10 cosas que debes hacer tras un maratón

Por May Luján para carreraspopulares.com

Ya habrás leído mil artículos sobre las cosas que debes hacer justo las horas siguientes tras un Maratón. Pero esos cuidados, debes extenderlos más allá de la jornada siguiente a la prueba. Durante toda la semana posterior, puedes hacer unas cuantas cosas que mejorarán tu estado físico, y también mental y anímico.

Protégete, tus defensas están mermadas
Puede que descanses mucho tras la prueba. Puede que te sientas bien y reconfortado tras un sueño reparador y unas buenas horas de sofá. Pero no es suficiente. Tus defensas se han visto muy mermadas en el Maratón. Por mucho que recuperes en las siguientes horas, al menos durante una semana, tus niveles estarán más bajos de lo normal. Serán más proclive a resfriados u otras enfermedades. Así que, protégete bien.

Estira, estira, y vuelve a estirar.
Pero no lo hagas inmediatamente después de la prueba. Hazlo tras pasar unas horas y los días posteriores, es decir, la siguiente semana. Justo tras la prueba puede que tus músculos estén algo dañados y, si hay una pequeña lesión, incluso la agraves con los estiramientos. Deja que pasen unas horas y en los 7 días siguientes programa dos o tres buenas sesiones de estiramiento. Aunque no hayas corrido nada esos días.

Alimentación: homenaje y recuperación.
La alimentación debe cumplir esa doble función. En primer lugar, te debe ayudar a recuperar. Habrás leído mucho sobre lo que debes comer justo tras el Maratón,. Bien, pues los días siguientes, también debes llevar una alimentación equilibrada, rica en vitaminas, minerales, hidratos y proteínas. Recupera así niveles normales en tu cuerpo. Por otra parte, prográmate comidas que te gusten. Tu mente lo agradecerá. Será como un premio más.

Masaje reparador.
A mitad de semana tras el Maratón (como pronto), programa un masaje o una sesión de spa. Por el simple hecho de cuidar tus músculos. Asegúrate de mencionar cuando reserves la sesión que acabas de correr el Maratón, para que tengan en cuente cómo actuar.

Carrera recuperadora.
El día siguiente a la prueba, efectivamente, es aconsejable un ligerísimo trote. Cuando decimos ‘ligerísimo’, significa precisamente eso: poco tiempo y muy lento, casi andando.

Busca las fotos.
Bucea en Internet, ves a las páginas oficiales, busca y rebusca. Las fotos de un Maratón son únicas. Te recomendamos que inviertas un poco de tiempo en encontrar alguna foto tuya y conseguirla (aunque sea de las que hay de pago). Valdrá la pena tener ese recuerdo dentro de unos años.

La medalla, búscale sitio.
¿Tienes un lugar especial para tus medallas? Entonces ya está hecho. ¿No lo tienes aún? Pues en ese caso hay que ir buscándolo. Coloca tus medallas en un sitio especial. Si puede ser, visible aunque discreto. Se merecen estar bien visibles.

Descanso.
A pesar de ese ligero rote y de los masajes, la semana siguiente a la prueba, debe ser principalmente de descanso. No vale la pena salir a trotar mucho, porque seguramente no te encontrarás bien y las sensaciones no serán buenas. Por ello, no te fuerces ni una milésima.

La mente, en blanco y los retos, asumibles.
Cuando acabes un Maratón pasarás por esas clásicas fases en tu pensamiento:

1.- ‘No vuelvo a correr un maratón en mi vida’
2.- Tan solo un par de horas después: ‘¡Qué ganas tengo de correr otro maratón!’

Todo esto es lógico. Pero no es el momento de empezar a planificar. Los días posteriores sería ideal no pensar mucho en carreras. Pero, si no lo puedes evitar, planifica retos sencillos: una carrera de 10k el mes que viene donde no vayas a por marca, por ejemplo. O un medio Maratón pero dentro de unos meses. Nada de presiones ni agobios.

Recupera el tiempo y prueba cosas distintas.
Ya que no vas a salir a correr, invierte el tiempo que le dedicarías a las sesiones de running en otras cosas. La piscina, por ejemplo, puede que te venga bien un día de la siguiente semana. No hay impacto y te activará un poco. Pero también te vendrá bien un simple paseo con alguien a quien hayas dedicado poco tiempo durante la preparación, por ejemplo. Recupera tiempo perdido también con tu familia y amistades.

SOBRE EL AUTOR


Tambien te puede interesar

Por qué Forrest Gump es un icono del running
Luis Blanco

Resulta curioso que tantos corredores se hayan identificado de forma tan profunda con una escena de una película que realmente no es sobre correr. Hablamos de Forrest Gump, un icono del running. ¿Por qué?

El coleccionista de carreras
Mario Trota

Hoy os vamos a hablar de un corredor muy particular. Es un tipo de runner que todos conocéis. En todos los grupos de entrenamiento o de amigos que corren hay uno más o menos con las mismas características. O varios. Es el coleccionista de carreras.

Consejos para correr sobre nieve y ambientes fríos
Apolo Esperanza

Correr o entrenar por la nieve puede ser una experiencia interesante, pero debemos tener en cuenta algunos aspectos importantes. Apolo Esperanza, corredor y aventurero nos cuenta su experiencia.

Cuatro juegos para animar a tus hijos a que corran
Chema Martínez Pastor

Si quieres que tus hijos se aficionen a correr, tienes que, primero, hacer que se interesen por el deporte. Si intentas que entrenen como un adulto será más difícil que entiendan el running como un deporte para ellos. Te sugerimos algunas formas de hacerles correr sin darse cuenta.

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.