Aprendizajes de tu primer maratón

Por carreraspopulares.com - 12/03/2019

Ya lo has hecho. Has cruzado tu primera meta del maratón. O, si has tenido un mal día, lo dejamos en que has participado en tu primer maratón. En realidad, tanto si has llegado hasta el final como si has tenido que tirar la toalla antes de los míticos 42,195 metros, ya puedes decir que has tenido tu primer contacto con el maratón.

Es el momento (con permiso de tus piernas de “Robocop”) de sacar conclusiones y aprendizajes para tus siguientes aventuras en el mundo del running. Aventuras que no siempre van a tener que ver con la distancia de Filípides. Pero el maratón es algo que lo cambia todo. Una vez que te has enfrentado a él, toda tu vida runner, de algún modo, se ve modificada.

Primer consejo: no hagas caso a lo que tu mente (o tus piernas) te diga estos días. Posiblemente, la vocecilla de tu interior te esté repitiendo desde el domingo que no vas a volver a correr un maratón. Las sensaciones después de acabar esta carrera son muy distintas a las de cualquier otra carrera. Un maratón te exprime de tal manera que parece que tus piernas, tus pulmones y tu corazón no se van a recuperar nunca. Pero no sólo lo harán, sino que se han vuelto más resistentes de lo que eran antes. Si has hecho un buen entrenamiento, la recuperación será mucho más rápida.

¿Cómo ha ido el entrenamiento?

Seguro que te has dado cuenta que un maratón no se corre sólo una mañana de domingo (o de sábado). Un maratón se empieza a correr, como mínimo, tres meses antes. Lo ideal es que la preparación específica dure unas 14-15 semanas, antes de las cuales, evidentemente, tienes que llevar una trayectoria como runner de varios años, y haber completado varias medias maratones como mínimo.

Mirar hacia atrás, una vez te quitas tu dorsal del pecho, es muy necesario. Tanto si has tenido una mala carrera como si ha ido todo a la perfección, el entrenamiento es parte muy importante. ¿Te ha faltado energía al final de la carrera? ¿Se te ha hecho muy duro el muro? Puede que un débil entrenamiento tenga la culpa. Por contra, si has cumplido a rajatabla al plan, posiblemente las sensaciones sean mejores. ¿Has hecho un plan perfecto y sin embargo, no has estado a gusto en la carrera? Tal vez deberías probar otra forma de entrenar el maratón, reforzando el entrenamiento de fuerza o aumentando el número de kilómetros si es el caso.

¿Has planificado bien el avituallamiento?

Antes de enfrentarnos a nuestro primer maratón, todo son dudas. ¿Cada cuánto me tomo los geles? ¿Con cafeína o sin ella? ¿Debo beber en cada avituallamiento? Como todo en la vida, no hay una fórmula magistral y, además, vamos aprendiendo con la experiencia. Revisa cuál ha sido tu plan de suplementación y descubre si debes mejorar algo en el futuro. Tal vez has tomado algún gel que no deberías haber usado o lo has hecho cuando ya era demasiado tarde. O te has saltado algún avituallamiento. O al contrario, has bebido mucho y has tenido que ir demasiadas veces al servicio en carrera. Repasa todos los detalles y podrás confirmar si la planificación que has hecho era correcta o hay que cambiar algo para la próxima vez.

¿Qué estrategia de carrera has seguido en tu maratón?

La primera vez que nos enfrentamos a la distancia, dicen los expertos, no debemos ponernos objetivos de tiempo. Lo ideal es encontrar ese ritmo con el que estemos a gusto y seguir en él todo el tiempo. Pero, después de la carrera, nada nos impide repasar si lo que hemos hecho nos sirve para la próxima carrera. Tal vez hemos salido muy conservadores y sentimos que podríamos habernos exprimido un poco más. O al revés, se nos ha ido de las manos el ritmo. Lo mítico del maratón es que ninguno se parece entre sí. Además, si hacemos las cosas con cabeza, pasarán varios meses o años entre cada maratón, así que las sensaciones que hemos tenido en carrera se nos irán olvidando. Por eso es importante hacer ese análisis justo al acabar.

Lo más importante es que seamos muy conscientes de que, sea cual sea el resultado de esta carrera, no nos podemos quedar con mal sabor de boca. Es momento de disfrutar de la experiencia y, en caso de que no haya salido como esperábamos, tomar nota para que la siguiente sea perfecta.



2.812

Tambien te puede interesar

Todas las excusas que quieras para no salir a correr
Mario Trota

Hay días en los que salir a correr me da mucha pereza. Muchísima. A veces me ocurre durante una semana completa. ¿Cuál es el debate interno entre mi “yo corredor” y mi “yo perezoso en esos momentos?

Beneficios menos conocidos de correr
Javier Ullé

Correr es una de las mejores maneras de mantenerse en forma. Es excelente para tu físico, pero, ¿qué otros beneficios aporta? Además de los muy conocidos como, por ejemplo, perder peso o combatir el estrés, correr tiene un buen número de beneficios y aspectos que contribuirán a que tengas una mejor salud. Algunos de ellos nos son tan conocidos.

Buscando motivaciones para entrenar en tiempos de coronavirus
Pedro Fernández López

En un momento en el que no se celebran carreras populares, que marcan muchas veces el objetivo de nuestros entrenamientos, ¿dónde y cómo encontramos la motivación? Pedro Fernández nos da algunas ideas.

Guía del corredor novato: la sonrisa, siempre puesta
Mario Trota

Corremos porque nos hace felices. Y si la felicidad es un estado de ánimo positivo y alegre, ¿por qué no vamos a sonreír cuando hay algo que nos hace sentir bien? Correr con la sonrisa puesta, de hecho, hará que ese sentimiento se amplifique.

Las mas vistas

Plan para correr 10k en menos de 60 minutos
Tono Fernández

Un plan para aquellas personas que ya corren, pero que quieren hacer una carrera de 10 kilómetros en menos de 1 hora.

Maratón: 42.195 m.: ¿de dónde viene esa extraña distancia?
Luis Miguel del Baño

42.195 metros. Una distancia extraña. La tenemos más que marcada y grabada en la mente, pero, ¿de dónde proviene la mítica longitud del Maratón?

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

´Un entrenador personal te cambia la vida´
carreraspopulares.com

El cómico Leo Harlem encantado porque está cambiando su físico gracias a un personal trainer.