La noche antes de un Maratón: ¿qué hacer?

Por carreraspopulares.com

Vale, ya está todo hecho. Acabaste tus entrenamientos hace días, te has hidratado correctamente, has intentado descansar, etc. Y solo queda la última noche. Puede que sea la que más nervios te traiga, pero no debería ser así. Tu carrera se acerca, pero eso no es una cuestión negativa, todo lo contrario. Se acerca el momento que tanto has estado esperando. Simplemente pasa estas últimas horas con tranquilidad, sin nervios y sin cometer graves errores. Sí, ya sabemos, es muy fácil decirlo, ¿verdad?

La cena: 12 horas antes. Eso, como mínimo. Es decir, que si tu carrera sale a las 9:00 de la mañana, por ejemplo, no deberías ponerte a cenar más tarde de las 21:00 horas de la noce anterior. Es el tiempo que necesitaría tu cuerpo para equilibrar todos los procesos que vienen a continuación (digestión, horas de sueño correctas, etc.)

Horas de sueño. Cuantas más mejor, pero si no, no te preocupes. Esta es una de las grandes cuestiones que afectan a los maratonianos: el descanso correcto la noche antes. Es evidente que viene bien poder descansar lo máximo que puedas. Pero también os pasa a muchos de vosotros que los nervios no os dejan hacerlo correctamente. Muchos tardáis en dormiros, o bien os despertáis durante la noche. La calidad del sueño de esa última noche no es todo lo correcta que debería ser.

Bien, no os desesperéis por esta cuestión. Es normal y un descanso irregular o poco óptimo esa noche no os afectará de manera exagerada en vuestro rendimiento. Es preferible que hayáis podido descansar muy bien las dos noches anteriores e incluso que hayáis metido alguna siesta el día antes o muchas horas de relax en el sofá. Eso os hará llegar descansados. Si la última noche no lo completáis, no os echará por el suelo la carrera.

El contenido de la cena. Seguro que has leído ya mucho sobre esto. Y todo lo que habrás leído va hacia el mismo lado. Efectivamente, hidratos de carbono y proteínas. Y sí, que los hidratos sean superiores a las proteínas. Las combinaciones son muy grandes, pero asegúrate de que sea algo que te guste y que no sea muy copiosa. Te ayudará a hacer de esa cena un momento especial. Evita salsas y alimentos con fibra.

Tecnología preparada. Antes de ir a dormir, recuerda poner a cargar o revisar los dispositivos electrónicos que vayas a utilizar en carrera (GPS, por ejemplo). Igualmente, asegúrate que tu despertador esté correctamente puesto. Una vez hayas hecho esto, olvídate de esta cuestión y a dormir sin pensar si lo habrás puesto correctamente o no.

Obsesiones y pensamientos, fuera del trazado. Está bien que visualicéis la meta. Es decir, la imagen, siempre positiva, de vosotros cruzando la meta victoriosos sí que os puede venir a la cabeza. Pero, en general, que sea solo un rato y luego a otra cosa. Las 24 horas anteriores a la prueba y en especial la última noche, debéis tratar de pensar en otra cosa. Es complicado, sí, pero también es lo que os salvará de una noche difícil. Colocad vuestra mente en otras cuestiones que os provoquen bienestar, salid con alguien a dar una vuelta esa tarde, leed un rato, paseo, películas, etc.

Todo preparado antes de ir a dormir. No dejes nada al azar. Antes de acostarte, toda tu ropa, utensilios de carrera, avituallamientos o suplementos y, por supuesto, el dorsal con sus imperdibles o portadorsales, debe quedar preparado. No dejes nada a la improvisación para la mañana de la prueba.

El trayecto a la salida, bien planificado. Si no lo has hecho, puede que también te dé una mala noche pensar en cómo llegarás ala salida. Planifícalo bien el día antes o los días antes, sal con tiempo y así no sufrirás agobios ni esa mañana, ni la noche antes.


22.207

Articulos relacionados

Entrenamientos Entrenamiento para correr más rápido una maratón
Entrenamientos El tapering: cuando el trabajo ya está hecho
Reportajes Guía del corredor novato: el día anterior a la carrera

También te puede interesar

Reportajes El corredor cervecero
Reportajes Corriendo por los puertos míticos(56): Teide, Tenerife

Las más vistas

Salud La importancia de la hidratación en el deporte a altas temperaturas