Guía para descubrir nuevos lugares para correr en vacaciones

Por Marisol Galdón para carreraspopulares.com - 06/08/2018

Ya están aquí. Mañana es mi último día en la oficina. Llegan las vacaciones. Durante los próximos 21 días me despido de los semáforos, las colas para montar al ascensor del edificio, las caras largas del portero que en lugar de dar los buenos días me ladra, las prisas por terminar el trabajo del día y salir a mi hora... Se acabó por un tiempo. Durante veintiún días sólo me quiero preocupar de ver la playa todos los días, de a qué hora tengo que bajar para encontrar un hueco en el que poner mi toalla, de si los libros que me he traído conmigo serán suficiente para acompañarme todos estos días o tendré que reponer las existencias.

Bueno, y de entrenar. De lo que no me tomo vacaciones es de entrenar. Porque en diciembre toca maratón y no puedo quedarme tres semanas sin correr aunque sea un poco. Correr es de las cosas que me traigo de vacaciones conmigo. Y tan a gusto que lo hago.

Lo que pasa es que las cosas cambian en vacaciones. También en mis entrenamientos. Cada año nos vamos de vacaciones a un sitio distinto. Solos mi chico y yo. A él no le gusta correr, así que intento hacerlo a primera hora del día, para aprovechar el fresquito que hace por las mañanas y así no llegar muy tarde y empezar el día con un desayuno juntos en la terraza. Este año hemos elegido una zona de playa, así que es casi obligatorio que en mis carreras mañaneras aproveche para ver el mar y, si me da tiempo, el amanecer sobre el agua.

Además, me encanta descubrir nuevos lugares por los que correr. También en esto se tiene que notar que estoy de vacaciones. Encontrar un nuevo camino, una ruta que me haga tener una experiencia diferente cada día es parte del encanto de las vacaciones. Me carga las pilas.

Cómo descubrir nuevos sitios para correr en vacaciones

Ya soy una experta en esto. Como comentaba, lo hago todos los años, así que ya me puedo permitir dar consejos a los que queráis disfrutar del running de una manera distinta en vuestro lugar de vacaciones.

El primer consejo es que os estudiéis la zona si es la primera vez que vais. Por lo menos, es importante tener bien identificadas las zonas más importantes: dónde hay carreteras que no vamos a poder cruzar, en qué lugares podemos encontrar rutas cortas o largas en función de cuánto queramos hacer, qué zonas son de asfalto, tierra o arena, si hay cuestas o no... Es importante hacerse un primer plano de situación para no encontrarnos sorpresas el primer día.

Una vez reconocido el terreno, lo divido en zonas para elegir una distinta cada día. Los primeros 3-4 días los dedico a reconocer cada una de las zonas y para ello salgo a “ver qué me encuentro”. Es decir, me pongo las zapatillas, salgo a la calle y pongo rumbo a donde he visto en el mapa que puedo tener una zona para correr. Y a partir de ahí me dejo llevar. En cada cruce de caminos tomo el que me dicta mi intuición, en función de lo que vea detrás de cada curva. Eso sí, siempre con mi GPS para saber cuándo me estoy alejando demasiado y hay que volver.

Muy importante, en el caso de no tener muy claro por donde voy, es memorizar los giros que hago y los desvíos que tomo. No sería la primera vez que me pierdo y vuelvo al apartamento con mal humor, cansada y sin haber disfrutado. Antes no lo hacía, pero ahora sí pongo atención, incluso me paro e intento memorizar algo de los cruces que tomo para reconocer el camino de vuelta. Es parte del juego.

También tomo nota mentalmente de nuevos caminos que no he tomado para irme a explorarlos otro día. El caso es que, una vez exploradas todas las posibilidades, siempre me salen dos o tres caminos preferidos, que son los que a partir de ahora recorreré. En ocasiones, cuando salimos a dar un paseo por la tarde, o si nos movemos en coche, tomo nota mental de cosas que veo y luego estudio si puedo llegar hasta allí corriendo. Y viceversa, no sería la primera vez que corriendo descubro un restaurante o una cala tranquila con la que disfrutar, luego, en compañía de mi chico.

Espero ir contando por aquí los nuevos descubrimientos que haga este año. ¡Os deseo unas felices vacaciones runners!


SOBRE EL AUTOR

Marisol Galdón



Tambien te puede interesar

Correr un día festivo: no es lo mismo, es mejor
carreraspopulares.com

Fuera la rutina del día a día, fuera las prisas. Correr un día festivo tiene un carácter diferente. Aprovéchalo al 100%. Aquí tienes algunas pautas.

¿Corres para ti o para los demás?
carreraspopulares.com

Correr podemos correr por muchos motivos. Pero si lo haces para ti, y no por lo que piensen los demás, lo más seguro es que la afición te dure mucho más tiempo. ¿Cómo averiguar la importancia que le damos al pensamiento de los otros?

El Medio Maratón Valencia arranca una edición en la que 17500 corredores cumplirán su sueño
carreraspopulares.com

La prueba cuenta con récord de inscritos, 17 500 participantes, y agotó sus dorsales cuatro meses antes, teniendo que abrir una lista de espera. El objetivo es revalidar del récord del mundo femenino que ya posee València

Las mas vistas

Crossfit para corredores running
Raquel Landín

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.

Ejercicios running en escalera
Raquel Landín

Siempre tienes una escalera a mano. Con unos ejercicios sencillos y básicos aumentarás la reactividad de tus tobillos, la fuerza y la velocidad. Dedícale unos minutos entre dos y tres veces a la semana y verás cómo notas muy pronto los beneficios.

Guía del corredor novato: la bolsa del corredor
Mario Trota

Participar en una carrera es un premio en sí mismo. Al menos así lo veo yo, y he participado en unas cuantas en los últimos años. Pero por suerte (o por desgracia), los organizadores nos han (¿mal?) acostumbrado y nos dan obsequios o detalles cada vez que nos inscribimos a una prueba.

Y tú, ¿entrenas por la mañana o por la noche?
Gema Payá

Entrenar por la mañana, al iniciar el día, o por la tarde-noche, cuando se acaba. ¿Qué prefieres? Gema Payá nos cuenta su experiencia y analiza los pros y contras de cada opción.