¿Qué le puedes enseñar a tus hijos sobre el running?

Por carreraspopulares.com

¿Es el running un deporte para niños? Siempre que se tengan en cuenta ciertas pautas a la hora de educarles en este deporte, la respuesta es un absoluto sí. Correr es un deporte con multitud de ventajas tanto en el desarrollo de la musculatura y huesos como en el psicológico, enseñando valores muy positivos para su vida. Tener una referencia deportiva en su padre o madre es altamente positivo para ellos. Si es tu caso, no dejes de compartir con ellos todo lo bueno que tiene:

Vida saludable

Lo primero que verán tus hijos en ti es que haces lo posible por mantenerte más saludable. Si además de hacer deporte, les enseñas la importancia de una alimentación equilibrada, no tendrán excusas para dejarse las verduras en el plato o para preguntarse por qué tienen que comer ciertas comidas que en principio no les gusten. Una familia que hace deporte junta se asegura que los peques cogen afición por el deporte como forma de ocio, algo que sin duda agradecerán en el futuro.

Mejores personas

El deporte en general, y el running en particular, aporta a quienes lo practican una serie de valores personales que les hacen mejores personas. El compañerismo, el apoyar a los demás en su carrera, o marcar el ritmo de otros compañeros cuando no pueden más les ayudarán a integrarse mejor con sus compañeros. También el espíritu de superación que supone hacer deporte les vendrá muy bien a la hora de enfrentarse a sus propios retos.

Fuera pereza

Si ven en sus padres una conducta positiva hacia el running, y ven en casa que aunque llueva, haga mal tiempo o simplemente, no les apetezca, sus padres salen a correr porque es mejor para ellos, aprenderán que no hay que poner excusas a la hora de hacer cosas como su tarea. Mejor que insistirles para que hagan algo, es darles ejemplo con nuestra forma de actuar.

Competencia sana

El running es un deporte que no sólo premia el quedar primeros, o conseguir grandes logros. Corriendo podemos sentirnos ganadores aunque haya gente que entre antes que nosotros a la meta. A diferencia de otros deportes, el running puede servir para enseñar a los niños que no llegar en primera posición no es sinónimo de perder o fracasar. Y que la gente que corre a nuestro lado en una carrera no son rivales, sino compañeros.

Sin miedo

Cuando corremos nos enfrentamos a diferentes situaciones, algunas de ellas que nos impiden correr cuando queremos. Si los peques ven a sus padres no lamentarse por una lesión, y afrontarlas con la mejor de las actitudes, aprenderán que en la vida hay que afrontar las adversidades con la cabeza alta. De esta manera se superarán más rápidamente.

Correr es una fiesta

Llevarles a las carreras puede ser una forma de que se aficionen más rápido. El hecho de ponerse en una línea de salida y de competir por llegar a la meta es muy emocionante también para los más pequeños. Comparte con ellos la diversión y la fiesta que supone correr y no querrán dejarlo nunca.

Aunque, por otro lado, hay que entender que correr no tiene por qué gustarles, por mucho que lo vean en casa. Si ese es su caso, aunque no podamos compartir esta afición con ellos, debemos respetar su decisión y no obligarles a realizar actividades que no les aportan lo que nosotros pensamos.


2.099

Articulos relacionados

Entrenamientos 10 consejos para correr una 10K
Entrenamientos El calentamiento: cuánto y cómo
Material deportivo Elegir zapatillas

También te puede interesar

Reportajes La evolución personal del corredor
Reportajes El amigo que siempre corre rápido

Las más vistas

Nutrición Los falsos mitos de las grasas
Reportajes La evolución personal del corredor