¿Y si no podemos participar en una carrera en mucho tiempo?

Por Borja Martínez para carreraspopulares.com - 20/04/2020
El confinamiento por el coronavirus está siendo nuestra peor lesión
El confinamiento por el coronavirus está siendo nuestra peor lesión

El confinamiento por el coronavirus está siendo mi peor ‘lesión’. Es cierto que en esta ocasión sí que puedo hacer deporte en casa casi todos los días. No he estado varias jornadas seguidas parado sin hacer nada. Pero han pasado 40 días desde la última vez que salí a correr, un par de jornadas antes de que se decretase el estado de alarma. La vez que más tiempo había estado sin correr por una lesión fueron exactamente 35 días.

Después de aquella lesión mi regreso fue muy progresivo. Primero saliendo apenas 15 minutos suaves, por superficies como hierba o tierra. Luego ampliando el tiempo y la intensidad, fortaleciendo muscularmente para evitar recaídas y conteniendo mis ganas de salir a galope cada vez que ponía el pie en la calle. Tardé varias semanas más en poder correr en condiciones y las molestias no reaparecieron.

Entonces, fijarme un objetivo me ayudó a ponerme en forma. Una vez que la lesión estaba superada, intenté volver a ser el corredor que era antes. Me planteé prepararme para una carrera de 10 kilómetros y entrenar para hacer una marca modesta, pero toda una victoria para alguien que había salido de una lesión complicada como la mía.

Tras aquella carrera me puse otro objetivo: acercarme a las marcas que tenía antes de la lesión y preparar una media maratón, porque hacía mucho que no participaba en una. Con calma, pero sin pausa, siguiendo los consejos de mi entrenador y de mi fisio, lo fui consiguiendo. Todo salió bien.

La ausencia de carreras populares nos obligará a buscar otros objetivos
La ausencia de carreras populares nos obligará a buscar otros objetivos

Muchos meses sin dorsal

Las cosas, ahora, son diferentes. Primero, porque aún no sé cuándo podré volver a salir a correr. ¿Será a principios de mayo? ¿A mediados? En realidad, cuando nos lo permitan y en las condiciones que nos exijan. No queremos correr en la calle si no es seguro para nosotros o para los demás. Pero quiero pensar que en algún momento, no muy lejano, podamos hacerlo. Esta pesadilla acabará en algún momento.

En segundo lugar, aunque no regrese de una lesión, mi rendimiento deportivo y mi estado de forma como corredor se habrán reducido de forma considerable. Por mucho que pueda hacer ejercicio en casa, y que ello me ayude a que no tenga que en empezar de cero, no será suficiente. Además, no tengo cinta de correr ni bici ‘indoor’, algo que pasa a muchos como yo. Así que me temo que las primeras veces que corra en la calle mi cuerpo no aguantará muchos kilómetros ni ritmos altos.

Pero la mayor incertidumbre está en cuándo podremos volver a participar en carreras populares. No soy ningún experto, pero me temo que ni siquiera ellos saben aún cuándo podrán permitir que se celebren actos deportivos multitudinarios. Entre el colectivo de corredores nos tememos que pasarán muchos meses para eso.

Así que, plantearnos una carrera como objetivo para motivarnos o porque nos apetece sentir esa sensación tan especial de cruzar una meta otra vez, no va a ser posible durante bastante tiempo. En realidad, teniendo en cuenta lo que está ocurriendo y la gravedad de la pandemia de coronavirus, lo de participar en una carrera es lo menos importante. Lo añoro, pero no sufro tanto pensando en que pasará mucho hasta que vuelva a llevar un dorsal.

En realidad, ahora lo relativizamos todo mucho más y hasta correr, sin más, ha pasado a un segundo plano. No me malinterpretéis, me apetece mucho ponerme de nuevo las zapatillas y salir a trotar. Pero hay cosas más importantes en la vida.

Cambio de objetivos

Así que cuando pueda hacerlo de nuevo, mis objetivos serán otros. No pensaré en la próxima carrera. Pero para sentirme vivo y bien haré dos cosas. En primer lugar, trataré de disfrutar más del simple hecho de correr. Exprimiré al máximo esa sensación de libertad y alegría que nos da esta actividad física.

Y en segundo lugar, mis objetivos para ponerme en forma serán aquellos del principio: hacer la vuelta al barrio en menos tiempo que el día anterior, correr más rápido hasta el árbol del final del camino, o hacer un par de kilómetros más la próxima vez. Será como cuando empecé a correr por primera vez.



5.586

Tambien te puede interesar

La calurosa y penosa maratón olímpica de 1900
Luis Blanco

Los primeros maratones olímpicos han pasado a la historia no solo por su carácter pionero, sino también por su extrema dureza. El de París, en 1900, se corrió a temperaturas cercanas a los 40 grados por un recorrido duro y mal marcado. Solo llegaron a la meta siete corredores.

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

Todas las excusas que quieras para no salir a correr
Mario Trota

Hay días en los que salir a correr me da mucha pereza. Muchísima. A veces me ocurre durante una semana completa. ¿Cuál es el debate interno entre mi “yo corredor” y mi “yo perezoso en esos momentos?

Beneficios menos conocidos de correr
Javier Ullé

Correr es una de las mejores maneras de mantenerse en forma. Es excelente para tu físico, pero, ¿qué otros beneficios aporta? Además de los muy conocidos como, por ejemplo, perder peso o combatir el estrés, correr tiene un buen número de beneficios y aspectos que contribuirán a que tengas una mejor salud. Algunos de ellos nos son tan conocidos.

Las mas vistas

Plan para correr 10k en menos de 60 minutos
Tono Fernández

Un plan para aquellas personas que ya corren, pero que quieren hacer una carrera de 10 kilómetros en menos de 1 hora.

Maratón: 42.195 m.: ¿de dónde viene esa extraña distancia?
Luis Miguel del Baño

42.195 metros. Una distancia extraña. La tenemos más que marcada y grabada en la mente, pero, ¿de dónde proviene la mítica longitud del Maratón?

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

¿Cómo te afectan las temperaturas extremas?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Calor extremo o frío intenso: tu cuerpo se resiente. Cuando las temperaturas son muy altas o muy bajas, el rendimiento deportivo no es el mismo. Aún así, podemos adaptar nuestro cuerpo y tratar de buscar la mejor manera de rendir en estas condiciones.