Mo Farah, en busca de la leyenda

Por Kike Nieto para carreraspopulares.com
El atleta británico de origen somalí Mo Farah
El atleta británico de origen somalí Mo Farah

En los últimos tiempos el nombre de Mo Farah ha aparecido en los medios debido a la polémica relacionada con su entrenador, Alberto Salazar, y su implicación con el dopaje. De entre los integrantes del grupo de entrenamiento conocido como el Nike Oregon Project, Mo Farah es el más conocido y el que más ha logrado en los últimos años.

Aunque no se le pueda catalogar todavía de verdadero héroe olímpico, en los Juegos Olímpicos de Londres de 2012 ganó las medallas de oro de 5000 y 10000 metros, a pesar de la presencia de numerosos africanos en la línea de salida. Además, lo consiguió delante de su público. Y lo hizo a pesar de que su historia hasta entonces no había sido fácil en absoluto.

Mo nació en Somalia, y tiene un hermano gemelo. A los 8 años, sin hablar ni una palabra de inglés, se marchó a Inglaterra él solo. Sus padres se conocieron durante unas vacaciones y no tuvieron mucho contacto después. Cuando llegó a Londres era un niño desprotegido, de un país que estaba dividido y en guerra, sin documentación y sin hablar el idioma. Era, por tanto, carne de cañón, como se suele decir. Sin embargo gracias al deporte logró superarse y rebelarse contra un destino complicado.

Se enganchó al deporte gracias a su profesor de educación física, Alan Watkinson. Alan vio su talento y la cantidad de problemas que podía tener el nuevo alumno y decidió que a lo mejor podía encontrar una vía de comunicación con él a través del atletismo. De hecho, cuenta que el primer día que corrieron en el colegio puso a los alumnos en fila y les dijo que quería que Mo les firmase en su agenda escolar porque este chico llegaría lejos, llegaría a ser un gran campeón. Parece ser que hay gente que todavía conserva ese primer autógrafo.

La labor de su profesor no se quedó ahí, sino que se ocupó de ser un segundo padre y de enseñarle, aparte de los rudimentos del atletismo, el idioma. Cuenta que al principio Mo sólo respondía sí o no independientemente de la pregunta. Y que pasaba los traslados a las competiciones diciendo los nombres de todas las cosas que veían desde el coche para que su pupilo las aprendiera. Consiguió que dejase su intención de ser futbolista y que se dedicase a entrenar e incluso que se clasificase para los campeonatos escolares europeos.

Sin papeles

Cuando parecía que lo iba a tener más fácil, se topó con la burocracia, porque no tenía pasaporte y estaba en situación irregular. Por este motivo no podía representar a su país de adopción en estos campeonatos escolares. De nuevo entró en escena Alan Watkinson y logró que le dieran un visado. Desde entonces se sintió un atleta con posibilidades.

Desde ese punto se ha tomado su carrera muy en serio, ha entrenado en África y actualmente es uno de los atletas punteros en el mundo. Sin embargo, su gran salto a la fama fue en 2012, cuando ganó sus dos oros olímpicos. El reconocimiento no sólo ha sido deportivo, porque incluso el gobierno británico le ha premiado por de sus servicios. Le han concedido el título de Comandante del Imperio Británico, y está un paso por debajo de ser “Sir Mo Farah”.

Dependiendo de cómo quede su nombre tras esta polémica sobre el dopaje y de su actuación en Rio 2016, veremos si de verdad se convierte en un héroe olímpico con mayúsculas, ganando otro doblete o incluso el maratón de Rio 2016, pues ya ha mostrado su interés de pasarse a los 42.195. De hecho, el año pasado debutó en el maratón de Londres con récord británico, aunque lejos de la cabeza. El tiempo lo dirá.

SOBRE EL AUTOR

Kike Nieto
Corredor de Historias


4.387

Articulos relacionados

Entrenamientos Pensamientos que te ayudarán en tus largos de maratón
Nutrición Paula González Berodia: El desayuno de nuestros deportistas
Reportajes ¿Cuántos maratones corre un atleta profesional?

También te puede interesar

Reportajes Los peores consejos para runners (aunque bien intencionados)
Reportajes Correr en solitario vs. correr en grupo ¿Quién gana?

Las más vistas

Entrenamientos Los brazos también corren
Entrenamientos ¿Cómo debemos cuidar nuestros pies cuando vamos a la montaña?