Crónicas desde Iten (Final): "Come back soon"

Por Raquel Landín para carreraspopulares.com - 02/09/2016

Quedo con Eva para ir de nuevo con el grupo y acabar mi último día en estas tierras con las chicas del gruo que tan bien me han acogido.

La quedada es a las 6, hoy es sábado y solo van a entrenar una vez en el día por lo que este entrenamiento va a ser largo y duro, nada de ir "pole pole" como en el resto de los entrenamientos de las 6 a.m. De los diferentes días de la semana.

Eva me dice que quedan donde el otro día pero que vienen hacia abajo, que esté lista a las 6´05 enfrente de donde yo me alojo.Yo ya sabía que difícil iba a ser verlos en la oscuridad y efectivamente no los vi pero no pasa nada porque son tantos los corredores que a esas horas corren que a uno u otro acabaría enganchándome.

Empecé despacio y poco a poco fui subiendo. Me puse detrás de una chica hsata los 21 minutos. Entonces me giré. Fue en ese momento cuando escuché “Kenya”. Un atleta que me estaba pasando en aquel momento se había fijado en mi cortavientos, el oficial del equipo de la selección de atletismo de Kenya que en la espalda pone en grande el nombre del país.

Aprecio que tampoco va tan tan rápido para ser chico así que subo un poco el ritmo y me coloca a su lado, me da la bienvenida con una sonrisa. Mientras que ahí sigo me digo a mi misma que por lo menos tengo que aguantar hasta el tramo jodido de cuestas que está a 10´ de aquí. Él sube algo el ritmo, parece que tener compañera de crucero le motiva. Sigo con fuerza, me encuentro muy bien para mi sorpresa.

Llegan las cuestas y pienso, "venga va, una aunque sea", pero subo una, subo dos, subo tres y subo la cuarta también. Increíble, cumplo 20´ codo a codo con este corredor y continuo un poco más. No sigo mucho porque ya he pasado incluso mi casa.

Aún corriendo le digo que yo ya tengo que parar y él, sin pensárselo, se para sin más a despedirse de mí. Ha sido simplemente genial.

El momento de partir



Poco a poco me he ido encontrando mejor, ahora es cuando empezaba a disfrutar realmente de esto, ojalá puediera quedarme aquí más tiempo y vivir como ellos solo para entrenar y prepararme bien para las competiciones sin tener que trabajar, pudiendo descansar lo necesario.

No me quiero volver a España sin antes darme un masaje, Ya se lo dije a Eva hace unos días, tengo cita en apenas 10´ en su casa. Cuando llego ya me están esperando. Reconozco al chico que me va a dar el masaje, se trata de un corredor de su grupo de entrenamiento.

Eva empieza a poner las mantas en el único hueco de suelo que en su casita queda vacia y acto seguido ya etoy tumbada encima lista para el masaje, aquí los masajes se dan así, nada de camillas a no ser que topes con un fisio extranjero que vive en un pueblo vecino desde hace unos años porque se echó una atleta local de novia. Para no haber estudiado nada sobre fisioterapia o similar, no ha estado mal, me hubiera gustado algo más de presión pero me ha gustado y no ha sido ni mucho menos caro.

Voy a echar de menos todo esto, su gentil gente, que los niños me griten al pasar corriendo “how are you”, los eternos caminos, los dias en la pista de tierra, la comida, todo. Esta ha sido mi segunda vez aquí y pienso volver pronto porque desde la primera vez establecí un fuerte vínculo personal con este lugar y su gente y quiero seguir manteniéndolo. Quiero que mi equipo siga involucrado en proyectos solidarios con Keessup School y Shoe4africa.

Me despido de Eva, de sus compañeras y de todos. Como la otra vez, le doy toda mi ropa Está un poco usada, pero en muy buen estado, si no, no lo haría. Le doy hasta el reloj, lo que le saca una gran sonrisa. “Bye, I hope come back soon”.


Raquel Landín es atleta y entrenadora. [ raquellandin.es ]
Además, es autora del libro [ Alcanzando metas. Iten, donde se forjan campeones ], donde puedes encontrar más historias sobre esta zona, su manera de entrenar, sus valores y su estilo de vida.

SOBRE EL AUTOR

Raquel Landín
Atleta y entrenadora

www.raquellandin.es



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

No estás a la última si no practicas el swimrun
carreraspopulares.com

Se diferencia del acuatlón en que no tiene transiciones. Resumiendo: hablamos de una disciplina que combina nadar y correr de manera salvaje, casi primitiva. ¿Te apetece probar?

Por qué dejé de correr con auriculares
Chema Martínez Pastor

¿Corres con o sin música? ¿Escuchas la radio o tu podcast favorito? Elijas lo que elijas, lo importante es que no des nada por sentado y compruebes qué necesitas como acompañamiento cada vez que sales a correr. A veces, puede que sólo necesites el silencio...

Deporte para un cerebro mas sano
carreraspopulares.com

En el programa Redes, de la 2 de tve, Eduard Punset nos explicaba como la ciencia ha demostrado que el deporte es un estimulador para tener un cerebro mas sano.

¿Este domingo no corres? ¡Baja a la calle a animar!
Chema Martínez Pastor

Participar en carreras nos encanta. La competición, la adrenalina, compartir la calle con los compañeros... Pero ¿y si no podemos correr o no nos hemos podido apuntar? No te quedes en casa, ¡es momento de salir a animar a los participantes!

Las mas vistas

Los geles y el maratón ¿cuándo tomarlos?
Pablo Felipe Martín Sanz

Seguro que ya conoces los geles energéticos, o te estás planteando tomarlos para el maratón. Pero ¿cuándo hay que tomarlos? Nuestro experto, Pablo Felipe, nos cuenta los secretos.

¿Cuántos días a la semana es recomendable entrenar?
Oscar de las Mozas

Una de las dudas a las que nos enfrentamos los corredores populares es cuántos días es bueno entrenar. El entrenador Óscar de las Mozas nos explica las claves.

¿Cuál es el mejor momento del día para correr?
carreraspopulares.com

Imagina que no tuvieras más ocupación en el día que correr... ¿en qué momento preferirías hacerlo? Te damos las pistas para descubrir cuál es tu hora ideal para correr.

Ideas para molar corriendo de la cabeza a los pies
Adolfo Bello

Cada vez es más difícil diferenciarse del resto de runner. ¿Más difícil? Descubre las posibilidades que los complementos te dan para que tus compañeros vean cuánto molas