Guía del corredor novato: el día anterior a la carrera

Por carreraspopulares.com
El día anterior a una carrera
El día anterior a una carrera

Es un día importante. De nervios, si va a ser tu primera carrera, o si te enfrentas a un reto por el que has estado mucho tiempo trabajando: una maratón, una carrera de montaña complicada, mejorar tu marca en una distancia... El día anterior puede ser clave y no hay que dejar que esos nervios te jueguen una mala pasada. Llevo muchos años corriendo y he pasado por ello. Así que te voy a contar lo que he aprendido en todo este tiempo para llevar lo mejor posible esas horas previas a la carrera. Aquí no vas a encontrar consejos técnicos de entrenamiento, nutrición o psicología. Eso se lo dejo, como siempre, a otros profesionales que ya escriben en esta web o a los que te asesoran habitualmente de forma cercana.

Pero a mí me ayudó en su momento que corredores veteranos me contaran sus experiencias, sus sensaciones y cómo ellos gestionaban la posible angustia que pudiera provocar una carrera especial el día previo. Esto es lo que me ha venido bien a mí y a muchos amigos corredores en todo este tiempo.

-¿Corro o no corro el día anterior? Está claro que si la carrera es de larga distancia y llevas mucho tiempo entrenando, sabes que la jornada previa no debes meterte muchos kilómetros corriendo ni jugar un partido de fútbol. Algunos, asesorados por entrenadores, corren unos minutos suaves, como si fuera un calentamiento, la mañana anterior a la carrera, acabando con un par de rectas en progresión para activar un poco los músculos. Yo lo hago y me viene genial. Pero tampoco pasa nada por no correr es día. A mí me parece más una cuestión psicológica y sirve para rebajar la tensión del día previo.

-Descanso. Corras o no en la jornada anterior a esa carrera tan importante, es importante descansar. Una siesta siempre sienta bien. Muy bien. Además, suele coincidir en un sábado, cuando normalmente tenemos más tiempo libre. Si la carrera en otra ciudad, o fuera de España, seguro que tendrás muchas ganas de hacer turismo y ´patearte´ un montón de sitios interesantes. Te imaginarás que no es lo más adecuado pasarte horas caminando a unas horas de la carrera. Algunos dicen que lo ideal es quedarte tumbado unas horas descansando con las piernas en algo, sobre todo si vas a correr un maratón al día siguiente. Yo nunca lo he hecho. Lo de las piernas en alto, digo. Pero bueno, si te va bien, adelante.

-Comer. Recomendaciones nutricionales técnicas aparte, es evidente que el día anterior debes cuidar tu alimentación. No es muy recomendable meterte un cocido para comer y un cachopo para cenar si quieres llegar cómodo y ligero al día siguiente. Es de sentido común. Pero tampoco hay que quedarse corto. Una comida equilibrada, que no se haga pesada y siguiendo los consejos de un buen nutricionista en lo que a recarga energítica para el día siguiente se refiere es lo ideal.

-Beber. ¿Tomo alcohol el día anterior a la carrera? Lo lógico es que no lo hagas, porque el alcohol es perjudicial y puede afectar a tu rendimiento el día siguiente. Sobre todo si bebes mucho y al día siguiente llegas a la carrera deshidratado, con resaca y dolor de cabeza. Pero a veces nos pasa que privarnos de algo que nos guste y nos relaje nos supone una tensión extra. A mí me pasa, y a muchos amigos. Lo que suelo hacer, y no digo que es lo que haya que hacer ni que sea lo más saludable, es tomarme una cerveza no muy fuerte en la comida o en la cena. Los nutricionistas y entrenadores con los que he tratado en estos años saben que lo hacemos y miran para otro lado: "bueno, si es una cervecita ligera y eso te va a relajar, no te prives de ello". Seguro que todos ellos negarán ahora haber dicho eso jeje.

-Relájate. Sí, ya sé que es fácil decirlo, sobre todo si el reto del día siguiente es de los gordos. Y puede resultar una afirmación de perogrullo, pero a algunos se les olvida hacerlo. Algunos usan técnicas de relajación milenarias, otros se distraen viendo una película en la noche previa y tratando de no pensar en la carrera. Otros, al contrario, sólo se relajan si revisan el recorrido y todos los detalles técnicos para llevar todo estudiado y controlado. A mí me funciona tumbarme a leer un rato y escuchar música que me guste. No tiene por qué ser música relajante, puede ser música movida, ruidosa, bailable. Siempre que sea algo que disfrutes y te provoque una sensación placentera. Llegar motivado y tranquilo al día de la carrera es es el primer triunfo.


2.301

Articulos relacionados

Salud 8 consejos para una temporada sin lesiones
Reportajes Consejos para correr un Maratón: Estela Navascués
Salud Decálogo para conseguir nuestros objetivos runner

También te puede interesar

Reportajes Maratón olímpico de 1956: el ansiado oro de Alain Mimoun
Reportajes ¿Correr nos hace más guapos?

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud Fatiga tisular: ¿por qué debes fortalecer tus tobillos?