Correr bonito

Por Mario Trota para carreraspopulares.com
Correr bonito, o correr feo. Esa es la cuestión.
Correr bonito, o correr feo. Esa es la cuestión.

¿Hay que correr bonito? Es una pregunta que muchos se hacen cuando empiezan a practicar este deporte. Es decir, quieren saber si hay que llevar una postura determinada, una técnica depurada, cómo tiene que ser la zancada, el balanceo de los brazos, la posición de las manos, etc.

Seguro que a muchos que lleváis ya tiempo corriendo os pasa: vuestra forma de correr es tan estética como la de un pato. Y, en el fondo, os da igual, ¿verdad? Por un lado considero que una técnica de carrera adecuada es fundamental para mejorar el rendimiento o para evitar lesiones. Para eso, os recomiendo que busquéis, en esta misma web, artículos (y vídeos al respecto) o que preguntéis a un entrenador titulado.

Pero, no nos engañemos, somos corredores populares y normalmente ese tipo de cuestiones tan técnicas nos resultan algo incómodas y aburridas. A mí me pasa. De hecho, llevo ocho años entrenando al menos una vez por semana en un grupo de corredores con un entrenador, haciendo ejercicios de técnica de carrera. Son ejercicios relativamente sencillos y apenas dedicamos 10 minutos a hacerlos. Son buenos porque, nos han enseñado, ayudan a evitar lesiones y a correr mejor, de forma más práctica, “económica” y coordinada.

La técnica de carrera nos puede ayudar a mejorar.
La técnica de carrera nos puede ayudar a mejorar.

Cuestión de estilo

Al cabo de los años he mejorado mi forma de correr, mi zancada e incluso, creo, mi postura mientras me deslizo por el asfalto o los caminos. Y soy consciente de que eso me ha ayudado a mejorar mis marcas en algún momento. Sin embargo, mi carrera está aún a años luz de ser algo elegante y fluido: soy un corredor saltarín, me lo han dicho entrenadores, fisios y fisiólogos. Elevo demasiado los pies al correr. Llevo demasiado las piernas por detrás del cuerpo, en lugar de lanzar mucho la zancada por delante. Y mis brazos van demasiado bajos y separados del cuerpo. Es más, mi mano derecha va abierta y ligeramente torcida hacia afuera.

Lo mejor es que os grabéis corriendo. O que alguien os grabe. Os daréis cuenta de cómo corréis realmente. Yo lo he visto varias veces y me he dado cuenta de que no: bonito, lo que se dice bonito, no corro. Pero tampoco me importa mucho. Cuando era un novato lleno de dudas y nervios, me preocupaba lo que pudieran pensar los demás cuando me vieran correr. Pero eso ya me da igual.

Cada uno tiene su estilo, más o menos estético. Y mientras nuestra forma de correr no nos provoque lesiones o no suponga graves problemas, ese estilo nos seguirá acompañando. Correr bien es importante. Correr bonito, eso que seguiremos intentando hacer durante muchos años.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular


3.476

Articulos relacionados

Entrenamientos Preparación para principiantes en el mundo del running
Salud El frío y el corredor
Salud Todo lo que necesitas saber sobre las agujetas

También te puede interesar

Reportajes Los peores consejos para runners (aunque bien intencionados)
Reportajes Correr en solitario vs. correr en grupo ¿Quién gana?

Las más vistas

Entrenamientos ¿Cuándo fracasa un deportista amateur?
Salud Prueba de esfuerzo