Carreras de montaña vs carreras de asfalto

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com

Nos gustaría pensar que después de leer el artículo sobre “ qué debes saber para empezar a correr por la montaña ” te hemos convencido para que lo pruebes. Y más aún, que te ha gustado y que te estás iniciando en esto del “trail running”. Lo vamos a llevar un poco más lejos: nos imaginamos que ya tienes experiencia en correr por la montaña y que quieres disfrutar un poco más de tu afición.

Habrás visto que cada vez hay más competiciones de trail en el calendario de carreras . Si te está empezando a picar el gusanillo, creemos que es momento de que conozcas las diferencias entre las carreras de asfalto y las de montaña. Aviso: son más diferentes de las que pueden parecer, pero en algo sí son iguales: lo vas a pasar en grande:

1. El perfil importa. Si es algo que ya miramos en las carreras de ciudad, imagina en el caso de la montaña. Tendrás que familiarizarte con conceptos como el desnivel positivo (número de metros verticales que se asciende en total del recorrido) o desnivel acumulado (sumando los metros que se suben y los que se bajan). Es muy importante conocer el desnivel porque supone la diferencia principal entre carreras. No es lo mismo hacer 15 kms en los que se suban 800m que 15 kms en los que se suban 1.500m. Con el tiempo y la experiencia aprenderás a interpretar los perfiles de las carreras para no llevarte sustos.

2. Equipación obligatoria.Una diferencia importante con las de asfalto es que en las carreras de montaña la organización dispone una serie de equipaciones obligatorias, siempre relacionadas con la seguridad de los corredores. Por ejemplo suelen incluir una cantidad de agua o líquido, algún alimento, reflectantes o cosas que no se te ocurrirían como llevar mallas que te cubran toda la pierna.

3. Requiere más atención. No sólo porque el terreno exige que estés pendiente de por dónde pisas. El recorrido está marcado con balizas atadas a árboles y plantas, las cuales debes seguir para que te indiquen el recorrido. Si te despistas, es posible que te salgas del camino marcado.

4. Menos participantes. Por razones obvias, una carrera de montaña difícilmente superará los 400-500 participantes. Coordinar la salida y el paso de los corredores en circuitos de montaña es más complicado, por lo que el número de corredores es más reducido. Sabrás lo que es el estrés cuando descubras que hay carreras que agotan los dorsales media hora después de haber abierto inscripciones.

5. Los avituallamientos, ese oasis. En la mayoría de las carreras, los avituallamientos son un momento mágico para el corredor. Agua, isotónico, fruta, chocolate, frutos secos... son elementos muy habituales. Hay carreras que se “estiran” más y ponen incluso empanada, jamón, queso... Al no ir a ritmos tan rápidos como en las carreras de asfalto, la mayoría se para a comer y beber bien antes de continuar la marcha. Importante si vas a participar que te informes dónde están los avituallamientos para llevarte tu propia comida y bebida para que no se te haga tan largo llegar a ellos.

6. Es más difícil adelantar. Debido a las condiciones del terreno, pasar a otro corredor es más complicado, muchos senderos sólo permiten el paso de una persona. Si tienes que adelantar, asegúrate de hacerlo sin poner en peligro a nadie, sobre todo bajando. Avisa de tu intención y del lado por el que vas a pasar, generalmente la persona que va delante te facilitará la maniobra. De la misma manera, si te van a adelantar, baja la velocidad e intenta no obstaculizar el paso. ¡Sin ponerte tú en peligro, claro!

7. La ayuda a los demás es obligatoria. Aunque es algo que todos haríamos de vernos en la situación, las carreras de montaña obligan a los corredores a prestar auxilio a otros que hayan podido sufrir algún tipo de percance. Más que nunca, en la montaña todos somos compañeros y hay que ayudar a quien lo necesite.

8. Respeto absoluto al paisaje. En las carreras de asfalto a veces se nos olvida. Pero es importante que nada, absolutamente nada, se nos caiga del bolsillo o de las manos. Hablamos de envoltorios de comida, bidones, sobres de geles... La montaña debe quedar tal y como estaba antes de que pases tú.

Si no lo has probado ya, pero estás corriendo por montaña, te recomendamos que lo pruebes. Se trata de una experiencia diferente a las carreras de asfalto, que además de “sacarte al monte”, te permite hacer un ejercicio un poco diferente. ¡Te garantizamos que te vas a divertir!

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular



12.322

Tambien te puede interesar

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

Y a ti, ¿qué te inspira para correr?
Mario Trota

Los que consideramos que correr es una parte importante de nuestras vidas, además de motivación, nos sentimos inspirados para correr. Son muchas cosas las que nos inspiran. Un atardecer, una canción, un camino o una persona.

La calurosa y penosa maratón olímpica de 1900
Luis Blanco

Los primeros maratones olímpicos han pasado a la historia no solo por su carácter pionero, sino también por su extrema dureza. El de París, en 1900, se corrió a temperaturas cercanas a los 40 grados por un recorrido duro y mal marcado. Solo llegaron a la meta siete corredores.

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

Las mas vistas

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

¿Cómo te afectan las temperaturas extremas?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Calor extremo o frío intenso: tu cuerpo se resiente. Cuando las temperaturas son muy altas o muy bajas, el rendimiento deportivo no es el mismo. Aún así, podemos adaptar nuestro cuerpo y tratar de buscar la mejor manera de rendir en estas condiciones.

Las mejores ensaladas para runners
Laura Jorge

Las ensaladas son el plato estrella de muchos runners. Más aún cuando llega el verano. Descubre las sugerencias que te hace nuestra nutricionista Laura Jorge y disfruta aún más de tus frutas y verduras.

Tres sencillos ejercicios de fuerza: ¡ya no hay excusas!
Rubén Gadea

El verano es una época ideal para hacer nuestros entrenamientos de fuerza. No hace falta maquinaria especial, ni siquiera mucho tiempo. ¡Introduce estos ejercicios en tu rutina y verás!