BUSCA TU CARRERA

Tenemos 153 eventos a tu disposición

Atletas que debieron pasar a la historia: Jim Thorpe

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com

Jim Thorpe fue un atleta de los que podemos llamar "fruto de su tiempo". Las circunstancias que le hacen especial son muy difíciles de concebir en los tiempos que corren. Pero hay que entender cómo era la sociedad -americana y mundial- a inicios del siglo XX y cómo el deporte todavía no había alcanzado el nivel de profesionalismo y "show business" que es ahora. Por ejemplo, ahora es inconcebible que un deportista semi profesional del fútbol americano que también practica beisbol y baloncesto sea además medallista olímpico de decatlón y pentatlón.

No sólo eso. Jim Thorpe fue el primer deportista nativo americano que ganó una medalla olímpica para su país. Sus orígenes no podían ser más pintorescos. Su padre era hijo de un irlandés y de una india de la tribu de los Sac and Fox; mientras que su madre era hija de padre francés y madre de la tribu Potawatomi. Los padres de Jim le educaron en la religión católica, pero conservaron para él un nombre indio, Wa-Tho-Huk, el cual quería decir "camino iluminado por un gran resplandor".

Su nombre indio ya hacía prever que JimThorpe seguría un camino luminoso. Mientras practicaba fútbol americano en la universidad fue seleccionado para ser parte de la selección olímpica de Estados Unidos para participar en los Juegos Olímpicos de Estocolmo en 1912. Su selección para participar en las pruebas atléticas no es casual: sus récords hablan de que podía correr las 100 yardas (91 metros) en 10 segundos; los 200 metros en 21.8; los 400 en 51.8; los 800 en 1´57 y la milla en 4´35. Saltaba 1.98m en altura y 3.35 en pértiga.

Imágenes de Wikipedia
Imágenes de Wikipedia

Oros olímpicos

Thorpe ganó 4 de las cinco pruebas del pentatlón, que se componía de salto de longitud, lanzamiento de jabalina y de disco y carreras 200 metros lisos y 1.500m. Sólo en jabalina quedó tercero, disciplina en la que no había competido en su vida. La medalla de oro le fue entregada por el Zar Nicolás II de Rusia. En el decathlon se esperaba una lucha reñida contra el atleta local, Hugo Wieslander. Para Jim Thorpe era su primera (y única) participación en una prueba por puntos como el decatlón. El resultado: más de 700 puntos de distancia respecto al segundo clasificado, puntuando siempre entre los cuatro primeros de cada una de las pruebas. De un total de 15 pruebas entre decatlón y pentatlón, Jim ganó 8 de ellas.

Al llegar a su país fue recibido con desfiles llenos de serpentina y confettis por las calles de Nueva York. El atleta, poco dado a estas celebraciones declaraba: "escuchaba a la gente gritando mi nombre, no era consciente de que una sola persona pudiera tener tantos amigos".


 

Descalificación

Sin embargo, la gloria no duró demasiado. El año siguiente se destapó en los medios que Jim había participado en competiciones profesionales de beisbol antes de hacerlo en los juegos olímpicos. Las normas en esa época decían que sólo los deportistas amateurs podían participar en las olimpiadas. Un gran escándalo se levantó, que finalmente acabaría con la descalificación retroactiva de Thorpe y la retirada de sus medallas. Pese a la defensa de algunos medios locales no hubo nada que hacer. Poco ayudó también una carta donde el propio interesado intentaba justificar de forma desesperada su inocencia: "Espero que me exculpe en parte el hecho de que yo solo soy un estudiante indio que no sabe de estas cosas. De hecho, no sabía que lo estaba haciendo mal, porque lo que estaba haciendo lo mismo que otros estudiantes hacen, solo que ellos no usan su verdadero nombre".

Después de esto, la carrera como atleta de Jim Thorpe terminó abruptamente. En parte, porque después de su descalificación y del revuelo, numerosos clubes se acercaron a él con ofertas, terminando finalmente en los Giants de Nueva York. Después de varias temporadas ligado al beisbol, se pasó al fútbol americano, el cual no había abandonado del todo. Se retiró a los 41 años, habiendo jugado 52 partidos de la NFL para seis equipos distintos.

Reconocimiento póstumo

Después de su carrera deportiva profesional, Jim tuvo muy difícil encontrar trabajo, haciendo desde extra en películas del oeste a guardia de seguridad o portero. Un cáncer de labio le tuvo en el hospital, muriendo finalmente de un paro cardíaco a la edad de 65.

En 1982, se estableció la Fundación Jim Thorpe, que, con el apoyo del congreso de Estados Unidos querían demostrar que la descalificación de Jim fue un error, dado que las reclamaciones se realizaron fuera de los 30 días que se supone que hay de tiempo según las normas de la época. En octubre de 1983, el Comité del COI reconoció al fin su victoria y le reinstauró las medallas, aunque en los registros aparece como co-ganador junto a Ferdinand Bie y Wieslander, los cuales reconocieron durante toda su vida que el ganador era Thorpe. No fueron reinstaurados, no obstante, los records que consiguió en dichas pruebas.

En el cine se pudieron ver sus aventuras como atleta y deportista interpretado nada más y nada menos que por Burt Lancaster. Puedes ver el trailer en este enlace .

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular


25.282

Articulos relacionados

Videoteca Inside Kilian Jornet, el documental sobre la leyenda del montañismo y los deportes extremos
Reportajes Atletas que debieron pasar a la historia: Maureen Wilton Mancuso
Reportajes ¿Por qué los atletas en pista corren en el sentido contrario a las agujas del reloj?

También te puede interesar

Reportajes Guía del corredor novato: el verdadero tío del mazo
Reportajes Cosas que no hacías antes de tu “vida runner”

Las más vistas

Salud La confianza del corredor
Actualidad Novedades MITJA MARATÓ ROQUETTE BENIFAIO