¿Corres por la arena de la playa? Atención a sus peligros (y beneficios)

Por Rubén Sánchez-Gómez para carreraspopulares.com - 02/08/2018

Es típico aprovechar la época estival para hacer actividades deportivas que no solemos hacer durante el resto del año. Y éste es el primer gran problema: ninguna actividad deportiva ha de ser practicada fuera de los límites de la esporadicidad y baja intensidad cuando no se es asiduo a la misma. Lo recomendable es ir subiendo la carga de trabajo, tanto en intensidad como en frecuencia, conforme se vaya cogiendo la forma en esta disciplina deportiva, dado que, excluyendo a sujetos biológicamente considerados jóvenes (menores de 30 años) y sanos, las adaptaciones de nuestro aparato locomotor son lentas conforme aumenta la edad, y de no respetar estas pautas, el riesgo de padecer una lesión por fatiga y sobrecarga de los tejidos es muy probable.

Pero aún así, siguiendo estas pautas, hay actividades que siguen provocando un alto ratio de lesiones, y este es el caso de correr descalzos por la playa (a menos que, como se acaba de comentar, durante un periodo previo se haya estado haciendo esa modalidad deportiva).

A tener en cuenta si corres por la playa

La arena de la playa cumple dos funciones completamente antagónicas con respecto a los requerimientos de nuestra biomecánica: es inestable y no devuelve fuerzas reactivas; al hundirnos en la arena, la musculatura intrínseca del pie tiene que hacer un trabajo hiper-extra para equilibrar a todo el aparato locomotor y además tiene que hacerlo interactuando con una superficie que por sus características de dureza casi nula, no devuelve ningún tipo de energía que el pie pueda usar a su favor para despegar; el resultado de estos dos factores juntos es que la musculatura sufre, se fatiga y deja de actuar, pasándole el trabajo a tendones y ligamentos, que no son ni mucho menos las estructuras que han de estar en la primera línea de acción dinámica del pie, ya que cumplen una función más bien pasiva de sostén. Es casi seguro entonces que o bien suframos lesiones por sobrecarga a nivel muscular, o lesiones por transferencia de cargas a nivel osteo-ligamentoso.

Por lo tanto, desde Pododinámica recomendamos que si lo que se desea es fortalecer el tren inferior, lo mejor es haber tenido ya un entrenamiento previo de dicha musculatura, ejercitando de manera específica con ayuda de un preparador físico licenciado tanto la musculatura intrínseca como la extrínseca al pie, de manera gradual y pautada, respetando los tiempos de descanso muscular y/o haber estado en contacto con deportes de playa (tipo voleyplaya o fútbol playa) durante el resto del año.

SOBRE EL AUTOR

Rubén Sánchez-Gómez
Doctor en Podología URJC. Experto en Biomecánica Deportiva y Cirugía

www.pododinamica.es



Tambien te puede interesar

Correr un día festivo: no es lo mismo, es mejor
carreraspopulares.com

Fuera la rutina del día a día, fuera las prisas. Correr un día festivo tiene un carácter diferente. Aprovéchalo al 100%. Aquí tienes algunas pautas.

¿Corres para ti o para los demás?
carreraspopulares.com

Correr podemos correr por muchos motivos. Pero si lo haces para ti, y no por lo que piensen los demás, lo más seguro es que la afición te dure mucho más tiempo. ¿Cómo averiguar la importancia que le damos al pensamiento de los otros?

El Medio Maratón Valencia arranca una edición en la que 17500 corredores cumplirán su sueño
carreraspopulares.com

La prueba cuenta con récord de inscritos, 17 500 participantes, y agotó sus dorsales cuatro meses antes, teniendo que abrir una lista de espera. El objetivo es revalidar del récord del mundo femenino que ya posee València

Las mas vistas

Crossfit para corredores running
Raquel Landín

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.

Ejercicios running en escalera
Raquel Landín

Siempre tienes una escalera a mano. Con unos ejercicios sencillos y básicos aumentarás la reactividad de tus tobillos, la fuerza y la velocidad. Dedícale unos minutos entre dos y tres veces a la semana y verás cómo notas muy pronto los beneficios.

Guía del corredor novato: la bolsa del corredor
Mario Trota

Participar en una carrera es un premio en sí mismo. Al menos así lo veo yo, y he participado en unas cuantas en los últimos años. Pero por suerte (o por desgracia), los organizadores nos han (¿mal?) acostumbrado y nos dan obsequios o detalles cada vez que nos inscribimos a una prueba.

Y tú, ¿entrenas por la mañana o por la noche?
Gema Payá

Entrenar por la mañana, al iniciar el día, o por la tarde-noche, cuando se acaba. ¿Qué prefieres? Gema Payá nos cuenta su experiencia y analiza los pros y contras de cada opción.