Músculos que vas a usar más en el trail running

Por carreraspopulares.com - 14/03/2019

Probar con el trail running es una fase que muchos corredores “de asfalto” acabamos pasando tarde o temprano. Quizá por añadir variedad a nuestros entrenamientos o simplemente por curiosidad, cercanía a las montañas o por consejo de algún compañero de entrenamiento, un día decides calzarte unas zapatillas de trail (que, dicho sea de paso, cada vez se parece más en prestaciones a las de asfalto pero con suelas más estables) y salir al monte.

No necesitas ser un Killian Jornet para empezar a disfrutar de la ventajas de correr por senderos, pistas o bosques. A nivel muscular, muchas son las diferencias que aporta esta disciplina, lo que lleva a pensar en que estamos, casi, ante dos deportes diferentes. Para empezar, la técnica de carrera, la forma de pisar y de encarar una actividad de trail running son muy diferentes. La explicación es bien sencilla: el terreno no se parece en nada.

Frente a la “monotonía” de las carreras de asfalto, en las que el suelo es siempre llano y, como mucho, sube o baja, en el trail running encontramos multitud de superficies y de cambios de pendiente en cada tramo de camino. Y eso, evidentemente, afecta mucho a la forma en que corremos y, por tanto, a qué músculos van a tener más importancia en la carrera.

A veces, llevar un apoyo suele ser una buena idea
A veces, llevar un apoyo suele ser una buena idea

Core y tren superior

Los continuos cambios de pendiente y de terreno provocan que el tren superior cobre mucha importancia a la hora de aportar estabilidad en la carrera. Cuando tienes que saltar de piedra en piedra o tienes que alternar zancadas cortas con otras más largas, se pone a prueba tu equilibrio. El movimiento de brazos y cómo los músculos del abdomen sujetan el cuerpo son muy importantes para no tener un percance. Si no tienes un core fuerte vas a notarlo.

Cuádriceps

En las subidas, los cuádriceps actúan como palanca para ayudarnos a subir más las piernas, fundamental en terrenos pedregosos. Y en las bajadas, actúan de freno para regular la velocidad. Se trata del músculo que más carga va a soportar en trail running y el que más agujetas tendrá después de una sesión, sobre todo si no tienes costumbre. Si son tus primeras carreras de trail, el consejo es que regules mucho los esfuerzos subiendo porque unos cuádriceps castigados son un dolor de cabeza en las bajadas.

Glúteos

Junto con los cuádriceps, los glúteos te van a ayudar a “tirar” de las piernas en las pendientes hacia arriba. También son los que aportan estabilidad al core, por ello van a estar actuando todo el tiempo mientras el terreno tire hacia arriba. En carreras en llano su importancia también es grande pero no se llegan a cargar tanto como en el trail.

Gemelos

Son los que más van a sufrir la irregularidad del terreno, al ser, junto a los pies, los encargados de dotar de estabilidad a los tobillos. A diferencia de la carrera en asfalto, cada pisada tendrá una inclinación distinta, y tu cuerpo corrige cada paso la postura para evitar que caigas. La cadena planta del pie - tobillo - gemelo trabajará de manera distinta en cada zancada, por eso la carga para el gemelo será muy alta.

Tendones

Debido a esa constante necesidad de estabilización, ajustando la pisada a superficies de distinta densidad y distinta longitud de zancada provoca que los tendones sufran distintas fases de estiramiento y contracción. Eso significa que los tendones de tobillo, rodilla y cadera se vuelvan más fuertes y menos propensos a lesiones gracias al trail.




ARTÍCULOS RELACIONADOS

POR CARLOS BLASCO GARCÍA


POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ


POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ


5.778

Tambien te puede interesar

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

Y a ti, ¿qué te inspira para correr?
Mario Trota

Los que consideramos que correr es una parte importante de nuestras vidas, además de motivación, nos sentimos inspirados para correr. Son muchas cosas las que nos inspiran. Un atardecer, una canción, un camino o una persona.

La calurosa y penosa maratón olímpica de 1900
Luis Blanco

Los primeros maratones olímpicos han pasado a la historia no solo por su carácter pionero, sino también por su extrema dureza. El de París, en 1900, se corrió a temperaturas cercanas a los 40 grados por un recorrido duro y mal marcado. Solo llegaron a la meta siete corredores.

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

Las mas vistas

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

¿Cómo te afectan las temperaturas extremas?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Calor extremo o frío intenso: tu cuerpo se resiente. Cuando las temperaturas son muy altas o muy bajas, el rendimiento deportivo no es el mismo. Aún así, podemos adaptar nuestro cuerpo y tratar de buscar la mejor manera de rendir en estas condiciones.

Las mejores ensaladas para runners
Laura Jorge

Las ensaladas son el plato estrella de muchos runners. Más aún cuando llega el verano. Descubre las sugerencias que te hace nuestra nutricionista Laura Jorge y disfruta aún más de tus frutas y verduras.

Tres sencillos ejercicios de fuerza: ¡ya no hay excusas!
Rubén Gadea

El verano es una época ideal para hacer nuestros entrenamientos de fuerza. No hace falta maquinaria especial, ni siquiera mucho tiempo. ¡Introduce estos ejercicios en tu rutina y verás!