¿Es mejor correr con gente o en solitario?

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com

Día o noche. Con música o sin música. Mallas o pantalones. Con perneras o sin ellas. A la hora de salir a correr podemos elegir entre muchas opciones. Una de ellas es si lo hacemos con alguien más o con la compañía de nuestros pensamientos. ¿Es mejor correr solo o acompañado? ¿Tú qué prefieres.

Pues tenemos una buena noticia: las dos opciones son correctas. Tanto si lo haces en solitario como con más amigos, tienes todas las ventajas a tu disposición. Bueno, en realidad, podríamos decir que cada elección tiene sus propias ventajas e inconvenientes. Te proponemos que nos cuentes las tuyas, si es que no están en este listado:

- Corriendo en solitario puedes salir a correr cuando quieras, sin depender de horarios ni disponibilidades de nadie más. En cambio, si cuentas con compañeros habituales de entrenamiento, te sacarán a correr incluso en momentos en los que tú no lo tenías planeado.

- Si corres con alguien, el entrenamiento se te hará menos pesado. Pero si vas por tu cuenta, harás el entrenamiento que tú quieras hacer, sin tener que consensuar con nadie.

"Si quieres llegar lejos ve acompañado" dice el dicho... ¿Es que no se puede llegar lejos en solitario?

- Si entrenas sin compañía, podrás hacer las series al ritmo al que de verdad las tienes que hacer, ni más rápidas ni más lentas. En cambio, si las haces con alguien, se te harán menos pesadas (hacer series a ritmos altos es bastante duro) y te puedes beneficiar si tu compi de entrenamiento va un poco más rápido que tú. Intentar seguir el ritmo de alguien más rápido puede venir bien, siempre que se haga con cabeza.

- Si corres con alguien, podrás comentar lo que te ha pasado en el día, o intercambiar chistes. En solitario, en cambio, podemos pensar en algún asunto del trabajo que queramos resolver o planificar el trabajo del día siguiente.

- Si no te acompaña nadie, puedes ir escuchando tu música favorita. Si te acompañan, podéis cantar.

- Si corres solo o sola, podrás ser más consciente de tu ritmo y de las sensaciones. Correr con alguien, en cambio, te ayudará a "olvidarte" de cosas como la respiración o la postura, haciendo que las adoptes de manera más natural.

- Correr con alguien te motivará a hacerlo incluso en condiciones adversas, si llueve o si has tenido un día duro. Por tu cuenta puede que te cueste más, pero si lo haces, la satisfacción de haber superado esa dificultad te hace sumar puntos en tu entreno.

- Si sales a entrenar con más gente las posibilidades de socializar después del entrenamiento tomando algo en el bar son más altas. Fomenta tus relaciones sociales y ganas felicidad. Corriendo en solitario, aunque también podrías irte al bar, es más complicado y no suele hacerse. Esto tiene la ventaja de que no tendrás remordimientos por saltarte la dieta con esa cerveza y esta tapa de después de correr con amigos.

- Si corres con compañía te pueden llevar a sitios nuevos. Si lo haces en solitario, puedes encontrar sitios nuevos por tu cuenta, a los que llevar a tus amigos.

En definitiva, como ves, las dos opciones tienen una cara A y una cara B. ¿Lo mejor? Que aproveches todas las ventajas de ambas y salgas a correr, unos días con gente y otros días por tu cuenta. Mantendrás a tope tus reservas de motivación y tendrás un entrenamiento variado, clave para seguir mejorando y disfrutando.

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular


4.442

Articulos relacionados

Reportajes La realidad aumentada aplicada al running
Material deportivo Mizuno Wave Sayonara 2: las zapatillas de siete leguas
Material deportivo Mizuno Wave Sayonara 3: lo mejor de las voladoras en unas mixtas

También te puede interesar

Reportajes Cómo funciona el chip de una carrera
Reportajes El corredor cervecero

Las más vistas

Nutrición Frutos secos: los mejores para el corredor
Actualidad Alpedrete prepara ya su VII carrera solidaria Las Dehesas. ¡No te quedes sin tu dorsal!