El valor de una liebre

Por Luis Miguel del Baño para carreraspopulares.com - 28/12/2016

Un minuto de reflexión sobre la fotografía que encabeza estas líneas. Es una fotografía de Héctor Domingo, de [ Hastphoto ]. Son unos fotógrafos que saben captar los momentos. Conocen el running como la palma de su mano, y lo plasman a la perfección. En esta foto lo han demostrado también.

El corredor con el dorsal ´32´ no es un corredor cualquiera. Su gesto, tampoco es un gesto cualquiera, ni su compañera de carreras, la corredora con el dorsal ´64´, tampoco es una corredora del montón. Expliquémoslo.

El dorsal 32 es portado por [ Marc Roig Tió ]. Es un corredor altísinamente experimentado y, quizás, una de las mejores liebres que existe en nuestro país. Y precisamente, en el momento de la foto, está ejerciendo como tal. La carrera donde los captaron es el Medio Maratón Valencia Trinidad Alfonso del pasado 23 de Octubre. La primera carrera con etiqueta de oro de la IAAF que se corría en España.

El momento de la instantánea capta uno de esos segundos en el que el corredor comprueba que el ritmo es el correcto. Comprueba que está haciendo su trabajo bien, que sus zancadas son como un martillo pilón, como una galera remando, con un ritmo constante, sin que se vaya ni una décima, ni un segundo, ni un instante. Exactamente manteniendo el plan previsto.


La situación

Pero, para comprender ese ´valor de una liebre´, os debemos poner en situación y el plan previsto en esa carrera.

Empecemos por el plan: La previsión era que Marc Roig fuera la liebre (hasta el kilómetro 15) del grupo de cabeza femenino. Ese grupo cuenta con una favorita, Violah Jepchumba. Pero Violah ya no está en la foto. En la foto solo está la segunda favorita, Peres Jepchirchir. Y entonces, ¿qué es lo que ha pasado?

Violah, la favorita, se ha visto fuerte. Ha decidido que puede romper el plan de carrera e ir más rápido de lo que le marca la liebre. Él, Marc, en cambio, sabe cual es su trabajo. Mantener el ritmo que debe. El ritmo con el cual los técnicos y atletas han pensado que se puede ganar esa prueba y superar su récord. Pero Violah va más allá. Ella piensa que puede batir otro tipo de récords, está llena de energía y, junto con su marido, ha arrancado en el kilómetro 5 y ha decidido ´traicionar´ el plan.


El cambio

Durante un puñado de kilómetros todo el mundo piensa que el resultado está claro: Violah será la vencedora, mientras que Peres es la segunda. Ya no hay nada que hacer.

Pero todo cambia alrededor del kilómetro 10, justo cuando se tomó esta fotografía. Marc confía en el plan establecido. Es el plan que les debe llevar al éxito, el que ha medido las fuerzas y los ritmos.

Violah, que posteriormente se dijo que ´se lanzó a por el récord del mundo´, se desfonda. Y la segunda, la corredora de la que nadie iba a recordar su nombre, le pasa. Y sigue, sin inmutarse, con ese ritmo de martillo pilón, con ese ritmo de galera remando. Constante, sin desfallecer, sin sobrepasarse, siguiendo a su liebre, siguiendo a Marc.



Cuando llega el kilómetro 15, Marc abandona el grupo. Según el plan establecido. Un grupo donde ya no está Violah, más rezagada. Peres Jepchirchir continúa hasta meta, destacada, vencedora. Ella gana la prueba. Fue fiel al plan, fue fiel a su liebre.


Una liebre con experiencia

Probablemente la cabeza fría, los nervios de acero, las piernas y pulmones más que preparados, pero sobretodo la experiencia fueron un factor clave en las decisiones que tomó Marc Roig que llevaron a la corredora keniata a la victoria.

No es la primera vez. Marc Roig tiene un largo historial de éxitos en este sentido. Él es de los que ha demostrado ese granular que tienen las liebres. El valor de controlar una situación para llevarla al éxito. Si no, que se lo digan a [ Florence Kiplagat ] en Barcelona, donde la llevó al récord de Mundo.

SOBRE EL AUTOR

Luis Miguel del Baño
Periodista


ARTÍCULOS RELACIONADOS

POR DRA NÚÑEZ MARTÍ

POR APOLO ESPERANZA


POR MAY LUJÁN

POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ


Tambien te puede interesar

Por qué la salida de las carreras se da con un disparo
carreraspopulares.com

Es uno de los métodos más usados para marcar el inicio de una carrera: un disparo de una pistola de fogueo. Aunque con mejoras y algunas variantes, el sistema es prácticamente el mismo que hace más de un siglo, cuando empezó a usarse.

Yo siempre corro rápido, ¿y qué?
Borja Martínez

Soy un corredor popular más. No de los mejores, pero tampoco se me da mal. Y aunque me gusta mucho salir a correr con amigos y compartir carreras no con ellos, cuando me pongo un dorsal quiero correr a tope, dar el máximo. ¿Es eso un delito?

Canciones para correr que no hablan de correr
Luis Blanco

Hay varias canciones icónicas para los corredores que suenan en muchas de las playlists durante los rodajes, los entrenamientos y las carreras. Canciones que, por una u otra razón, asociamos con correr o nos animan a ello. Sin embargo, la gran mayoría no lo son. ¿De qué hablan entonces?

Por qué Forrest Gump es un icono del running
Luis Blanco

Resulta curioso que tantos corredores se hayan identificado de forma tan profunda con una escena de una película que realmente no es sobre correr. Hablamos de Forrest Gump, un icono del running. ¿Por qué?

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.