Avituallamiento trail: qué llevar para correr en la montaña

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com - 30/04/2018

Si te has lanzado a la montaña últimamente, posiblemente a estas alturas estés ya disfrutando de sus múltiples beneficios: respiras aire puro, te alejas de la ciudad, desconectas del estrés que ésta supone y, además, realizas una actividad deportiva que puede llegar a ser complementaria (o por épocas sustitutiva) de tus entrenamientos de running habituales.

Hoy no quiero hablaros de las ventajas deportivas de correr por la montaña, o de cómo se diferencia correr por monte de hacerlo por asfalto. Pero sí hay un aspecto que diferencia mucho ambas disciplinas, y se trata del avituallamiento. Porque si algo nos gusta, a los deportistas de cualquier disciplina es la parte “gourmet” de nuestras aficiones. Por no hablar de que en el caso del trail running se hace muy importante debido a que se trata de una actividad generalmente más duradera en cuanto a tiempo.

Planificar una salida para correr en la montaña es algo más costoso y largo en cuanto a la preparación de material y equipación. Hay que tener en cuenta las condiciones climáticas que tendremos para saber si hay que llevar más abrigo, o protección para la lluvia. Una vez arriba, no hay que tener imprevistos y estar preparados para cualquier cosa que pase. Por eso, en la parte de la planificación hay que tener en cuenta la parte de alimentación e hidratación.

¿Qué me llevo de avituallamiento si salgo a entrenar a la montaña?

Lo primero, calcula tu ruta e infórmate de si hay fuentes por el camino para recargar tus reservas. Porque es necesario (diría que obligatorio) que lleves, en todo momento, un litro de agua contigo. Si has probado las sales en pastillas y te van bien, no es mala idea llevar algunas por si acaso. Y es que en la montaña, un par de kilómetros se pueden convertir en una hora de travesía si las condiciones no son las adecuadas y cuando creemos que vamos a llegar sin problemas a un punto para beber o recargar agua, podemos encontrarnos con dificultades para ello. Una mochila con bolsa de hidratación, un par de botellas tipo ”soft flask” o un cinturón con bidones son una compra que se amortiza muy rápido.

Tan importante como la bebida es la comida. Al estar más horas haciendo deporte (y, en ocasiones, con condiciones más duras) puede hacer que nos quedemos sin energías sin darnos cuenta. Procura llevar siempre contigo comida para cualquier imprevisto. En algunas carreras de montaña es obligatorio llevar el equivalente a 400-500 calorías, así que esta es una buena medida para hacer tus cálculos. Lleva unas cuantas barritas, o geles o algún suplemento que te guste y tenlo como “reserva” siempre. Mejor llevar un poco de peso extra que echarlo en falta cuando lo necesitamos. Parte de la actividad del trail running es llevar siempre nuestra mochila con algo de provisiones, que no te preocupe llevar algo más de carga.

Y a partir de estos básicos, el resto de comida puede servir para darte un capricho. Aprovecha que vas a cargar con algo más de peso de todas formas para llevar contigo otro tipo de comida que te guste más y que te dé un punto de alegría cuando pares. Porque uno de los mayores placeres es pararse en la cima de una montaña o en un valle bonito a hacer un “picnic”. Tira de imaginación: un mini-bocata de jamón, unos frutos secos, fruta deshidratada o fresca, chocolate... Hasta un tupper de croquetas he llegado a ver, aunque creo que eso es un poco excesivo. Llevar un premio en forma de comida hará que aumente tu aliciente por ir a la montaña a hacer deporte y será un plus de motivación que agradecerás.

Hay quien aprovecha para probar recetas de barritas caseras, con cereales en grano, fruta, miel, pasas... Piensa que será tu premio en mitad del esfuerzo, párate a disfrutar del entorno y, eso sí, recoge todo cuando te vayas, que el monte tiene que quedar en el mismo estado en el que te lo has encontrado.

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular



5.340

Tambien te puede interesar

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

Y a ti, ¿qué te inspira para correr?
Mario Trota

Los que consideramos que correr es una parte importante de nuestras vidas, además de motivación, nos sentimos inspirados para correr. Son muchas cosas las que nos inspiran. Un atardecer, una canción, un camino o una persona.

La calurosa y penosa maratón olímpica de 1900
Luis Blanco

Los primeros maratones olímpicos han pasado a la historia no solo por su carácter pionero, sino también por su extrema dureza. El de París, en 1900, se corrió a temperaturas cercanas a los 40 grados por un recorrido duro y mal marcado. Solo llegaron a la meta siete corredores.

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

Las mas vistas

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

¿Cómo te afectan las temperaturas extremas?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Calor extremo o frío intenso: tu cuerpo se resiente. Cuando las temperaturas son muy altas o muy bajas, el rendimiento deportivo no es el mismo. Aún así, podemos adaptar nuestro cuerpo y tratar de buscar la mejor manera de rendir en estas condiciones.

Las mejores ensaladas para runners
Laura Jorge

Las ensaladas son el plato estrella de muchos runners. Más aún cuando llega el verano. Descubre las sugerencias que te hace nuestra nutricionista Laura Jorge y disfruta aún más de tus frutas y verduras.

Tres sencillos ejercicios de fuerza: ¡ya no hay excusas!
Rubén Gadea

El verano es una época ideal para hacer nuestros entrenamientos de fuerza. No hace falta maquinaria especial, ni siquiera mucho tiempo. ¡Introduce estos ejercicios en tu rutina y verás!