Los caprichos de... Carles Castillejo

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com

Carles Castillejo es historia viva de nuestro deporte. El 23 de abril de 2017 tuvo lugar su última participación en un maratón como profesional. Fue en el Edp Rock ‘n’ Roll Madrid Maratón & 1/2 y las calles de la capital madrileña fueron testigos de una nueva hazaña de este gran atleta. 2h15’05” fue su tiempo, que quedará como su último registro en una gran prueba, a la que volverá ya como atleta popular.

Su palmarés colma las aspiraciones de un atleta profesional y es para estar muy orgulloso al haber podido alcanzar tres participaciones en juegos olímpicos. El paso de Carles por los juegos de Atenas en 2004, Pekin 2008 y Londres 2012 marca también su evolución como atleta, pasando en sus primeras dos participaciones del 5.000 al 10.000 para, en los juegos londinenses, dar el salto a la que será su distancia para siempre: el maratón.

Precisamente, este aumento en el número de kilómetros de sus competiciones, nos cuenta, supuso un cambio en su forma de alimentarse. O, mejor dicho, en su relación con la alimentación. “Cuando yo empezaba a competir me sacrificaba más a la hora de comer. Hasta que no preparé el maratón me cuidaba bastante la dieta, porque tampoco entrenaba tanto y tenía que cuidarme. Pero con el maratón descubrí un filón, y es que podía comer lo que quisiera porque lo acababa quemando.” A la vista está que su “método” le fue muy bien, ya que se ha proclamado dos veces campeón de España de Maratón (Castellón 2011 y San Sebastián 2013), con una mejor marca de 2h10’09”.

Caprichos “gourmet”

Si hablamos de gustos culinarios, Carles Castillejo es único: “Un clásico para mí era la pizza con sobrasada y miel. La tomaba incluso el día antes de los entrenos fuertes y hasta me daba el capricho de alguna cerveza. De esta manera dormía muy bien y en el entrenamiento del día siguiente “volaba”.” Actualmente, Carles Castillejo dirige su propio grupo de entrenamientos junto con Nacho Cáceres y éste es, a buen seguro, uno de los consejos que traslada a sus atletas a la hora de afrontar sus competiciones. Es importante cuidarse, pero también lo es disfrutar con lo que uno hace, sea comer o correr.

Otro clásico que no falta en su dieta es el dulce: “Me encanta el chocolate. Me gusta tomar una onza después de cada comida. Lo usaba como premio después de haber completado los entrenamientos.”

Y por último, si hablamos de caprichos, Carles nos confiesa que “de vez en cuando alguna hamburguesa, ¿por qué no? Al acabar la temporada en verano, sobre todo en juegos olímpicos, el premio era irme a un McDonalds y tomarme un Big Mac. Era una manera de cerrar la temporada y decirle a mi cuerpo que podía relajarse, aunque fuera tomando algo que en principio no le debería sentar tan bien.”

Un super clase tanto dentro como fuera de la competición, Carles es el ejemplo de que, aunque hay que mantener una dieta equilibrada, necesitamos nuestros caprichos para mantener la moral alta.

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular


6.186

Articulos relacionados

Nutrición El desayuno de nuestros deportistas: Estela Navascués
Nutrición Paula González Berodia: El desayuno de nuestros deportistas
Entrenamientos Los rodajes largos

También te puede interesar

Reportajes Maratón olímpico de 1956: el ansiado oro de Alain Mimoun
Reportajes ¿Correr nos hace más guapos?

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud Fatiga tisular: ¿por qué debes fortalecer tus tobillos?