Cómo ha cambiado el tipo de corredor

Por Fisioterapia Bando para carreraspopulares.com

Llevo casi 15 años trabajando como fisioterapeuta y hoy quería hablaros de cómo han ido cambiando mis pacientes y sus patologías. Me voy a centrar en la comunidad de corredores/ runners, que es donde más cambios ha habido.


Hace 15 años eran una minoría en la consulta, el prototipo de corredor era hombre, de mediana edad y muy bien entrenado. Acudían por lesiones y rara, muy rara vez por tratamiento preventivo. Muy estrictos con entrenamientos, horarios y muy cumplidores con el tratamiento. Poco a poco iban aumentando de forma muy progresiva y desde hace 5/6 años ha habido un gran crecimiento, tal que actualmente podríamos hablar de más del 50% del total de pacientes.

Ahora acudís a la consulta todo tipo de corredores/ runners. Cada vez hay más mujeres y el rango de edad también ha cambiado. No hay edad, no es demasiado pronto para empezar, ni demasiado tarde.

Es una gran noticia ver que cada vez más gente se atreve a ponerse unas zapatillas y salir sin miedos, ni vergüenzas a recorrer parques, ciudades, campo, montaña... por desgracia también hay un pero, un lado negativo: que también han aumentado, y mucho, las lesiones. 

Muchos de nuestros pacientes acuden de forma preventiva, pero también tenemos muchos con lesiones y lo que es peor con cadenas lesionales.

Escucha a tu cuerpo

No esperes a que sea muy tarde, si no paras a tiempo será tu cuerpo quien te pare y será mucho peor.

Correr se ha convertido en una droga, una necesidad. Nos estamos volviendo un poco locos. Es importante entender que correr es un deporte de impacto y los abusos se pagan. Las lesiones no aparecen de un día para otro: comienzan con un dolor (un primer aviso) que evidentemente no impide correr, pero está ahí. Cuantas veces oímos “empiezo a correr y se pasa”. Sí es verdad que se calienta y deja de doler, pero ¿qué ocurre cuando paras? Si sigues corriendo con dolor se volverá crónico, además el cuerpo compensará, para proteger esa zona, sobrecargando otras y produciéndose desequilibrios y aparecerán nuevos problemas. Cuando acudís a nosotros es mucho peor, tenéis que parar más tiempo, hay tanto que arreglar que no encontramos la lesión primaria y no es nada fácil solucionar el problema, acudís a distintos profesionales...

Si en ese primer momento tomamos medidas y frenamos un poco seguramente nos ahorremos muchos disgustos. No esperes a no poder más, a tener dolores en tantos puntos distintos que ya no sabemos ni cuál es el origen, por dónde empezar y como consecuencia estar apartados de la actividad mucho más tiempo.


Me gustaría insistir en dos puntos que pueden ser la clave para que no aparezcan lesiones o para que tratarlas sea más efectivo:

1. Haz caso a tu cuerpo desde el primer síntoma o signo de alarma: para, trata y vuelve a correr sin dolor. Dejar de correr no es el fin del mundo. Es muy importante CORRER SIN DOLOR.
2. Sé sincero contigo mismo y con tus limitaciones. ESCUCHA A TU CUERPO.

SOBRE EL AUTOR

Fisioterapia Bando
Clínica de fisioterapia

www.fisioterapiabando.com/


2.999

Articulos relacionados

Salud Mi fisio me hace mejor corredor
Salud ¿Debo ir al fisio antes (y después) de un maratón?
Salud 8 consejos para una temporada sin lesiones

También te puede interesar

Salud La resiliencia y el running: pareja de éxito
Salud Prueba de esfuerzo

Las más vistas

Entrenamientos La importancia del calentamiento dinámico
Actualidad 7.200 corredores en el EDP Medio Maratón de Sevilla 2021