Las otras distancias: la milla

Por Luis Miguel del Baño para carreraspopulares.com

En tu vida como runner has corrido muchas millas. Muchísimas. Pero, ¿alguna vez has corrido ‘solamente’ una milla? ¿Te has medido en esa distancia? No es una distancia muy habitual en las carreras populares españolas. Sin embargo, hay poblaciones que celebran su propia competición sobre la distancia de una milla. Aquí tienes su historia.

¿Qué es?

La milla, como seguro sabéis, es una unidad de distancia utilizada de manera prioritaria en los países de influencia anglosajona. No forma parte del sistema métrico decimal, y equivale a 1.609 metros. Actualmente, la milla es la única distancia fuera de dicho sistema métrico reconocida por la IAAF (International Association of Athletics Federations).


¿De dónde viene?

Para encontrar un origen a esta distancia nos debemos remontar a los tiempos del Imperio romano. Los romanos caminaban muchísimo. Eran un pueblo muy activo, no en vano son los precursores de buena parte de las vías de comunicación terrestres que tenemos en la actualidad.

Ellos ya tenían esa manía que tienen muchos corredores actuales de ir contando los pasos que dan. Pues bien, la actual milla la bautizaron ellos. Correspondía a mil pasos (mille passus en romano), pero con una importante salvedad: para los romanos, un paso era el doble de lo que lo es para nosotros en la actualidad. Es decir, para ellos, un paso completo consistía en una zancada con el pie izquierdo, seguida de otra con el pie derecho. Cada uno de esos pasos medía 1 metro y 48 centímetros (cada zancada simple con un pie, unos 74 centímetros, algo muy similar a la actualidad). Por tanto, los mil pasos completos correspondían a 1.481 metros.

Durante siglos, fue una de las principales medidas de longitud de Europa. Pero con la introducción del sistema métrico decimal, el metro se impuso en gran parte de los países, y los mil metros, o sea, el kilómetro, desbancaron a los mil pasos, a la milla.

Foto: Carlos Ga_Wikipedia
Foto: Carlos Ga_Wikipedia

La milla en el atletismo

Como no podía ser de otra manera, los primeros registros de carreras de una milla nos llegan desde el Reino Unido. En concreto, las crónicas nos hablan de que el primer atleta del que haya constancia en ganar una carrera de una milla fue Charles Westhall, en Londres, en 1852. Tardó 4:28. La distancia se popularizó pronto, y hubo más competiciones en Manchester o Cambridge.

Durante décadas se fue bajando la barrera hasta que, de manera oficial, en 1954, Roger Bannister, un joven atleta de Oxford, logró bajar de los 4 minutos. A partir de ahí, atletas australianos, neozelandeses, franceses, británicos o estadounidenses se fueron sucediendo como recordman de la distancia bajando, poco a poco, la marca.

Son los atletas del norte de África los que se imponen a partir de los años 90. De hecho, el argelino Nouredinne Morceli logró bajar de 3:45 en 1993 y un tal Hicham El Guerrouj marcó un impresionante récord corriendo una milla en 3:43 en 1999 en Roma. Desde entonces, nadie ha conseguido moverlo ni una milésima. En mujeres, la rusa Svetlana Masterkova es quien ostenta el récord,con 4:12.


La milla en el running popular

La milla no es, ni mucho menos, una distancia que prolifere en las pruebas populares. Sin embargo, sí que podemos encontrar carreras de una milla en algunas provincias españolas.

Especialmente en verano, muchas localidades (algunas de ellas turísticas) organizan pruebas de esta distancia para atraer a corredores, dado su singularidad. Es el caso de Carboneras, en Almería, o Moraira, en Alicante. También Moyuela, en Zaragoza, ha organizado este 2015 su primera milla, igual que Valencia. La capital del Turia organizó esta I Milla a principio de año, coincidiendo con su famosa y popular 10k. La prueba se restringió a 1.609 corredores y los organizadores apuntan a que volverán a repetir año tras año.

Ahora te toca probar a ti. ¿Sabes cuánto tardarías en hacer una milla?

SOBRE EL AUTOR

Luis Miguel del Baño
Periodista



19.114

Tambien te puede interesar

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

Y a ti, ¿qué te inspira para correr?
Mario Trota

Los que consideramos que correr es una parte importante de nuestras vidas, además de motivación, nos sentimos inspirados para correr. Son muchas cosas las que nos inspiran. Un atardecer, una canción, un camino o una persona.

La calurosa y penosa maratón olímpica de 1900
Luis Blanco

Los primeros maratones olímpicos han pasado a la historia no solo por su carácter pionero, sino también por su extrema dureza. El de París, en 1900, se corrió a temperaturas cercanas a los 40 grados por un recorrido duro y mal marcado. Solo llegaron a la meta siete corredores.

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

Las mas vistas

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

¿Cómo te afectan las temperaturas extremas?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Calor extremo o frío intenso: tu cuerpo se resiente. Cuando las temperaturas son muy altas o muy bajas, el rendimiento deportivo no es el mismo. Aún así, podemos adaptar nuestro cuerpo y tratar de buscar la mejor manera de rendir en estas condiciones.

Las mejores ensaladas para runners
Laura Jorge

Las ensaladas son el plato estrella de muchos runners. Más aún cuando llega el verano. Descubre las sugerencias que te hace nuestra nutricionista Laura Jorge y disfruta aún más de tus frutas y verduras.

Tres sencillos ejercicios de fuerza: ¡ya no hay excusas!
Rubén Gadea

El verano es una época ideal para hacer nuestros entrenamientos de fuerza. No hace falta maquinaria especial, ni siquiera mucho tiempo. ¡Introduce estos ejercicios en tu rutina y verás!