¿Este domingo no corres? ¡Baja a la calle a animar!

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com

Vivimos una época en la que todos tenemos un calendario de carreras en la cabeza. Como contaba hace poco mi amigo [ Mario Trota ], los runners somos capaces de saber en qué día vivimos por la carrera que se va a disputar el próximo fin de semana. Sabemos con meses de antelación que hay que estar pendientes porque sale la inscripción a tal o cual carrera. Tenemos una agenda tan a tope que a veces necesitaríamos un secretario para gestionarla.

Porque hay carreras que son imprescindibles en nuestro calendario. Aquellas que todos queremos correr, en la que participa nuestro club de running, a la que se apuntan todos nuestros amigos, la que pasa por debajo de casa...

Sin embargo, hay ocasiones en las que nos vemos obligados a perdernos esa cita tan especial. Bien sea porque estamos preparando otras carreras, porque teníamos otros planes para ese fin de semana o porque, lamentablemente, nos hemos lesionado antes de poder disputarla. Y nos podemos encontrar en carreras que queríamos disputar pero que no podemos hacerlo. ¿A que da rabia? Si a pesar de no correr, estas en la ciudad el día de la carrera, lo último que puedes hacer es quedarte en casa mientras se disputa. Todavía tienes una opción de disfrutar de esa carrera: sal a la calle, busca a alguien que te acompañe (tampoco es imprescindible), ponte la camiseta de tu running team y ¡bájate a animar!

En primer lugar, es una manera de vivir el ambiente de la carrera. Una carrera popular siempre es una fiesta, algo más que correr. Aunque no puedas compartir kilómetros con los participantes, o tu nombre no vaya a aparecer en la clasificación, aún puedes disfrutar de una parte de esa fiesta. Si además, participan en la carrera amigos o compañeros, se alegrarán mucho de verte animando. Piensa en el impulso que te da ver a alguien conocido en carrera. Puedes ser un verdadero apoyo. Aprovecha que sabes lo que siente alguien que está participando en carrera. Busca un lugar donde sepas que pueden necesitar un empujón (una cuesta por ejemplo) y grita bien fuerte su nombre cuando les veas pasar. Les estarás ayudando seguro. Y, si nos ponemos filosóficos, es una forma de equilibrar el karma, de devolver a otro corredor aquello que a ti te han dado muchas veces en carrera.

Otra ventaja de ser animador es que podrás asistir a algo que cuando corres no tienes la oportunidad de hacer, que es ver pasar a la cabeza de carrera. Podrás ver quién va delante, tal vez sea un corredor o corredora que conozcas. Podrás fijarte en los ritmos, en la técnica de carrera que los “pro” cuidan tanto. Muchas veces ver correr a los que van delante es una maravilla porque puedes ver el dominio que tienen sobre su propio cuerpo, sobre su propio esfuerzo. Pero no sólo a la cabeza de carrera. Lo bonito de bajar a animar es que puedes ver a toda la carrera, desde los primeros a los últimos. Y los que van en cola son tan héroes como los que van delante. Cada persona que lleve un dorsal lo es, de hecho. Todos se merecen tu reconocimiento y todos van a agradecer unas palabras y unas palmas de apoyo. Nadie mejor que tú para saber qué es lo que alguien necesita oír cuando está dentro de la competición. Eso sí, recuerda que, cuando estamos en carrera, no nos gusta que nos digan “¡vamos, que no queda nada!” Ver el esfuerzo de cada participante es una gozada. Y ver sus sonrisas, agradeciendo tu apoyo aunque no puedan hablar, es toda una recompensa.

Ver las carreras desde la acera es una buena forma de comprender de qué estamos tomando parte cuando estamos ahí dentro. Poder ver las diferentes personas que participan, cada una con sus ritmos, sus motivaciones, sus ilusiones... Desde luego que lo que nos gusta es correr. Pero, si no podemos, ¡aún podemos seguir disfrutando de las carreras!

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular



Tambien te puede interesar

La carrera ideal para el corredor popular
Mario Trota

En algunos casos son cuestiones quizá exageradas, deseos más bien utópicos o exigencias a un organizador que son difíciles o incluso imposibles de cumplir. Pero, ¿por qué no soñar? En un mundo idílico, ¿cuál sería nuestra carrera perfecta?

Correr te va a hacer un buen jefe
Chema Martínez Pastor

El running en la empresa es siempre una buena ayuda. Los jefes que corren tienen una serie de capacidades que, bien usadas, pueden hacer de ellos el líder que una empresa y un equipo de trabajo necesitan.

Y tú, ¿entrenas por la mañana o por la noche?
Gema Payá

Entrenar por la mañana, al iniciar el día, o por la tarde-noche, cuando se acaba. ¿Qué prefieres? Gema Payá nos cuenta su experiencia y analiza los pros y contras de cada opción.

Diario de un corredor: Maratón de San Sebastián
José Manuel Torralba

Queda poco para la maratón de San Sebastián, “una clásica” en el panorama maratoniano español. Si no la has corrido, aquí te cuento cómo me fue a mí para ver si te animas.

Las mas vistas

Crossfit para corredores running
Raquel Landín

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.

Ejercicios running en escalera
Raquel Landín

Siempre tienes una escalera a mano. Con unos ejercicios sencillos y básicos aumentarás la reactividad de tus tobillos, la fuerza y la velocidad. Dedícale unos minutos entre dos y tres veces a la semana y verás cómo notas muy pronto los beneficios.

Guía del corredor novato: la bolsa del corredor
Mario Trota

Participar en una carrera es un premio en sí mismo. Al menos así lo veo yo, y he participado en unas cuantas en los últimos años. Pero por suerte (o por desgracia), los organizadores nos han (¿mal?) acostumbrado y nos dan obsequios o detalles cada vez que nos inscribimos a una prueba.

4 pautas para comprar tus zapatillas
Jaime Villa

¿Te entra agobio cuando vas a comprar unas zapatillas por la variedad que hay? ¿Eres fan de las mismas desde hace años? Aquí te planteamos cuatro aspectos que deberás tener en cuenta la próxima vez que vayas a tu tienda.