BUSCA TU CARRERA

Tenemos 176 eventos a tu disposición

LA TITAN DESERT 5 ESTRELLAS

Por carreraspopulares.com

  • Los cocineros Javier Torres y Paco Roncero, el mejor chocolatero del mundo, Lluc Crusselas y El Batería De Love Of Lesbian, Uri Bonet, participantes ilustres.
     
  • Javier Torres: “En la Titan busco un momento de desconexión total, como que se me apaga el cerebro y desconecta de absolutamente todo lo que tienes, de todas las movidas”.
     
  • Paco Roncero: “El deporte me da una libertad brutal. Empecé a hacer deporte porque lo necesitaba en mi vida... Necesitaba un ratito en el día a día que fuera única y exclusivamente para mí”.
     
  • Lluc Crusellas: “Nuestro trabajo nos obliga a ser muy metódicos, muy ordenados. Ello dentro nos obliga a tener esta válvula de escape, que es el ciclismo, que es lo que nos une”.
     

Y en esto que, en medio del desierto de Marruecos, en una prueba como la Škoda Titan Desert Morocco se juntan un cocinero con tres estrellas Michelin, uno con dos, el mejor chocolatero del mundo y el fundador y batería de un grupo de música indie español con cuatro discos de oro que también hace sus pinitos como cocinero. Y hablan, y se ríen y comparten experiencias en la cocina y en el deporte.

Ellos son Sergio Torres, Paco Roncero, Lluc Crusellas y Uri Bonet integrantes todos ellos del equipo KH-7 en esta Titan Desert 2024, cuatro personalidades distintas con valores en común: reconocidos profesionales de éxito que encuentran en el ciclismo su válvula de escape.

Todos ellos se han visto seducidos por la llamada del desierto. Sergio y Lluc por segunda vez. Paco y Uri como debutantes. En un idílico paraje, con las majestuosas dunas de Erg Chebbi en el horizonte, Uri Bonet comienza una interesante conversación sobre lo que les ha unido en esta ocasión, fuera de los fogones.

Uri Bonet: Compartiendo esta increíble aventura que es la Titan, lo primero que se me ocurre es preguntaros: ¿Qué tiene que ver la preparación de una carrera como esta, que te pone al límite con la preparación de cada uno de vosotros en vuestras cocinas o en el obrador? ¿Se parece en algo o no tiene nada que ver?

Lluc Crusellas: “Creo que en este caso puedo hablar por los tres. Nuestro trabajo nos obliga a ser muy metódicos, muy ordenados y llevar, dentro de la no rutina, un orden. Y ello nos obliga también a tener esta válvula de escape, que es el ciclismo, que es lo que nos une. El ciclismo lleva estos valores de sacrificio, de esfuerzo, de constancia, que también tenemos en nuestro trabajo. Así que van de la mano las dos cosas. Es cómo nos hace vivir ambas cosas”.

Sergio Torres: “Sí, es una válvula de escape. Yo intento, cada día que puedo y me dejan, ir a trabajar en bicicleta. Y con eso ya rasco unos kilómetros que me ayudan a afrontar el trabajo con más serenidad, con más entereza. Además, con mi hermano Javier -no ha podido participar en esta edición- llevamos una mochila y cogemos hierbas por la montaña. Cuando llegas al trabajo, los problemas lo son menos. Los ves con otra perspectiva. Además, inculcamos al equipo que hagan deporte, porque eso hace equipo, hace que todo el mundo esté más despierto y mejor. Es algo realmente beneficioso para todo y para todos.”

Paco Roncero: “Para mí hacer deportes entra dentro de mi estilo de vida y es algo que hago a diario. Además, tengo la gran suerte de que mi mujer, Nerea, hace también deporte, quizá más que yo, y mejor que yo. En verdad yo no solamente hago bici, También nado y corro, porque hago triatlones y ello me da una libertad brutal. Empecé a hacer deporte porque lo necesitaba en mi vida... Necesitaba un ratito en el día a día que fuera única y exclusivamente para mí. Pesaba 120 kilos cuando empecé. Y, la verdad, es que he hecho muchas burradas con el tema del deporte” (risas). Aporta también, como han comentado, sacrificio y mucha disciplina. La disciplina de salir cada día a entrenar, hacer tu entreno, hacer series a ritmos altos… también te va muy bien en la cocina. Intento, por otra parte, que los míos hagan deporte, pero no he tenido narices a que ninguno de ellos, se pongan. Supongo que les gusta más el bocata de bacon cuando vamos a los viajes, pero bueno, lo intentamos” (más risas).

Uri Bonet: Como decís, realmente la preparación es bestia. O sea, hablábamos antes de que para hacer una Titan o una prueba de este tipo hay que sacar mucho tiempo para entrenar. Sergio decía que cuando va de casa al trabajo, aprovechaba. ¿Los demás también aprovecháis esto o dedicáis una rutina más bestia?

Lluc Crusellas: “Hablar de rutina es prácticamente imposible en mi caso. Lo que intento es comer en menos tiempo a mediodía y salir en bici. Y ya sí, el fin de semana, aprovechar para hacer una tirada más larga”.

Paco Rocero: “Yo intento entrenar siempre por la mañana. Duermo muy poquito y a las siete de la mañana estoy ya en marcha. Si me toca hacer bici, la hago indoor. Si me toca nadar, me voy al gimnasio y nado, y si tengo que correr, o salgo a la calle o lo hago de la cinta en casa. Yo el deporte lo agendo, esa hora y media o dos horas son sagradas. Y si algún día lo tengo que hacer a las cuatro de la tarde, a las cuatro de la tarde me voy y hago mi deporte como si tuviera una reunión o como si tuviera cualquier otra cosa que hacer. Y luego, los domingos, tiradas largas con los amiguetes. Cinco o seis horita de bici y listo”.

Uri Bonet. “Estamos en el desierto. ¿Qué os aporta el desierto? A mí, por ejemplo, cuando me preguntan: ¿Por qué haces la Titan? Contesto que a mí el desierto me llama mucho. Lo encuentro como mágico. ¿Os pasa también? Es que es muy distinto correr o hacer bicicleta por el desierto que hacerla por donde vives y tal. ¿Qué os aporta esto?

Lluc Crusellas: “Aporta estar en otro mundo, desaparecer un poco de la realidad y conectar no solo contigo mismo, sino también estar aquí y ser un Titán más en el campamento. Al final no sabes si el de al lado es carpintero o lo que sea, pero todos están aquí para disfrutar del momento durante una semana y haciendo ciclismo, que es lo que más nos apasiona”.

Sergio Torres: “Yo busco un momento de desconexión total, como que se me apaga el cerebro y desconecta de absolutamente todo lo que tienes, de todas las movidas. Cuando voy en bici, del trabajo a casa, de casa al trabajo, intento pensar en todo lo que tengo que hacer: la receta, el plato, el equipo, en todos los problemas. Aquí no, aquí, al contrario. No quiero saber nada del teléfono, no quiero saber nada de nadie, no puedo solucionar ningún marrón. O sea, que es perfecto. Estar aquí es como estar en la luna. Es momento de quedarte con este momento de vacío para volver a cargar”.

Paco Roncero: “Sí, yo creo que es desconexión total. Y además es un paraje que no es el habitual para nosotros. Yo que vivo en el centro de Madrid, cuando voy a sitios de nieve me parece que es algo brutal y la desconexión es total a todos los niveles y en todos los sentidos. Y cuando vienes aquí, esto es la leche, no tiene nada que ver con lo otro. Yo he venido aquí también a desconectar 100%. O sea, no tengo ni el teléfono conectado. Bueno, intento buscar por ahí wifi, si puedo, lo que sea, pero también tengo el restaurante cerrado, con lo cual tampoco tengo mayor problema. Pero bueno, siempre está bien tener un poquito de conexión por si acaso pasa algo”.

Uri Bonet: Y ya para acabar, estamos en bicicleta por el desierto… pero estamos comiendo también. ¿Qué os gusta de la gastronomía de Marruecos? ¿Sacáis alguna idea? ¿Lo aplicáis de alguna manera en el trabajo?

Paco Roncero: “Más que la gastronomía, que yo tampoco conozco tanto, porque lo que estamos comiendo aquí no podemos decir que esto es gastronomía marroquí, sobre todo creo que aquí lo que destaca son sus especias. Los e-bikers hemos tenido la oportunidad de pararnos en un mercado para verlas. Y también destacan los dulces, que son muy ricos. Nuestro estilo de cocina no es tan especiado. Nosotros cocinamos

un poco de una manera más purista, sabores más puros. Pero siempre aprendemos, hasta del bar de la esquina. Con lo que, si vemos algo que nos gusta, nos lo llevamos. Hay que levantar los sentidos”.

Sergio Torres: “En realidad, la cocina española tiene mucho de árabe. En España, antiguamente, hace muchos años, estaban los árabes. Y tenemos una cocina tradicional siempre con especias. Javier y yo sí que hemos tenido oportunidad de cocinar bastantes cosas de aquí, quizás por la gente que hemos tenido de todo el mundo. Y hacemos platos con especias, como el cordero o el tajín. Y también está el tema de la tele. Como hemos hecho tantas recetas y no teníamos más, tirabas ya de todo el mundo y hemos descubierto recetas aquí maravillosas y con muchísima tradición, muy potentes e interesantes”.

Lluc Crusellas: “La pastelería es uno de los platos fuertes aquí. Sí es verdad que van, creo que por lo que comemos en nuestro país, pasadísimos de azúcar, pero realmente con los frutos secos, con los dátiles, hacen cosas bonitas e interesantes. Al final, allá donde vas, aprendes seguro”.

Sergio Torres “Ahora dinos tú, ¿Cómo combinas la actividad del grupo de música con prepararte para la Titan?

Uri Bonet: “Pues para mí ha sido relativamente fácil esta vez, porque acabamos el último concierto de la gira en noviembre, en el WiZink Center en Madrid, con lo que he tenido cinco meses para prepararme a fondo. Ahora ya, justo el jueves que viene, me voy a Toledo, porque tengo un concierto”.

Sergio Torres: ¿Y por qué te gusta tanto la gastronomía?

Uri Bonet: “Eso me viene no sé si más de mi abuela o de mi madre, pero recuerdo que tenía cinco o seis años y pillaba una silla, me la ponía en la cocina y veía como mi madre y mi abuela estaban cocinando. Yo me ponía de pie para ver qué estaban haciendo. Mi abuela era una gran cocinera de Ciudad Real. Y mi madre es una gran cocinera también. Entonces, creo que no he aprendido en ningún sitio, pero de ir mirando, me entró ese gusanito que se te mete y al final hay un día que te explota y empiezas a cocinar”.

Sergio Torres: ¿Y cuál es el plato que te comerías justo al cruzar la meta?

Uri Bonet: “Es que cuando llego, vengo con muy poca hambre, porque como mucho durante la carrera. Pero sí que hay una cosa que me tomaría, que sería un té caliente. Eso lo descubrí en Sables. Te daban un té y era espectacular. Estás a 45 grados y dices: esto me tiene que matar. Y te lo tomabas y era como: ¡Guau! Ponme otro, por favor.

Sergio Torres: “Lo voy a probar. Mañana lo pruebo. Por cierto, Lluc, ¿vas a hacer chocolate aquí?

Lluc Crusellas: “No vamos a hacer chocolate, pero... sí he traído crema untable y aún queda algo” (risas).

Paco Roncero: “¡Pues tendremos que ir a verte!”

 

 

 


2.892

También te puede interesar

Actualidad Rosa van Doorn y Hans Becking reinan en la Fred.Olsen Express Transgrancanaria Bike
Actualidad Nace la CARRERA POPULAR MADRID CORRE POR VICÁLVARO

Las más vistas

Entrenamientos ¿Quieres mejorar tu resistencia sin esfuerzo?
Reportajes Las mejores maratones internacionales para correr en verano