¿Correr un maratón aumenta el riesgo de enfermar?

Por carreraspopulares.com

Tradicionalmente se ha dicho que el deporte aeróbico, como el running, tenía un impacto en el sistema inmune del cuerpo haciendo que aumente, por tanto, el riesgo de contraer enfermedades comunes como gripes, entre la población que corre como afición. Sin embargo, encontramos un artículo en el medio theconversation.com que aporta datos que indican precisamente lo contrario, que correr hace que nuestro sistema inmunitario mejore su funcionamiento.

La idea de que correr reduce el sistema defensivo de nuestro cuerpo proviene de estudios de los 80 y 90. En estos estudios, los corredores analizados, por ejemplo, en el Maratón de Los Ángeles, habían reportado que, semanas después de la carrera habían desarrollado síntomas de enfermedades contagiosas. De esas investigaciones se dedujo, por tanto, que correr hacía disminuir las defensas y por tanto, aumentaba las posibilidades de contraer una enfermedad infecciosa


Correr no te hace bajar las defensas

Uno de los errores de los estudios realizados en su día fue que se basaron en las declaraciones de los corredores sobre cómo se sentían después de una carrera tan exigente como un maratón. A pesar de contar con los síntomas propios de enfermedades propias de una infección vírica, se dejaron sin analizar otras posibles causas de esos síntomas, como un repunte en una alergia. No se pudo demostrar, no obstante un aumento en las infecciones en los corredores de maratón.

Por otro lado, sí se realizaron estudios de laboratorio para evaluar la afección del sistema inmunitario. Estas investigaciones revelaron un profundo efecto, pero ahora hay indicios que hacen pensar que sus datos podían haber sido malinterpretados.

El ejercicio afecta a la inmunidad de las células de varias maneras. Durante el ejercicio, el número de defensas e incrementa de manera drástica en el torrente sanguíneo, llegando a multiplicar su número por 10. Al acabar el ejercicio, se observaba una reducción sustancial, a niveles por debajo de los iniciales antes del ejercicio. Esta reducción se interpretaba como una supresión del sistema inmune, sin embargo no quiere decir que ese menor número de defensas se corresponda con la destrucción de las mismas. Al contrario, al acabar el ejercicio, esas células inmunes se distribuyen a los órganos que más posibilidad tienen de contraer infecciones al haber estado expuestos, tales como los pulmones.

Por tanto, al acabar el ejercicio, efectivamente, tenemos menos células inmunes en el torrente sanguíneo, pero se debe a que estas están protegiendo nuestra salud de una manera más eficaz si cabe. No se produce, por tanto, una destrucción del sistema inmunitario.

Otros estudios actuales han descubierto, por ejemplo, que hacer deporte después de haber sido inoculados con una vacuna antigripal, aumenta la eficacia de la misma. Otros estudios con animales han llegado más lejos, asegurando incluso que el deporte elimina células cancerosas del cuerpo.

No exentos de riesgos

No obstante, no quiere decir que correr un maratón sea totalmente inocuo para nosotros. Estamos expuestos a degradación y alteraciones en la función de algunos órganos, por lo que es bueno tomar ciertas precauciones. Por ejemplo, la actividad pulmonar aumenta y por tanto podemos inhalar más bacterias o sustancias infecciosas. Factores como una dieta inadecuada pueden ponernos en peligro también.


2.339

Articulos relacionados

Nutrición La puesta a punto nutricional para tu Maratón o Medio Maratón
Nutrición Alimentos indispensables en la despensa runner (I)
Salud El gimnasio ayuda al corredor a tener resistencia

También te puede interesar

Salud La resiliencia y el running: pareja de éxito
Salud Prueba de esfuerzo

Las más vistas

Entrenamientos Métodos de entrenamiento de la resistencia (VII): método de competición
Actualidad Volvemos a correr juntos en la Carrera Popular del Corazón