¿Con quién no te irías a correr nunca?

Por carreraspopulares.com - 03/09/2018
No siempre más quiere decir mejor
No siempre más quiere decir mejor

Que correr es una actividad social ya pocos lo discuten. Empezamos corriendo en solitario, pero a medida que nuestra afición va creciendo, empezamos a encontrar gente con la que compartir nuestras zancadas, y nos encanta salir a correr con compañía. Es importante no dejar de disfrutar del running en solitario, pero cada vez nos gusta más eso de quedar con los compañeros y correr en grupo.

Pero otra cosa también es verdad: más vale correr en solitario que mal acompañados. No todo el mundo vale para acompañarnos a la hora de salir a trotar o de hacer un entrenamiento un poco más específico. ¿Con quién no saldrías a correr nunca?

Con tu jefe

Este es uno que sale en todas las quinielas (aunque hay honrosas excepciones). ¿Quién se arriesgaría a salir a correr con aquella persona de la que depende su futuro laboral? Es evidente que en pantalón corto todos somos iguales y que el running es un idioma universal. Pero es inevitable pensar que tu jefe aprovechará cualquier ocasión para preguntarte por cuestiones laborales, que es de lo último que queremo hablar cuando estamos corriendo. O que, aunque no lo haga, su presencia te recordará cosas del trabajo de las que te quieres alejar precisamente corriendo. Aunque, en el extremo contrario se encuentran aquellos que querrán aprovechar que comparten la afición con el jefe para ganar puntos. La duda, como siempre es: si corres más que tu jefe, ¿le ganarías en una carrera?

¿Un cuñado que corre? ¡Huye!
¿Un cuñado que corre? ¡Huye!

Con tu cuñado

Está casi demostrado científicamente que ningún cuñado corre. Pero si el tuyo lo hace, estamos seguros que no querrás compartir zancadas con él. Cuando hablamos de cuñadismo, no nos referimos solamente a cuñados/as con ese parentesco, sino a cualquier familiar (político o no) que, cada vez que sales a correr te dice “¿correr? Yo, ni para coger el autobús”. En definitiva, correr con tu cuñado sería una experiencia de las más marcianas que te pueden pasar corriendo, ya que tendrías que estar escuchando comentarios todo el tiempo sobre lo inútil que es correr o cuándo vais a parar a tomar una cerveza. En el extremo contrario, puede que tu cuñado sea corredor hace tiempo, en cuyo caso se iniciaría una competición en cada zancada por demostrar cuál de los dos es más rápido.

Con el vecino/a del portal de enfrente

A la hora de elegir compañeros de entrenamiento, muchas veces preferimos que no sean del entorno cercano. Lo que en principio es una comodidad (tener cerca a alguien a quien llamar para que te acompañe a correr) se puede convertir en un problema, sobre todo si decidís salir a correr juntos varias veces y se convierte en una costumbre. Todo bien, hasta el día en que no te apetece o quieres hacer otra cosa distinta a la que soléis hacer. A veces es necesario un poco de espacio para hacer lo que nos apetece en cada momento.

Con alguien que se acaba de apuntar a una carrera

Cuando nos acabamos de apuntar a una carrera que nos hace ilusión o que es un gran reto, tenemos que reconocerlo, no somos buenos compañeros de carrera. Un entrenamiento con alguien que se encuentra en esta situación puede acabar convirtiéndose en un monólogo contándote todos los detalles de la misma: cómo la va a preparar, cuántos kilómetros quiere hacer, cuál es su objetivo de carrera... No digamos ya si incluye viaje más o menos lejos. En cualquier caso, no sería una buena compañía, a menos que quieras a alguien que te entretenga todo el tiempo que estáis corriendo.



ARTÍCULOS RELACIONADOS

POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ


POR CARRERASPOPULARES.COM




1.486

Tambien te puede interesar

Todas las excusas que quieras para no salir a correr
Mario Trota

Hay días en los que salir a correr me da mucha pereza. Muchísima. A veces me ocurre durante una semana completa. ¿Cuál es el debate interno entre mi “yo corredor” y mi “yo perezoso en esos momentos?

Beneficios menos conocidos de correr
Javier Ullé

Correr es una de las mejores maneras de mantenerse en forma. Es excelente para tu físico, pero, ¿qué otros beneficios aporta? Además de los muy conocidos como, por ejemplo, perder peso o combatir el estrés, correr tiene un buen número de beneficios y aspectos que contribuirán a que tengas una mejor salud. Algunos de ellos nos son tan conocidos.

Buscando motivaciones para entrenar en tiempos de coronavirus
Pedro Fernández López

En un momento en el que no se celebran carreras populares, que marcan muchas veces el objetivo de nuestros entrenamientos, ¿dónde y cómo encontramos la motivación? Pedro Fernández nos da algunas ideas.

Guía del corredor novato: la sonrisa, siempre puesta
Mario Trota

Corremos porque nos hace felices. Y si la felicidad es un estado de ánimo positivo y alegre, ¿por qué no vamos a sonreír cuando hay algo que nos hace sentir bien? Correr con la sonrisa puesta, de hecho, hará que ese sentimiento se amplifique.

Las mas vistas

Plan para correr 10k en menos de 60 minutos
Tono Fernández

Un plan para aquellas personas que ya corren, pero que quieren hacer una carrera de 10 kilómetros en menos de 1 hora.

Maratón: 42.195 m.: ¿de dónde viene esa extraña distancia?
Luis Miguel del Baño

42.195 metros. Una distancia extraña. La tenemos más que marcada y grabada en la mente, pero, ¿de dónde proviene la mítica longitud del Maratón?

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

´Un entrenador personal te cambia la vida´
carreraspopulares.com

El cómico Leo Harlem encantado porque está cambiando su físico gracias a un personal trainer.