso ya no. Piensa que tus músculos, tendones, huesos y articulaciones tienen que “aprender” a correr, algo que no han hecho antes. De salida no contarás con la suficiente fuerza o resistencia muscular para sostener el trabajo que tu cuerpo debe hacer para correr. Así que no fuerces. Empieza con pequeñas sesiones y ve incrementando poco a poco, conforme vayas pudiendo completar más distancia o tiempo sin dolores y sin fatigarte hasta la extenuación. Lo ideal sería hacerlo de la mano de un entrenador o grupo de entrenamiento. Pero si prefieres superar las primeras fases por tu cuenta antes de descubrir si esto del running es para ti, es una opción también. Porque esta es otra: el running no es para todos. Igual descubres que aquellos beneficios y maravillas de las que hablamos los runners a ti no te llegan. Pues también vale, no hay que forzar las cosas. Mi consejo es que le des una oportunidad, y esto significa superar la barrera en la que puedes correr sin pensar en otra cosa que no sea tu propio dolor o cansancio. Ahí es cuando todos le hemos empezado a “pillar el gusto”: cuando somos capaces de evadirnos y ser conscientes del entorno, o podemos poner la mente más o menos en blanco para relajarnos.

Aprovecha tu proceso de transformación en runner para eliminar algunos malos hábitos, como picar entre horas, las comidas con mucha grasa o el tabaco. Todo suma cuando se trata de beneficiar a tu cuerpo.

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

¿Nuevos objetivos?, márcate unas pautas
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

No vayas a lo loco. Ahora que todavía estás a tiempo, planifica bien tus objetivos anuales. ¿Cuántos puedes tener? ¿Deben estar distanciados entre sí? ¿Puedes correr todas las carreras que quieras? Miguel Ángel Ruiz te saca de dudas.

Las 12 pruebas de Maratonix
carreraspopulares.com

¿Qué pruebas necesitamos superar para correr un maratón? ¿Necesitamos poderes especiales? Descubre todo lo que tendrás que sacar de tu interior si quieres llegar más lejos y más rápido que nunca.

Y, tras un maratón, ¿qué hago?
May Luján

Has corrido como nunca, te has esforzado al máximo. Ahora necesitas recuperarte, dormir, alimentarte de otra manera y, sobre todo, echar el freno unos días y dedicarte a disfrutar. Lee estos consejos.

Las horas antes de la salida, claves y consejos
Suso de la Fuente

¿Te entran nervios antes de una carrera? Las horas previas a tomar la salida son claves para encontrar tu relajación y equilibrio para que puedas sacar luego tu mejor nivel. Aquí te aconsejamos.

Las mas vistas

El dolor de cadera en los corredores
Francisco Gilo

Cada vez más jóvenes sufren problemas de cadera. Un problema que puede surgir a edades tempranas en personas que practican deporte de forma habitual. Un tema del que ofrece detalles en este artículo de Fco. Gilo.

Los beneficios físicos y psicológicos de correr
Oscar de las Mozas Majano. Coentrena

Correr es mucho más que una moda, con ventajas e inconvenientes. Pero ganan las los beneficios, si sabemos practicar este deporte de forma adecuada. La salud manda. Oscar de las Mozas nos ofrece las claves para vivir mejor corriendo.

Ayudar a un corredor más lento: una experiencia que no olvidaréis
May Luján

¿Una carrera con un corredor más lento y con menos experiencia que tú? Es una gran experiencia vital. Para ambos, un reto. Conseguir cruzar una meta y ayudar a cumplir el objetivo junto con otra persona es algo que no se olvida.

Normas de educación en plena carrera (II)
Luis Miguel del Baño

Dar las gracias al público, no recortar, o atender a quien se encuentra mal. Una nueva tanda de gestos de educación en plena carrera. ¿Los cumples?