Lesiones comunes: Tendinopatía de la pata de ganso

Por Ramón Punzano para carreraspopulares.com

Quizás el nombre te pueda hacer surgir alguna sonrisa, pero mucho ojo. La pata de ganso son los tendones formados por el sartorio, recto interno y semitendinoso que se anclan en la parte alta e interna de la tibia. Si llegas a tener problemas con esos tendones la cosa se puede poner seria. En principio te afectará a las carreras, pero poco a poco el dolor aumentará y lo notarás incluso al andar o sentarte. Es una lesión muy típica en corredores que notarás por una molestia en la cara interna de la rodilla. Le pedimos a Ramón Punzano que nos radiografíe al completo esta lesión y nos indique cómo tratarla.

1- ¿Qué es y cuales son sus síntomas?
La pata de ganso son los tendones formados por el sartorio, recto interno y semitendinoso que se anclan en la parte alta e interna de la tibia. Por lo tanto nos encontraremos con una degeneración de alguno de estos tendones. En ocasiones, se asocia a la presencia de bursitis en la misma región.

Estos 3 músculos tienen una importante función estabilizadora lateral y de la rotación de la pierna. La contracción de estos músculos produce la flexión de la rodilla y la rotación interna de la tibia, siendo un freno de la rotación externa automática de la tibia durante la extensión de la rodilla, hecho que cobra importancia durante la recepción de la zancada y el momento en el cual el pie apoya el suelo durante la carrera.

Si os afecta, notaréis dolor en la cara interna de la rodilla, el dolor será cada vez más intenso y durante más tiempo a medida que la lesión se agrave. Al principio sólo una leve molestia durante entrenamientos intensos hasta llegar a molestar incluso al andar, subir y bajar escaleras, levantarse bruscamente de un asiento bajo o incluso dolor nada mas levantarse por las mañanas.

2- ¿Por qué se produce?

Se puede producir por microtramatismos de repetición (es una lesión típica de corredores de largas distancias) en un corredor con alguna alteración estructural en cadera, rodilla o tobillo (especialmente aquellos corredores hiperpronadores), bien por falta de elasticidad de la musculatura implicada, por calzado inadecuado que altere la rotación de la tibia y estrese demasiado las inserciones tendinososas de estos músculos, o bien por déficits musculares lumbopélvicos que produzcan el mismo efecto sobre los tendones, sobreentrenamiento.

También algunos corredores operados de reconstrucción del ligamento cruzado anterior de la rodilla, donde han usado uno de los tendones de la pata de ganso para reconstruirlo. Otros factores que pueden influir será el sobrepeso, diabetes e incluso algunos reumatismos.

Es importante hacer un buen diagnóstico diferencial por parte de un profesional ya que podría confundirse con un esguince del ligamento lateral interno de la rodilla, con una lesión del menisco interno o incluso con una afectación de la articulación femoropatelar en su compartimento interno.

3- ¿Cómo se soluciona?

El tratamiento de esta patología se hará corrigiendo los factores biomecánicos que hayan influido en la aparición de la lesión, disminuyendo la tensión de los músculos implicados con técnicas específicas como manipulaciones osteopáticas, relajación miofascial, etc.

Posteriormente adecuar un programa de fortalecimiento y reequilibración muscular de todo el miembro inferior y región lumbopélvica para poder hacer una reincorporación progresiva al entrenamiento.

Es importante mantener un buen grado de elasticidad en la musculatura posterior e interna del muslo como medida de prevención. Podéis prevenir esta patología haciendo estiramientos de los músculos del miembro inferior, en especial isquiotibiales y aductores de cadera, que con facilidad, tienden a la retracción.

Ramón Punzano es Fisioterapeuta y Osteópata
Web: www.ramonpunzano.com
Facebook: Osteopatía Ramón Punzano
Twitter: @ramonpunzano

SOBRE EL AUTOR

Ramón Punzano
Fisioterapeuta y Osteópata

www.ramonpunzano.com


ARTÍCULOS RELACIONADOS

POR FRANCISCO VITA BARBERO



POR ANDREA FERRANDIS

POR FRANCISCO VITA BARBERO


Tambien te puede interesar

Correr un maratón en casa: ¿proeza o imprudencia?
carreraspopulares.com

En los últimos días hemos visto muchas informaciones y publicaciones en redes sociales de personas que correr varios kilómetros en el pasillo o en el balcón de sus casas. Algunos, incluso, han corrido un maratón. Los expertos que hemos consultado desaconsejan esta práctica, que consideran como peligrosa y lesiva.

¿Puedo correr si dono sangre?
carreraspopulares.com

¿Sabes cómo afecta una donación de sangre a tu rendimiento como corredor? Es importante que donemos sangre, fomenta las buenas prácticas médicas y salva vidas, pero también es importante que lo hagamos en el momento idóneo.

Ejercicios de fortalecimiento de suelo pélvico para corredoras
María Pan de Francisco

En un artículo anterior ya contamos lo más importante que tienen que tener en cuenta las corredoras sobre el suelo pélvico. En esta ocasión vamos a explicar algunos ejercicios de fortalecimiento de suelo pélvico muy útiles.

Contracturas, enemigas del corredor. Por qué surgen y cómo evitarlas
Fisioterapia Bando

Es una lesión muy frecuente. Aunque no es grave, sí molesta y dificulta el día a día. Si eres corredor, seguro que has sufrido alguna contractura en algún momento. Pero, ¿qué son las contracturas, por qué surgen y cómo podemos evitarlas?

Las mas vistas

Tapering: ¿qué es, cómo se hace y por qué es necesario?
Tono Fernández

Reducir la carga de los entrenamientos antes de una competición es vital para llegar en condiciones óptimas. Es el tapering. Un proceso necesario.

Trabajo excéntrico: vital para corredores
Raquel Landín

¿En qué consiste el trabajo excéntrico? Son ejercicios muy importantes para los corredores. Mejoran nuestra fuerza, movilidad y, sobre todo, nos ayudarán a prevenir lesiones. Raquel Landín te lo explica en este vídeo.

Circuito Oregón: gana fuerza, pierde calorías
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Descubre el Circuito Oregón, ideal para ganar resistencia. Solo necesitas un kilómetro y 10 ejercicios. Te vendrá genial para rendir más y mejor. Te lo explican desde Clockwork.

¿Cuándo debemos jubilar nuestras zapatillas?
Luis Miguel del Baño

Por mucho cariño que les tengas, tus zapatillas tienen una vida útil. A partir de una determinada cantidad de kilómetros o cuando ha pasado un cierto tiempo desde la compra, sus cualidades ya no son óptimas para el running. Buscamos a un técnico que nos diga cuánto nos duran en buenas condiciones.