Vuelve a la normalidad tras los excesos Navideños

Por Laura Jorge para carreraspopulares.com

Tras los excesos alimenticios navideños, es necesario recuperar la normalidad. Necesitamos recuperar los buenos hábitos, normalizar las digestiones y en el caso de haber ganado algún kilo, que ese kilo se vaya bien lejos.

Es normal disfrutar de las comidas y dulces navideños, pero una vez pasadas estas fechas, hay que retomar cuanto antes las comidas equilibradas y poner un orden entre las comidas, los entrenamientos y el descanso.

Para seguir una alimentación equilibrada, una de las principales claves es hacer una selección adecuada de alimentos. Si lo consigues, habrás dado un gran paso adelante. También hay que potenciar la variedad (frutas, hortalizas, alimentos integrales, legumbres, frutos secos, etc.).

Y, ¡mucho cuidado! Es temporada de dietas “milagro”, así que no caigáis en sus redes.


¿Cómo podemos hacerlo?



1- Menús ligeros:
Tienes que mentalizarte de que las comilonas ya se han terminado. Llega el momento de ponerse las pilas y hacer tus menús más ligeros. Para ello, la opción principal que debes activar es la de combinar verduras y hortalizas con pescados y carnes magras. Así de sencillo. Si lo consigues, habrás dado un primer paso muy importante.

2- Incluye alimentos como el apio, los espárragos, la borraja, las alcachofas o el cardo, por ejemplo. Te ayudarán a eliminar la retención de líquidos que pudieras tener y a eliminar la pesadez de estómago que quizás te haya invadido.

3- Hazle un buen hueco a la fibra. También es muy positivo que incluyas en tu día a día alimentos ricos en fibra: Te ayudarán a evacuar y a aliviar el vientre hinchado. Por ejemplo, para almorzar, puedes tomar un yogur desnatado con un puñadito de ciruelas pasas y un kiwi, te ayudará a regular tu tránsito intestinal y a mejorar la digestión.

4- Dale al agua el papel que le corresponde: En navidades se suele descuidar el consumo de agua. Por ello, una vez pasadas, debes olvidarte de consumir otras bebidas y beber agua. También puedes tomar infusiones.

SOBRE EL AUTOR


Tambien te puede interesar

Alimentos contra el frío
Andrea Ferrandis

Los alimentos también nos pueden ayudar a entrar en calor. Más allá de su aporte energético y de vitaminas y minerales, una buena selección de alimentos nos ayuda a combatir el frío del invierno.

Fabrica tu propio muesli: más sano y menos azúcar
Laura Jorge

Es un alimento al alza. El muesli ya está presente en los desayunos de muchos de vosotros, pero ojo con lo que os metéis en el cuerpo. Laura Jorge nos da la receta para elaborar nuestro propio muesli casero y evitar así excesos de azúcar o sal.

Alimentos indispensables en la despensa runner (I)
Javier Ullé

Una de las preguntas más comunes que nos hacemos todos los corredores es qué alimentos deberían formar parte esencial de nuestra dieta, pues bien, te vamos a dejar dos entregas con los alimentos esenciales en cualquier “despensa runner”.

Reglas para enfrentarse a las comidas navideñas
Victoria Monllor

¿Sabías que el turrón es una auténtica barrita energética natural? ¿Y que el marisco es un alimento muy saludable para los corredores? Conoce esta y otras recomendaciones de los alimentos típicos navideños.

Las mas vistas

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.

¿Por qué corremos?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

¿Vives para correr? ¿Corres por salud?, ¿por socializarte? Existen tantos tipos de corredor como motivos que nos impulsan a correr. Aquí te planteamos unos cuantos. Pero seguro que conoces muchos más.