Razones por las que correr te hará mejor padre o madre

Por Marisol Galdón para carreraspopulares.com

Seguro que muchos runners que estáis leyendo este artículo tenéis o estáis a punto de tener niños. Cuando los peques llegan a nuestra vida, no sólo son un motivo de felicidad para sus padres, y una responsabilidad porque tenemos que aprender a cuidarlos y educarlos dentro de nuestro entorno familiar. Su llegada también supone una pequeña revolución en nuestra vida diaria, la cual se empieza a organizar en torno a las necesidades de nuestros pequeños. No sólo eso, sino que hacemos todo lo posible por pasar más tiempo con ellos y eso supone que otras actividades pasan a ser menos importantes.

Por supuesto, el running es una de esas actividades. Como decía hace poco un entrenador de baloncesto, tener un hijo es algo mucho más importante que cualquier deporte. La mayoría, al convertirnos en padres o madres, dejamos de correr tan a menudo. Incluso hay casos (los menos) en los que hay gente que lo deja de manera permanente.

Sí, tener niños supone reorganizar tu vida de runner, y comenzar a buscar huecos y apoyos para poder salir de vez en cuando a trotar un poco. Pero, ¿y cuándo pasa al revés? Mucho se habla de cómo tener hijos influye en nuestra práctica deportiva. Sin embargo, muchos se tienen que enfrentar al caso contrario: ¿cómo afecta a su relación con sus hijos el hecho de empezar a correr? Se habla mucho de los runners que se convierten en padres, pero muy poco o nada de los padres que se convierten en runners.

¿Qué cambia para la familia?

Cuando una persona toma la decisión de empezar a correr, todo lo que tiene alrededor, de algún modo, se adapta a esta nueva afición. En el caso de la familia no puede ser de otra manera. Sin embargo, en el caso de que tengamos hijos, empezar a correr sólo tiene puntos positivos, siempre y cuando no antepongamos nuestra afición deportiva al tiempo que compartimos con nuestra familia.

Por ejemplo, si tus hijos te ven salir a correr a menudo, si te ven que te esfuerzas, que te sobrepones a días malos, que superas lesiones... y que aún así sigues practicando tu afición, estarás compartiendo con ellos unos valores muy positivos. Un niño que observa cómo sus padres tienen esa actitud de superación adquieren una mejor actitud para enfrentarse a sus problemas. Valores como el compañerismo, la entrega o la solidaridad también son muy fáciles de transmitir a los más pequeños gracias al deporte.

Otra lección muy válida en estos tiempos en que tendemos a sobreproteger a nuestros hijos es la de que no siempre se gana. Es importante el espíritu competitivo, y querer mejorar para superar a los demás. Sin embargo, los niños verán en sus padres runners un ejemplo de superación pero también de deportividad. No se sale a competir para ganar, y no es importante si se queda en el puesto 500 o 5.000. Los hijos de padres runners, cuando estos vuelven de una carrera, no les preguntan “¿has ganado?” sino “¿cómo te ha salido?”.

Por supuesto, se trata de una afición que podemos compartir muy fácilmente con nuestros hijos. Cuando son muy pequeños, gracias a los carros diseñados para correr; y cuando van creciendo un poco, dejando que nos acompañen algún tramo, corriendo o en bici. El running es una actividad al aire libre que podemos realizar con toda la familia, y un plan perfecto para una mañana en el parque o en la montaña.

En definitiva, empezar a correr cambia muchas cosas en tu vida, casi todas a mejor. Pero si hay una que puede salir ganando, si le prestas un poco de atención, es tu relación con tus hijos.

SOBRE EL AUTOR

Marisol Galdón


9.876

Articulos relacionados

Reportajes Guía del corredor novato: el día anterior a la carrera
Entrenamientos ¿Preparado para iniciar la temporada?
Entrenamientos Preparación para principiantes en el mundo del running

También te puede interesar

Reportajes Las 6 grandes maratones del mundo
Reportajes Los peores consejos para runners (aunque bien intencionados)

Las más vistas

Nutrición Frutos secos: los mejores para el corredor
Actualidad Volvemos a correr juntos en la Carrera Popular del Corazón