Dime lo primero que piensas y te diré cómo vas a entrenar

Por carreraspopulares.com - 04/07/2019

No es un principio que se cumpla siempre, pero no nos equivocamos mucho si decimos que la actitud antes de realizar un entrenamiento (o tirada, o carrera) es muy importante. Por duro que sea se nos puede hacer muy fácil si contamos con la motivación adecuada. Y, por el contrario, si no estamos de humor para entrenar, hasta el entrenamiento más sencillo puede tornarse en una pesadilla.

Muchas veces no vamos a poder controlar lo que pensamos antes de salir a correr. Pero si lo intentamos y trabajamos en ello, podemos tener una mejor actitud, que nos ayudará a tener un mejor desempeño a la hora de realizar nuestra tarea. Intenta hacer este ejercicio: la próxima vez que salgas a entrenar, en el momento en que te estés vistiendo o poniendo las zapas antes de salir a la calle, escúchate. ¿Qué dice tu cabeza? Posiblemente no le des importancia o simplemente, no esté diciendo nada. Pero si logras saber qué es lo que te mueve en ese momento, puedas dirigir tus pensamientos hacia lugares que te ayudarán a tener una sesión más satisfactoria.

“A ver si acabo pronto el entrenamiento, que me apetece llegar a casa cuanto antes”

Si antes de salir a correr ya estás pensando en volver, es que no estás concentrado al 100% en la tarea que tienes por delante. Pensar en tu rato de correr como algo que te “tienes que quitar de encima” significa que no es importante para ti. No pasa nada, correr no tiene que ser lo principal en tu vida. Pero es posible que, pensando así, ante la más pequeña dificultad o distracción que tengas corriendo, es bastante posible que encares el camino a casa.

“Qué bien me va a venir salir a correr para quitarme el estrés del día”

Cuidado con este pensamiento. Correr sin duda te va a ayudar a canalizar el estrés y a hacer que los días duros acaben como la seda. Una buena sesión de entrenamiento o de carrera hará que tus nervios se aplaquen y tu cabeza rompa con esos nubarrones negros que se han podido generar en el día. Pero puede tener un lado negativo, y es que, si depositas en el running todas las esperanzas de que te “limpie” el estrés, puede que a veces no funcione. Tienes que poner de tu parte en cualquier caso. Mantén una actitud positiva y el running te ayudará a muchas cosas, pero no creas que lo va a hacer todo sin un poco de ayuda.

“Hoy me encuentro fuerte, voy a hacer un buen entrenamiento”

Perfecto, esa es la actitud. Salir a la calle pensando que nos vamos a “comer el mundo” es el primer paso para conseguirlo. Sin embargo, intenta canalizar tu exceso de energía y de ganas para que te salga bien el entrenamiento. Por muchas ganas que tengas, darte una paliza por encima de tus posibilidades no siempre es la mejor idea. Lo mejor es que sigas con tu plan si lo tienes, que comiences poco a poco y dejes que la energía vaya fluyendo por si sola. Empezar poco a poco y conseguir terminar fuerte es la mejor sensación con la que te puedes quedar. Pero ya sabes el dicho: “la potencia sin control...”

“Como ayer no pude salir, hoy tengo que hacer un poco más”

También cuidado con estos reajustes. Si tienes un plan de entrenamiento y te saltaste la sesión de ayer, doblar esfuerzos hoy no te va a ayudar en nada. Si cuentas con un entrenador, lo mejor es que le consultes. A veces suele ser mejor dejar pasar ese entrenamiento que no hiciste que reajustar cosas a tu aire. Cuando se lleva a cabo un plan de entrenamiento se tienen en cuenta más cosas que el volumen de kilómetros semanales. El orden de las sesiones y descansos es importante para que el cuerpo asimile lo entrenado.


“No me apetece nada salir a entrenar, pero voy a bajar aunque sea a hacer 3 kilómetros”

Por supuesto que tener una buena predisposición ayuda. Pero seamos honestos, no siempre nos va a apetecer bajar a entrenar. En cambio, sobreponerse a esa desgana y, “aunque sea” correr unos kilómetros nos será de más ayuda que el mejor de los entrenamientos de series.



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Pautas para iniciarte en la montaña
Álex Campos

El verano es una época ideal para probar a correr en zonas diferentes. Si nunca has probado a correr por la montaña, quizás sería el momento ideal. Eso sí, no te lances a lo loco. Sigue algunas pautas.

¿Cansado de conseguir los mismos resultados? Potencia tu “juego interior”
Juan Carlos Ladrón

Nuestro entrenamiento físico es vital, sí, pero también lo es nuestro entrenamiento interior. Si sacamos a relucir nuestras cualidades mentales conseguiremos avanzar y obtener mejores resultados.

¿Eres un corredor lento? Esto es lo que tienes que hacer
carreraspopulares.com

Que cada uno corremos a un ritmo distinto es algo fácil de entender. Que ese ritmo no nos tiene que hacer sentir ni mejores ni peores que el resto, no tiene que tener ninguna duda. ¿Qué hacer cuando los demás son más rápidos que nosotros?

Los umbrales y su implicación en el entrenamiento (y II)
David Calle

Una vez conocidos los umbrales de esfuerzo, es importante saber cuál es su implicación en los entrenamientos que realizamos. En este artículo, David Calle nos describe cuáles son las diferentes intensidades y los beneficios que nos reportan al rendimiento.

Las mas vistas

Dale técnica a tu carrera
Juan Maria Jimenez

Es una de las partes fundamentales del entrenamiento si quieres mejorar tu rendimiento como corredor. Juan María Jiménez, nos enseña los ejercicios básicos de técnica de carrera.

10 consejos para correr una 10K
carreraspopulares.com

Marta Fernández de Castro, atleta de consagrada calidad y entrenadora nos da 10 consejos si vas a correr alguna 10k estos meses.

Vamos a reírnos de nosotros mismos
Leo Harlem

Leo Harlem: ´Con el deporte lo único que se quema es el que lo practica las calorías ni se enteran, van por libres´.

Trabaja la fuerza tras el entrenamiento
Fernando Ortiz

Te presentamos una serie de ejercicios básicos que podrás practicar tras correr. Son importantes para que tus piernas estén fuertes y tengas menos cansancio muscular. Te quitarán poco tiempo y te ayudarán mucho.