Cómo sacarte las mejores selfies mientras corres

Por Adolfo Bello para carreraspopulares.com

Vamos a llamar a las cosas por su nombre. Tú no sales a correr para presumir en tus redes sociales por tus logros. Los beneficios de correr son mucho más personales. Correr te despeja la mente, mejora tu estado de ánimo y, lo que es mejor, te va poniendo en forma. Además, ya socializas bastante con tus compañeros de carreras, incluso a veces te quedas de cañitas después de correr.

No necesitas hacerte fotos y colgarlas en redes sociales para que los demás lo vean. Pero el caso es que tampoco pasa nada por contarle a los demás el nuevo recorrido que has encontrado, o con quién has compartido carrera, o a qué ritmo has hecho el último entrenamiento. Como runners, tenemos la misión de enseñar a los demás lo divertido y cuánto nos aporta nuestra afición. Y para ello, las redes sociales son nuestra mejor arma. Publicar una foto de vez en cuando en Instagram, o colgar nuestros entrenamientos en Facebook son nuestra forma de decir al mundo: “ey, correr es genial, ¿por qué no lo pruebas tú también?”

Y, puestos a compartir nuestra experiencia con los demás, las selfies son unas aliadas perfectas. Y tú, ¿cómo de profesional eres con tus fotos de carrera? Seguro que tienes tus trucos y tu forma de hacerlo, pero siempre está bien tener algún consejo extra, así que ahí van los nuestros:

Protagonista de la foto: tú. Si la historia que quieres contar a los demás es que has salido a correr, lo normal es que salgas tú en la foto, ¿no? Que se te vea bien la cara, que tus amigos vean cómo sonríes durante o después del entrenamiento. O que vean tu cara de sufrimiento en el caso de que te haya costado. Si te atreves, puedes probar encuadres diferentes, cogiendo el móvil con cualquiera de las dos manos, o bajando la cámara para sacar un plano contrapicado... Una opción divertida es intentar salir de cuerpo completo en una selfie. Levanta el brazo todo lo que puedas, ¡el objetivo es que se te lleguen a ver las zapas también en la foto!

Cuida la luz. Si es de día, intenta no tener la luz a tus espaldas o saldrás a contraluz. Si es de noche, busca una farola que ilumine bien y ponte de cara a ella. A nadie le gustan las fotos oscuras (a menos que quieras contarles el sitio tan oscuro por el que has corrido). Recuerda tener siempre el foco de luz delante, nunca detrás, aunque cuidado porque puede llegar a salir la sombra de tu mano en la foto.

Mira a tu alrededor. Es importante que, además de verte a ti, veamos en la foto el entorno por el que has corrido. Deja espacio a los lados de la foto para que se vea esa calle vacía, o ese parque al lado de casa, o con más razón si has corrido por la naturaleza. El lugar por el que has corrido es muy importante, así que muéstraselo a los demás. Si además, es una foto después de una carrera, intenta que se vea el arco de meta o el de salida. ¡No hay mejor recuerdo de una carrera que la selfie que haces al acabar!

¿Corres con reloj GPS? Una buena idea es sacarle una foto al resumen de la actividad, sobre todo en el caso de que hayas hecho una tirada larga o a ritmos más altos de los habituales. Además de conocer cuándo y por dónde corres, ¡seguro que a tus contactos les alegra saber tus progresos!

Creatividad. No tiene por qué ser una foto de frente, o que se te vea la cara. Puedes probar a sacar otras partes de tu cuerpo. Por ejemplo una foto de las zapas el día que las estrenas es imprescindible. Pero cuidado, porque es un género que está de moda y cada vez vemos más de este tipo. Intenta no repetir para no aburrir a tus amigos.

¿Corres con más gente? Cuántos más seamos, más divertida la foto. No tengas miedo de sacar el móvil mientras corréis para inmortalizar ese momento en compañía. O aléjate unos pasos del grupo y haz fotos donde se vea a todos corriendo juntos.

No sólo correr. También puedes sacar esos momentos previos a la carrera, mientras preparas la ropa de correr, o ese post-carrera en el bar, donde el disfrute es triple, por la carrera, la compañía, y la cervecita.

¿Y tú, qué trucos tienes? ¿Eres un maestro/a de las autofotos mientras corres? Comparte con nosotros tus mejores fotos de carrera, estaremos encantados.

SOBRE EL AUTOR


Tambien te puede interesar

Correr un día festivo: no es lo mismo, es mejor
carreraspopulares.com

Fuera la rutina del día a día, fuera las prisas. Correr un día festivo tiene un carácter diferente. Aprovéchalo al 100%. Aquí tienes algunas pautas.

¿Corres para ti o para los demás?
carreraspopulares.com

Correr podemos correr por muchos motivos. Pero si lo haces para ti, y no por lo que piensen los demás, lo más seguro es que la afición te dure mucho más tiempo. ¿Cómo averiguar la importancia que le damos al pensamiento de los otros?

El Medio Maratón Valencia arranca una edición en la que 17500 corredores cumplirán su sueño
carreraspopulares.com

La prueba cuenta con récord de inscritos, 17 500 participantes, y agotó sus dorsales cuatro meses antes, teniendo que abrir una lista de espera. El objetivo es revalidar del récord del mundo femenino que ya posee València

Las mas vistas

Crossfit para corredores running
Raquel Landín

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.

Ejercicios running en escalera
Raquel Landín

Siempre tienes una escalera a mano. Con unos ejercicios sencillos y básicos aumentarás la reactividad de tus tobillos, la fuerza y la velocidad. Dedícale unos minutos entre dos y tres veces a la semana y verás cómo notas muy pronto los beneficios.

Guía del corredor novato: la bolsa del corredor
Mario Trota

Participar en una carrera es un premio en sí mismo. Al menos así lo veo yo, y he participado en unas cuantas en los últimos años. Pero por suerte (o por desgracia), los organizadores nos han (¿mal?) acostumbrado y nos dan obsequios o detalles cada vez que nos inscribimos a una prueba.

Y tú, ¿entrenas por la mañana o por la noche?
Gema Payá

Entrenar por la mañana, al iniciar el día, o por la tarde-noche, cuando se acaba. ¿Qué prefieres? Gema Payá nos cuenta su experiencia y analiza los pros y contras de cada opción.