5 razones por las que entrenar tu velocidad (y 1 por la que no)

Por carreraspopulares.com

No es lo más importante para cualquiera de nosotros cuando empezamos a correr, pero sí es algo que nos empezaremos a plantear, tarde o temprano. Hay muchas formas de entrenar la velocidad, y de prepararnos para poder estar más tiempo corriendo a ritmos altos. Es normal, cuando empezamos a correr, que tardemos 6 ó 7 minutos en recorrer cada kilómetro, a veces algo más. Y lo más probable es que nos dé igual. Poco a poco veremos que nuestro ritmo aumenta, a veces sin hacer nada especial. Pero de repente un día nos ponemos el objetivo de tardar menos de una hora en un 10K. Puede que lo consigamos o no. Pero pase lo que pase, ya estaremos buscando una mejora en los ritmos. ¿Por qué es bueno que nos planteemos entrenar buscando bajar nuestros tiempos?

1. Es un objetivo que mantendrá nuestra motivación alta. Nada como tener objetivos para hacer que tengamos más motivos para salir a correr. Un plan de entrenamiento que nos marque qué tipo de entrenamientos tenemos que hacer cada día nos ayudará a manejar nuestro tiempo de otra manera, generando una razón para no quedarnos en casa cada día.

2. Hará nuestro entrenamiento más variado. No hace falta que nos pongamos a entrenar como profesionales. El simple hecho de alternar tiradas a ritmo constante con series, cuestas o fartlek es suficiente para quitar la monotonía de nuestra rutina. Un entrenamiento variado contribuye, no solo a hacer de nosotros corredores más completos, sino que también nos da motivación para seguir corriendo.

3. Menos lesiones.El entrenamiento a ritmos más altos de los habituales hace que nuestros músculos y tendones estén más fuertes. Esto hace que soporten mejor el esfuerzo y nos ayudará a que seamos más resistentes a lesiones. Una musculatura fuerte significa mejor sujeción de las articulaciones y nos puede proteger, por ejemplo, de que nuestras rodillas soporten demasiada presión en la carrera.

4. Conocerás mejor tu cuerpo. Prestarás más atención a aspectos como técnica de carrera. Para volvernos más rápidos necesitamos aumentar la amplitud de zancada mediante una mejor técnica de carrera. O aumentar la frecuencia de carrera, lo cual también nos hará recorrer más distancia en menos tiempo. O, lo más habitual, las dos cosas al mismo tiempo. En cualquier caso, es interesante, a medida que corremos más rápido, que tomemos conciencia de la importancia de la ejecución de la carrera en nuestro rendimiento.

5. Podrás medir tus progresos. La mejor forma de saber si estás mejorando cada día es comparándote con tus propias marcas. Si este año eres capaz de correr en menos tiempo una misma carrera, quiere decir que has hecho mejor las cosas o que, al menos, estás progresando. Hay más cosas a tener en cuenta, pero una mejora en los tiempos seguro que va asociada a una mejora como runner.

Pero hay una razón por la que no deberías empezar a entrenar tu velocidad. Y tiene que ver con tus expectativas. Si empiezas a entrenar mejor, vas a conseguir mejores marcas seguro. Pero llegará un momento en el que dejes de mejorar. Todos tenemos un límite y ese día en que no hagamos mejores marcas puede ser cualquiera. No empieces a entrenar tu velocidad si no tienes claro que en algún momento dejarás de mejorar. No es bueno obsesionarse y si quieres ponerte un objetivo para mejorar, hazlo. Pero siempre con cabeza para no convertirlo en una fuente de frustraciones.


6.572

Articulos relacionados

Entrenamientos ¿Entrenar cuestas y escaleras es equivalente?
Salud Correr con más de 50 años (II): entrenamiento y prevención de lesiones
Entrenamientos El calentamiento: cuánto y cómo

También te puede interesar

Entrenamientos ¿Por qué llevar un diario de mis entrenamientos?
Entrenamientos MINIMALISMO (Cap. 3) La transición hacia el minimalismo (Cont.)

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud Fatiga tisular: ¿por qué debes fortalecer tus tobillos?