La evolución del entrenamiento del corredor

Por Mario Trota para carreraspopulares.com
Al principio, corremos solos y no tenemos nociones de entrenamientos
Al principio, corremos solos y no tenemos nociones de entrenamientos

Cuando comencé en este mundo del atletismo popular, nunca imaginé que acabaría donde estoy. Ni siquiera me planteaba hacer más de dos vueltas al parque que estaba al lado de mi casa. Cuando empiezas a correr, lo único que quieres es que la sesión acabe cuanto antes . Aún recuerdo cómo el primer día que salí al parque a intentar trotar algo más rápido que las señoras mayores que paseaban alegremente por el parque, sólo aguanté 11 minutos corriendo . Llegué a casa tan frustrado y cansado que me intenté convencer de que eso no era para mí, a pesar de mis felices tiempos de atleta escolar.

Pero un amigo me dijo que debía ser constante , y al final, día a día, iría cogiendo gusto por este deporte. Dos días después, a pesar de las terribles agujetas (que, por supuesto, el agua con azúcar no evitaron, qué ingenuo era por entonces) traté de aguantar un minuto más . No lo conseguí, pero sí el tercer día. Y dos semanas después ya era capaz de trotar 20 minutos seguidos unos tres días por semana. Antes de salir de casa, medía los minutos que sumaban varias canciones, hasta alcanzar 20 o 25, y cuando acababan de sonar en mi reproductor mp3, paraba satisfecho y me volvía a la ducha. No llevaba ni cronómetro .

El caso es que cada vez te sientes mejor, en forma, bajas peso y cambia tu hasta tu humor. Así que quieres más. Pero empiezas a leer consejos en Internet y revistas especializadas. Y te enteras de que hay ritmos, que la velocidad no se mide en km/h, si no en min/km (qué raro) y que además de rodar hay que hacer series y fartleks y cosas así. Pero eso me parecía raro y lejano. Así que seguía a lo mío. Mi afán era bajar mi tiempo en la vuelta al parque. Empezaba sin calentamiento, sin estiramientos. Y, mágicamente, cada vez lo hacía más rápido. El subidón , lo entenderéis los que habéis pasado por ello, era tremendo. Ahí decidí usar por fin el cronómetro de un viejo reloj que tenía por casa.

Con el paso de los meses, conocemos las carreras y empezamos a seguir planes de entrenamiento
Con el paso de los meses, conocemos las carreras y empezamos a seguir planes de entrenamiento

El progreso

Y entonces llegó el grupo de corredores del gimnasio (en el que hasta entonces poco hacía salvo pasar el rato convenciéndome de que estaba quemando calorías a base de pesas y bicicleta estática). Y en ese grupo había gente con bastante experiencia y, lo mejor, un entrenador que nos guiaba.

Así que el entrenador comienza a enseñarte los trucos básicos del entrenamiento , y te cuenta cómo debes calentar; y te enseña técnica de carrera, cómo hacer las series, los cambios de ritmo, la importancia de hacer ciertos ejercicios de fuerza y, lo más importante, te prepara el plan de entrenamiento para terminar tu primera carrera de 10 kilómetros .

Lo hice y mi tiempo, muy discreto en aquel momento, me dio igual. Había aprendido a entrenar y era ya finisher de una carrera. Además, me encantaba correr. ¿Qué más quería?

Pues sí, había más. Mucho más. A esa le siguieron otras, y de ahí a preparar el plan para tu primer maratón hay un paso. Con mis amigos corredores (cada vez eran más) ya era capaz de hablar de nuestros entrenos de series , de cuántas y cuáles era mejor hacer para preparar una carrera de 5 kilómetros y del ritmo al que había que ir en un 10K para bajar de 50 minutos. Incluso por tramos, si la carrera en cuestión no era totalmente llana.

Y fue cuando tuve que comprar mi primer reloj con GPS . Por no quedarme desfasado con respecto a mis amigos corredores, y porque se convirtió en una herramienta imprescindible para medir mis progresos en los entrenamientos y las carreras . Hasta empecé un diario de entrenamientos, donde apuntaba las sesiones y el número de kilómetros y las carreras que hacía al mes.

Y cuando llegó el plan de entrenamiento para el primer maratón, yo ya era casi un experto. O eso creía. Porque nunca dejas de aprender. Y tuve suerte de hacer caso a mis amigos con más experiencia y seguir siempre las pautas y recomendaciones que te marca un entrenador .

Hoy en día los planes de entrenamiento tienen pocos secretos para mí. Mido los tiempos de las series, las hago habitualmente en pista o en una recta marcada que hay en el parque. Hago tiradas a ritmo de maratón, fartleks y circuitos de fuerza como si llevara décadas metido en ello. Y mi nuevo reloj GPS con pulsómetro es de lo último del mercado.

Pero hay algo curioso. Aunque el sufrimiento de un plan de entrenamiento meticuloso y profesional te llena de satisfacción cuando cruzas la meta, cuando más disfruto corriendo es cuando me olvido (a veces de forma premeditada) el reloj en casa y salgo a trotar sin pensar en ritmos o tiempos. Esa es la magia que tiene este deporte.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular



Tambien te puede interesar

Yo siempre corro rápido, ¿y qué?
Borja Martínez

Soy un corredor popular más. No de los mejores, pero tampoco se me da mal. Y aunque me gusta mucho salir a correr con amigos y compartir carreras no con ellos, cuando me pongo un dorsal quiero correr a tope, dar el máximo. ¿Es eso un delito?

Canciones para correr que no hablan de correr
Luis Blanco

Hay varias canciones icónicas para los corredores que suenan en muchas de las playlists durante los rodajes, los entrenamientos y las carreras. Canciones que, por una u otra razón, asociamos con correr o nos animan a ello. Sin embargo, la gran mayoría no lo son. ¿De qué hablan entonces?

Por qué Forrest Gump es un icono del running
Luis Blanco

Resulta curioso que tantos corredores se hayan identificado de forma tan profunda con una escena de una película que realmente no es sobre correr. Hablamos de Forrest Gump, un icono del running. ¿Por qué?

El coleccionista de carreras
Mario Trota

Hoy os vamos a hablar de un corredor muy particular. Es un tipo de runner que todos conocéis. En todos los grupos de entrenamiento o de amigos que corren hay uno más o menos con las mismas características. O varios. Es el coleccionista de carreras.

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.