¿Qué estilo musical es el mejor para correr?

Por carreraspopulares.com

Una vez has superado la (eterna) discusión entre si debes llevar música o no, si has decidido que vas a correr con música, o si lo haces habitualmente pero te estás preguntando qué tipo de música debes llevar para mejorar tu rendimiento a la hora de correr, vamos a intentar analizar los diferentes estilos musicales para decidir qué es mejor llevar en tus oídos mientras te ejercitas.

Primer mandamiento: debes llevar música que te guste. Parece una obviedad, pero si te contamos que la mejor música para correr es el hard rock, de nada servirá que empieces a escucharlo mientras corres si no te gusta este estilo musical, ya que de lo que se trata es de crear una perfecta armonía mientras nos ejercitamos y (que no se nos olvide nunca) nos divertimos.

Ya vimos hace un tiempo que el [ ritmo de la música ] debe ayudarte a marcar tu frecuencia de zancada. Por lo tanto, presta atención a ese aspecto en función del tipo de entrenamiento. Es recomendable música más reposada para tiradas a ritmos más lentos y música más animada para exigirte más.

Los mejores estilos musicales para correr

Música dance

La música dance se usa mucho en gimnasios (la escucharemos mucho si vamos a clases de ciclo indoor y similares), porque, por un lado, es muy pegadiza y repetitiva y, por otro, tiene una dosis de motivación extra. Es una buena solución si quieres “desconectar”, subir el volumen y tener una dosis extra de adrenalina. Esta música está indicada para tiradas un poco más exigentes o cuando necesitamos motivarnos. Aunque pueden no ser la solución para series rápidas porque no siempre tienen ritmos altos. Por ejemplo, “Happy” de Pharrel Williams, tiene un BMP de 160.

Hip Hop / trap

Tanto los temas más comerciales como los más alternativos o puramente urbanos pueden ser un gran acompañamiento para tiradas largas. Si además, el artista o el disco que estás oyendo tiene un contenido interesante por sus letras, te acompañarán perfectamente. No son recomendables si quieres ritmos altos.

Música pop

Algo parecido pasa con la música pop. Pese a que podemos encontrar temas muy motivadores y aparentemente rítmicos, suelen marcarnos tempos más lentos, perfectos para ritmos más bajos. Por ejemplo, si nos vamos a los clásicos, “Twist and Shout” de los Beatles, tiene un BMP de 125, mientras que “Love me do” estaría en los 148, más adecuado para correr un poco más rápido. Si te preocupa mantener un ritmo constante, quizá este estilo musical no sea el más adecuado. Sí lo será si quieres rodar simplemente y no te importa que la música te vaya marcando ritmos distintos para hacer más variado tu entrenamiento.

Rock

El rock es el aliado perfecto para hacer series rápidas. Con Metallica en tus oídos, podrás batir los tiempos que te propongas. Gracias a su alto ritmo, las baterías y guitarras eléctricas de este estilo musical te pondrán al mejor ritmo para hacer tus series. Busca grupos más “metaleros” cuanto más rápido quieras ir, y otros más tranquilos si lo que buscas es una motivación para una tirada a ritmo “vivo”.

Música clásica

Por romper una lanza en favor de los estilos más melódicos, elegir piezas con tempos más lentos puede ser la elección perfecta para entrenar larga distancia. Uno de los efectos de la música con ritmos altos o machacones es que puede ser un poco agresivo para nuestro sistema nervioso. Si lo que queremos es entrenar nuestra capacidad de concentración, elegir música muy instrumental y con poca variación es una opción. Por otro lado, la calma de correr nos permitirá apreciar más los matices de las diferentes composiciones.

En cualquier caso, recuerda siempre hacerlo con seguridad y mantener un nivel de volumen que te permita reaccionar ante cualquier imprevisto en tu recorrido, más aún si tienes que cruzar carreteras o zonas con tráfico.



Tambien te puede interesar

La carrera ideal para el corredor popular
Mario Trota

En algunos casos son cuestiones quizá exageradas, deseos más bien utópicos o exigencias a un organizador que son difíciles o incluso imposibles de cumplir. Pero, ¿por qué no soñar? En un mundo idílico, ¿cuál sería nuestra carrera perfecta?

Correr te va a hacer un buen jefe
Chema Martínez Pastor

El running en la empresa es siempre una buena ayuda. Los jefes que corren tienen una serie de capacidades que, bien usadas, pueden hacer de ellos el líder que una empresa y un equipo de trabajo necesitan.

Y tú, ¿entrenas por la mañana o por la noche?
Gema Payá

Entrenar por la mañana, al iniciar el día, o por la tarde-noche, cuando se acaba. ¿Qué prefieres? Gema Payá nos cuenta su experiencia y analiza los pros y contras de cada opción.

Diario de un corredor: Maratón de San Sebastián
José Manuel Torralba

Queda poco para la maratón de San Sebastián, “una clásica” en el panorama maratoniano español. Si no la has corrido, aquí te cuento cómo me fue a mí para ver si te animas.

Las mas vistas

Crossfit para corredores running
Raquel Landín

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.

Ejercicios running en escalera
Raquel Landín

Siempre tienes una escalera a mano. Con unos ejercicios sencillos y básicos aumentarás la reactividad de tus tobillos, la fuerza y la velocidad. Dedícale unos minutos entre dos y tres veces a la semana y verás cómo notas muy pronto los beneficios.

Guía del corredor novato: la bolsa del corredor
Mario Trota

Participar en una carrera es un premio en sí mismo. Al menos así lo veo yo, y he participado en unas cuantas en los últimos años. Pero por suerte (o por desgracia), los organizadores nos han (¿mal?) acostumbrado y nos dan obsequios o detalles cada vez que nos inscribimos a una prueba.

4 pautas para comprar tus zapatillas
Jaime Villa

¿Te entra agobio cuando vas a comprar unas zapatillas por la variedad que hay? ¿Eres fan de las mismas desde hace años? Aquí te planteamos cuatro aspectos que deberás tener en cuenta la próxima vez que vayas a tu tienda.