¿Hacer series y no morir en el intento? ¡Se puede!

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com - 17/08/2017

Es paradójico cómo, a los que nos gusta correr más rápido e intentar superar nuestras marcas, nos suele gustar muy poco el entrenamiento que mejor se adapta a estos objetivos. Hacer series es, casi sin excepción, el peor momento “runner” de la semana para todos. Sólo superado por los ejercicios de fuerza, podríamos decir que odiamos y queremos por igual a esta técnica de entrenamiento.

Poco queda por decir que no sepas del entrenamiento de series. Dependiendo de la distancia, repeticiones e intensidad a las que las hagas, estarás consiguiendo diferentes objetivos: aumentar la resistencia cardiaca, mejorar nuestro VO2Max o reforzar las fibras rápidas de las piernas. Ello sin añadir uno de los mayores beneficios, que para mí se producen a nivel psicológico. Aprender cómo se comporta nuestro cuerpo y ser capaz de resistir al cansancio es una de las mayores ventajas, ya que la series nos ponen tan al límite que, cuando llegan momentos duros en las carreras, estamos más preparados para superarlos.

Como corredores populares que somos, no necesitamos una rigurosidad en la realización de las series, pero aquí van unos consejos que nos pueden ayudar a superar ese día de entrenamiento en el que nos toca “darlo todo”:

- Apréndete bien cuántas y cómo las tienes que hacer, antes de comenzar el entrenamiento. Si puede ser, empieza a pensar en ellas desde primera hora del día. Si tu entrenador te manda el programa con antelación, procura tener claro cuántas tienes que hacer, a qué intensidad y con cuánto descanso, para poder visualizarte haciéndolas y prepararte psicológicamente. Imaginarte corriendo a lo largo del día te ayudará a motivarte para cuando llegue el momento.

- Piensa en cómo te vas a encontrar después. El mejor momento de las series, para mí, es cuando, horas después o al día siguiente, las piernas te empiezan a “picar” y notas cómo el entrenamiento ha hecho su efecto. Eso quiere decir que vas por el buen camino. Se sufre mientras se corre, sí. Pero nos va a hacer mucho bien.

- Intenta no hacerlas a primera hora de la mañana, porque estamos un poco perezosos y nuestro sistema circulatorio aún no está todo lo despierto que debería. No es bueno someter al corazón a estos picos de intensidad teniendo en cuenta que viene de un periodo de baja carga.

- Pero tampoco las hagas recién acabas de trabajar. Es bueno tomarse entre media hora y una hora de relajación porque el estrés post-laboral no es buen compañero. Es un error pensar que la adrenalina de un día muy ocupado es buena. Lo mejor es estar tranquilos y pensar únicamente en lo que tenemos que hacer. Es un buen entrenamiento para liberar tensiones, pero cuanto más concentrados estemos en el ejercicio, mejor resultado tendremos.

- De menos a más. No hace falta decirlo, pero los entrenadores siempre recomiendan empezar más tranquilos y acabar más fuertes. De hecho, no pasa nada si las primeras series las tomamos únicamente de aclimatación.

- Piensa en la última serie. Eso sí, la última que hagamos tiene que ser la buena. Piensa que el resto de entrenamiento es sólo una preparación para esa última serie. Si consigues acabar con la más rápida de todas, habrás hecho bien el entrenamiento.

- Sé creativo a la hora de contar las series. Cada uno tenemos nuestros trucos mentales para contar las series y auto-engañarnos para creer que nos quedan menos. A mí me funciona muy bien pensar que, una vez he dado el primer paso de una serie, ya la he acabado y queda una menos. Por ejemplo, si tengo que hacer 6 series de 500, cuando comienzo la tercera, me digo a mí mismo que llevo la mitad del entrenamiento. Un entrenador me dijo un día que hay que contar dos series de menos, siempre. La primera porque es de tanteo y la última, porque esa la vamos a hacer sí o sí.

- Con compañía, mucho mejor. Hacer las series con alguien que tenga tu ritmo o un poco más rápido es la mejor idea. En cualquier caso, si las hacemos solos corremos el riesgo de hacer alguna de menos, sobre todo si se nos ha ido la mano con alguna de las series.

- Si no puedes, acaba como sea. Si ves que no puedes acabarlas todas a alta intensidad, no pasa nada. Todos tenemos días mejores y peores. Pero para no sentir que hemos perdido el entrenamiento, suma la distancia que te quedaría por hacer y hazla al trote.

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

¿Cómo encuentro mi ritmo perfecto de carrera?
Chema Martínez Pastor

¿De verdad vas a llegar a otra carrera sin saber a qué ritmo vas a correr? No tener un plan puede suponer, a veces no dar todo lo que tenemos en la piernas y, en otras ocasiones, ´reventar´ antes de tiempo. Por eso es buena idea que aprendas a marcarte un ritmo objetivo.

El calentamiento: cuánto y cómo
Tono Fernández

Es esencial para evitar lesiones, pero también para activar el cuerpo, pulsaciones, retrasar la fatiga y ganar confianza. No te saltes el calentamiento antes de una carrera o entrenemiento intenso.

Sub 40’ en 10k, ¿cumples los requisitos?
Tono Fernández

Es una barrera tanto psicológica, como física. Bajar de 40 minutos en 10 kilómetros es una hazaña complicada para muchos. Aunque estés cerca, cuesta alcanzar ese listón. ¿Cumples con los requisitos?

¿Qué hacer y qué no los días previos al maratón?
David Calle

El entrenamiento de un maratón son muchas semanas de esfuerzos y de sacrificios. Demasiado para lanzarlo por la borda en las últimas semanas, ¿verdad? Nuestro entrenador David Calle te cuenta los secretos para hacer la mejor aclimatación en los últimos días previos a la prueba.

Las mas vistas

Si vas a correr un Maratón, debes saber que...
Luis Miguel del Baño

Emociones, sentimientos encontrados, dolores, lucha contra uno mismo. ¡Los maratones son tantas cosas! Aquí tienes 42 puntos importantes que debes saber si vas a correr los 42 kilómetros.

La miel y el corredor. Propiedades y beneficios.
Leticia Garnica

La miel es un azúcar simple que aporta mucha energía, tiene propiedades antioxidantes y recuperadoras. Además, es barata y está deliciosa. Es, por tanto, como apunta la nutricionista Leticia Garnica en este artículo, un producto ideal para los corredores.

La parte psicológica de las lesiones
Yolanda Cuevas Ayneto

Uno de los aspectos a tener en cuenta en la práctica del ejercicio físico y del deporte son las lesiones sufridas siendo amateur o profesional. Las lesiones pueden provocar una retirada puntual de la práctica deportiva en unos casos o la definitiva en otros...

Cómo se realiza una prueba de esfuerzo
carreraspopulares.com

Es la mejor manera de descartar problemas cardíacos y conocer cómo está nuestro cuerpo para practicar cualquier deporte. Da igual la distancia que queramos correr o la intensidad con la que lo hagamos.